80 libros recomendados para el verano de 2016

Aquí va una selección de 'libros del verano'. Aunque esta etiqueta puede tener muchos significados

Lectores en la playa.

Lectores en la playa. / JORDI COTRINA

10
Se lee en minutos
Ernest Alós
Ernest Alós

Jefe de sección de Participación

Especialista en historia, cultura, literatura fantástica y de ciencia ficción, ornitología, lenguas, Barcelona

Escribe desde Barcelona

ver +

90 libros recomendados para el otoño 2016

Hace unos días, la librera Isabel Sucunza, de La Calders, exclamaba en Twitter:

Y vale, sí, es cierto, las listas de recomendaciones de lectura para el verano, año tras año, demuestran que el periodista cultural no tiene por qué ser menos propenso a la muletilla facilona que el colega de deportes que ve autobuses bajo la portería o habla del "favoritismo" del equipo que lo tiene todo para ganar una eliminatoria. Y efectivamente, en verano se pueden hacer muchas otras cosas además de refrescarse, y si insistes en rebajar la temperatura probablemente sea más efectivo el aire acondicionado o un helado de limón.

Pero.

Hay libros que son para el verano. Aunque eso signifique algo distinto para cada lector. Desconectar o reflexionar. Pasarse otras enfrascado o picotear. Y los lectores aún buscan quien les ayude a encontrarlos y también se lanzan a recomendarlos ellos mismos: este jueves se convirtió en trending topic la etiqueta #recomiendoestelibro (como reacción, al parecer, a la enésima encuesta del CIS que alerta de que el 40% de los españoles no lee nunca). Así que para el restante 60%, nosotros también tenemos nuestros libros recomendados

¿PERO QUÉ ES UN LIBRO DE VERANO?

Sin duda, tres títulos que cumplen todos los requisitos para la recomendación instantánea, con intriga, sin trabas para los lectores menos frecuentes pero con ganchos para quienes prefieren bajar la guardia y que les enreden a conciencia cuando están de vacaciones. Para entendernos, novedades que puedan satisfacer a quien le gustó 'La chica del tren'de Paula Hawkins (Planeta / La Campana) que por otra parte fue un libro del verano del 2015 y lo seguirá siendo del 2016. Son la última novela de Joël Dicker 'El libro de los Baltimore' (Alfaguara / La Campana) y dos novelas con protagonista femenina, 'La viuda', de  Fiona Barton (Planeta / Columna) y 'El método 15/33', de Shannon Kirk. En la primera, una periodista y un policía intentar descubrir qué sabía y qué no la viuda de un hombre muerto en accidente tras haber sido exculpado del asesinato de una niña. En la segunda, una adolescente embarazada secuestrada para robarle su hijo acaba resultando más peligrosa que sus captores.

Y POR SUPUESTO, ESTAMOS EN TIEMPO DE NOVELA NEGRA

Más que fresquito, gelidez cadavérica para todos los gustos. Negra escandinava con 'Secretos imperfectos', de los guionista de 'Bron/Broen', Hjorth y Rosenfeld. Para quien esté cansado de crímenes con nieve y poca luz, jazz y vudú en Nueva Orleans con 'Jazz para el asesino del hacha', de Ray Celestin (Alianza). O policías franquistas en la España rural de la posguerra en 'Aguacero', de Luis Roso (Ediciones B) y 'Soles negros', de Ignacio del Valle (Alfaguara), o guardias civiles que ya no lo son, liados en el despliegue de la OTAN en Afganistán ('Donde los escorpiones', de Lorenzo Silva, Destino), o un policía romano corrupto exiliado en los Alpes (vale la pena leer de un tirón los tres libros de Antonio Manzini sobre el inspector Rocco Schiavone publicados ya por Salamandra), o una española hija de la inmigración convertida en policía de Fráncfort ('Si no, lo matamos', en Grijalbo, la cuarta novela de la Cornelia Weber-Tejedor creada por Rosa Ribas), o la serie completa del policía parisino corto de talla de Pierre Lemaitre (la última, 'Camille', en Alfaguara y Bromera)... Y acabemos con dos clásicos: 'Una voz en la noche' (Salamandra / Edicions 62), el último caso (habrá más, tranquilos) del muy querido comisario Montalbano de Andrea Camilleri, 'Sangre en el Támesis', un nuevo caso de Wiliam Monk en manos de Anne Perry (Ediciones B).

SIGAMOS CON LO SEGURO: NOVELA HISTÓRICA

Y no nos faltan buenos títulos a los que acudir. Lindsey Davis ha rejuvenecido con la hija de Marco Didio Falco en 'Mater familias' (Ediciones B) y Santiago Posteguillo busca a La legión perdida (Planeta) desde el Éufrates hasta la gran muralla; prosigue la saga de vikingos y sajones de Bernard Cornwell ('El trono vacante', Edhasa), José Luis Corral narra el inicio de la dinastía española de los Austrias en 'Los Austrias. El vuelo del águila' (Planeta) y Javier Olivares su apogeo en 'Felipe' (Ediciones B). Aunque no estrictamente novelas históricas, también viajamos a otros tiempos y lugares con 'Els dies sense glòria', de Sílvia Alcàntara (1984), 'La danza de la serpiente' de Pilar Ruiz (el Santander de la Belle Époque, en Ediciones B), 'Un amor que destruye ciudades', de Eileen Chang (el cosmopolita Shangái de entreguerras, en Asteroide y Club Editor) y la violenta posguerra en el Mestrat ('La sega', de Martí Domínguez, en Proa).

AUNQUE LA HISTORIA NO TIENE POR QUE NECESITAR LA AYUDA DE LA FICCIÓN

Podemos profundizar, en lugar de sobrevolar ambientes y personajes, y disfrutar enormente, claro. Impresionante la inmersión en la historia de Roma de la premio Princesa de Asturias Mary Beard en 'SPQR' (Crítica). Aún tenemos cuatro propuestas más: 'Els Güell',  'Els Güell',de Andreu Farràs (Edicions 62), la 'Historia mínima de la guerra civil' de Enrique Moradiellos (Turner), la revisada historia de los republicanos que liberaron París ('La Nueve', de Evelyn Mesquida, Ediciones B) o el intento de enfrentarse con ecuanimidad a unos y otros nacionalismos de José Álvarez Junco en 'Los dioses útiles' (Galaxia Gutenberg).     

Y VIAJAR, POR QUÉ NO

Incluso las zonas turísticas permiten una visión alternativa, inteligente y en las antípodas del letargo reptiliano bajo el sol: lo demuestran Adrià Pujol con su 'Guia sentimental de l'Empordanet' (Pòrtic), Juan Villoro con su viaje al Yucatán antes de que se convirtiese en la Riviera Maya, en 'Palmeras de la brisa rápida' (Altaïr') o Manu Leguineche con su mítica casi vuelta al mundo, 'El camino más corto' (Ediciones B). Precisamente al viaje está dedicada la exposición del fotógrafo Toni Catany en La Pedrera y su hermoso catálogo, 'Toni Catany, d'anar i tornar'. ¿Más viajes, sin problemas de cancelaciones ni retrasos? Al Oriente Próximo ya desaparecido con dos cómics y una novela publicadas todas por Salamandra, 'El árabe del futuro', volúmenes 1 y 2, con la infancia de Riad Sattouf en la Libia de Gadafi y la Siria de los Asad (Salamandra), 'El piano oriental', el bellísimo viaje a una utopía musical de la libanesa Zeina Abirached (Salamandra) y el recuerdo de un Damasco multicultural de Rafik Schami en 'Sofía o el origen de todas las cosas'.Refrescante, al menos por el paisaje polar escogido, es la satisfactoria recuperación de El Corto Maltés por Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero en 'Bajo el sol de medianoche' (Norma).

EXPLORAR MENTES TORTURADAS

Bien, no es una actividad precisamente festiva. Pero sería imperdonable no utilizar el tiempo disponible para descubrir el que es uno de los grandes libros del año, 'Instrumental' (Blackie Books), el libro en el que James Rhodes narra una infancia arruinada por los abusos y una vida recuperada gracias al poder de la música. O la enfermiza metabolización del duelo a través de la cetrería de Helen McDonald en 'H de halcón'  (Ático de los Libros).

TAMBIÉN PODEMOS DESCUBRIR NUEVOS NOMBRES

Y aquí van cuatro propuestas. Desde la entusiasta recuperación de los cuentos dolientes de Lucia Berlin en 'Manual para mujeres de la limpieza'(Alfaguara / L'Altra) a nuevos nombres como Alicia Kopf (L'Altra), que va en 'Germà de gel' del polo norte de la exploración ártica al polo sur de la autobiografía,Mar Bosch, con su alegremente surreal segunda novela 'Les generacions espontànies' (Periscopi) o el brutal viaje de Marlon James a la Jamaica en que por poco Bob Marley muere a tiros en 'Breve historia de siete asesinatos' (Malpaso / Bromera). O ponernos al día con bibliografía de los grandes nombres que tienen novedad reciente, como John Irving con 'Avenida de los misterios' (Tusquets / Edicions 62), Don DeLillo con 'Cero K' (Seix Barral), Richard Flanagan con 'El camino estrecho al norte profundo' (Random House) o Julian Barnes en 'Germà de gel' Mar Bosch,'Les generacions espontànies' Marlon James 'Breve historia de siete asesinatos' John Irving'Avenida de los misterios' Don DeLillo 'Cero K' Richard Flanagan'El camino estrecho al norte profundo' Julian Barnes 'El ruido del tiempo' ">

UN LIBRO DE VERANO TAMBIÉN PUEDE SER UN JUEGO

Un libro para no leer. Para dejar vagar la mente coloreando (la moda del pinta y colorea relajante puede ser rutinaria o tener algún punto más creativo, como el 'Cuaderno de colorear Pablo Picasso' de Blune, 'Ciudades fantásticas', de Ediciones B, 'Colorea tu propio Van Gogh', de Edaf, o 'Mandala para relajarse pintando con El Bosco', de Ilusbooks, o 'El paraíso de las aves', de Blume) o para despertarla resolviendo problemas, sean de lógica, como las versiones para playa y para montañana del 'Quadern de vacances per adults' de Àngels Navarro (Columna) o la nueva edición del 'Cuaderno de vacaciones' de Blackie Books, con retos para modernillos nostálgicos como adivinar el poseedor de determinados peinados monumentales, responden un test sobre los grandes fracasos de taquilla o identificar helados viejunos. Y hay otras manualidades asociables a la lectura sin necesidad de desconexión mental: la 'Guía práctica del pan con tomate', 'Guía práctica del pan con tomate',de Leopoldo Pomés, o 'El tenis como experiencia religiosa' de David Foster Wallace (Random House).

CINCO PROPUESTAS PARA LOS MÁS JÓVENES

Para los pequeños (digamos 10 a 12 años) sin miedo. Dejémonos de aventurillas ñolas estilo 'Los Cinco': terror y monstruos mitológicos en la saga 'Pax' de Asa Larsson, de la que Destino lleva publicados ya los primeros cuatro volúmenes, o una introducción al mundo de la fantasía con 'Alcatraz contra los bibliotecarios malvados', de Brandon Sanderson (B de Blok). Y si sí están dispuestos a tender un puente con los gustos de sus padres, adelante con la antológica de '13 Rúe del Percebe' de Francisco Ibáñez (Ediciones B). Para los un poco más crecidos, una visión gráfica y extremadamente sintética de la guerra civil en su 80º aniversario, 'La guerra civil contada a los jóvenes' de Arturo Pérez Reverte (Alfaguara). 

QUEDARSE EN LA CIUDAD

Podríamos decir que igual que muchos deben quedarse en casa, literariamente también... dejémoslo, sería una excusa barata para recomendar algunos libros rabiosamente urbanos, barceloneses o de por aquí y que nos gustan. Allá van: 'Rayos' de Miqui Otero (Blackie Books), las historias de perdedores de   'Solo pido un poco de belleza', de Bru Rovira (Ediciones B), la reivindicación de cultura popular de Javier Pérez Andújar en 'Diccionario enciclopédico de la vieja escuela' (Tusquets) y el poemario de José María Fonollosa 'Ciudad del hombre', por fin completo. 

Y PUESTOS A VIAJAR, ¿POR QUÉ NO A OTROS MUNDO?

Dejemos escaparse al 'friki' que llevamos dentro, en el caso de que lo tengamos reprimido durante el resto del año. Y si lo tenemos en forma, pongámonos al día: la literatura fantástica y de ciencia ficción está en un momento de vitalidad editorial magnífico en España. Aquí va una selección con garantías. La majestuosa 'Elantris', de Brandon Sanderson (Nova), la incorporación de la épica china al mundo post-tolkieniano de Ken Liu en 'La gracia de los reyes' (Alianza-Runas), la precuela de de George R. R. Martin a 'Juego de tronos', 'El caballero de los 7 reinos' (Gigamesh), la altura literaria de Naomi Novik en 'Un cuento oscuro' (Planeta), dos viajes recomendadísimos a nuestro satélite, el juego de tronos altamente sexualizado en el subsuelo lunar de Ian MacDonald ('Luna', de Nova) y la apocalíptica 'Seveneves' de Neal Stephenson (Nova; por cierto, libro del verano para Bill Gates), los relatos inspiradores de 'El ministerio del tiempo', la colección completa de 'La patrulla del tiempo' de Poul Anderson (también en Nova) o la colección de cuentos de Neil Gaiman 'Material sensible' (Salamandra). 

UNO DETRÁS DE OTRO

Se ha creado una expresión para el consumo compulsivo de capítulos de serie, en atracones imparables: 'binge-watching'. Frente a este peligro evidente en tiempo de vacaciones que puede consumir horas y horas que podríamos dedicar a la lectura, es posible enfrentarle el 'binge-watching' literario.Coger una serie de libros y leer una tras otra, que para eso tenemos tiempo. ¿Propuestas? La serie completa, 'Todo Alatriste', de Arturo Pérez Reverte, (Alfaguara), las cuatro entregas de la tetralogía 'Dos amigas' de Elena Ferrante (Lumen / La Campana), o, en el otro extremo, dos experiencias que tienen más que ver con una maratón que con un atracón. Zambullirse en el yo de Karl Ove Knausgard (se ha publicado la cuarta entrega de su saga autobiográfica, 'Bailando en la oscuridad' (Anagrama / L'Altra) o viajar durante días y días por la historia reciente de los países de la antigua URSS escuchando las voces recogidas por la Nobel Svetlana Alexiévich en 'El fin del homo sovieticus' / 'Temps de segona mà' (Acantilado / Raig Verd), 'La guerra no tiene rostro de mujer' (Debate), 'Los muchachos de zinc' (Debate / Raig Verd) y 'La plegaria de Chernobyl' (Debate / Raig Verd).  

O AL REVÉS, LIBROS PARA SABOREAR A SORBOS

Noticias relacionadas

Ahora un capítulo, ahora un par de páginas, entre uno y otro una cabezada o un remojón. Y después otro pasaje memorable despertar la mente. Prueben con la 'Antologia de contes' de David Foster Wallace (Periscopi), el dietario ilustrado 'Ningú no ens espera'de Manuel Baixauli (también en Periscopi) o los cañonazos, más que dardos, que dan Ana Durante y Luis Magrinyà al uso perezoso y deficiente de la lengua castellana en 'Guía práctica del neoespañol' (Debate) y  'Estilo rico / Estilo pobre' (Debate). Y un diccionario, sí, por qué no. Prueben con la versión manual de la versión manual del 'Diccionari etimològic', de Joan Coromines (Ara) y verán que hasta la etimología puede ser para el verano.