Vana espera en Sijena

Las 97 obras provenientes del monasterio siguen en Catalunya tras vencer el plazo de entrega. El Govern aprobará hoy la salida de 53 de las piezas, mientras que las 44 restantes deberán esperar a ser descatalogadas

Parte de lo que fue dormitorio del Monasterio de Sijena adaptado para usos museísticos. 

Parte de lo que fue dormitorio del Monasterio de Sijena adaptado para usos museísticos.  / CHUS MARCHADOR PINILLOS

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / BARCELONA

ÚLTIMA HORA (26/7/2016, 14.00H). Las piezas depositadas en el MNAC ya están camino del Monasterio de Sijena.

Este lunes el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) y el Museu de Lleida han vivido una jornada calmada, como la de un lunes cualquiera en la que los centros están cerrados y el trabajo es de puertas para adentro. Expiraba el plazo de entrega dado por la juez de un juzgado de primera instancia de Huesca para cumplir la ejecución provisional de la sentencia que obliga a devolver a Aragón las 97 obras de arte provenientes del Monasterio de Sijena depositadas en los dos museos, pero las piezas no han salido de su ubicación. De hecho, el 'conseller' de Cultura Santi Vila ya avisó a principios de julio que se acataría la sentencia pero que no se cumplirían los plazos, pues se necesita tiempo para adaptar a la legislación catalana, con plenas competencias en temas de museos y patrimonio, la salida de los bienes.

Muy diferente ha sido la jornada en el Monasterio de Santa María de Sijena. Allí, técnicos de Patrimonio de Aragón, periodistas y políticos se han citado para mostrar por primera vez las instalaciones que se han adecuado para acoger las obras, y para esperarlas. De hecho han estado de guardia hasta el último momento en que expiraba el plazo de entrega. Que no se ha producido. Mañana martes realizarán un informe en el que constatarán que las obras no han llegado y reclamarán "todas las medidas", según Nacho Escuín, director general de Patrimonio, para asegurar su regreso. Algo que comparte Javier Lambán, el presidente aragonés, que ha insistido en esta idea: "Evidentemente requeriremos a la jueza para que ejecute la sentencia hasta sus últimas consecuencias", ha asegurado.

POLICIA JUDICIAL

Las últimas consecuencias son el envío de la policía judicial a los dos museos. Algo que ni la Generalitat ni las dos pinacotecas contemplan. A juicio de la Conselleria, que ha recordado que de pasar, no pasará inmediatamente, "sería insólito ya que no se trata de un tema penal, sería la primera vez en la historia que un juzgado manda a la policía por un tema administrativo". Hay quince supuestos días de cortesía, lo que sitúa el último plazo en agosto, un mes inhábil administrativamente hablando. Además, el martes el Consell Executiu se supone que aprobará la salida de las 53 piezas que custodia el Palau Nacional, las que no están catalogadas y no necesitan tantos trámites, y dará instrucciones al museo de cómo proceder para el traslado, que podría ser en breve. Algo que podría calmar los ánimos en Aragón. Muy diferente es el caso de las 44 obras que acoge el Museu de Lleida, estas están catalogadas y no se contempla su salida a corto plazo. Descatalogarlas no es fácil ni rápido.

Te puede interesar

100.000 EUROS EN MEJORAS

Pero en Sijena lo tienen todo a punto. La conservadora del Museo de Huesca, Ana Arnillas, ha mostrado una antigua sala de habitaciones de las religiosas habilitada teniendo en cuenta las medidas usuales de humedad y temperatura para la conservación de las obras. También se ha trabajado en el aislamiento, la iluminación y el pavimento, y se han instalado los armarios, planeros y peines necesarios para albergar las piezas. Mejoras en las que se han invertido 100.000 euros. El siguiente paso es trabajar en la futura exposición permanente. "El plan de musealización y visitas está previsto, pero no resuelto", a juicio de Escuín. De momento, el monasterio solo abre sus puertas los sábados al mediodía.