Ir a contenido

LA GRAN CITA DEL HEAVY Y EL HARD ROCK

Metal del norte en Can Zam

El Rock Fest Barcelona abrió su fiesta del rock duro con un teatral King Diamond y celebradas actuaciones de Blind Guardian, Michael Schenker y Kreator

Jordi Bianciotto

Concierto de MICHAEL SCHENKER  en el Festival de musica heavy y rock duro en Can Zam 

Concierto de MICHAEL SCHENKER  en el Festival de musica heavy y rock duro en Can Zam  / FERRAN SENDRA

Estreno del tercer Rock Fest Barcelona a todo trapo, este viernes en el parque de Can Zam, con más de 20.000 personas atentas a un cartel que miró al centro y norte de Europa, con el danés King Diamond y los alemanes Blind Guardian, Michael Schenker y Kreator, que se turnaron en los dos escenarios gemelos, el ‘Rock’ y el ‘Fest’. Si, también en eso es distinto este festival, que vive ajeno al dominio de las marcas.

King Diamond culminó la jornada, de madrugada, con un teatral espectáculo que citó a su antigua banda, Mercyful Fate, y recorrió su álbum ‘Abigail’ (1987). Cruces invertidas, levita de enterrador, un actor con aspecto de bruja de los bosques y un guión de ópera metálica con dramáticas inflexiones, del lirismo acústico al ‘speed’ oscurantista. Lució muy recuperado del infarto del 2010 y alcanzó los tonos más agudos, seguido de cerca por la corista, su esposa  Livia Zita.

EL FIN DE LA HUMANIDAD

Antes, power metal épico y medievalista con Blind Guardian, que fundió el material de su última obra, ‘Beyond the red mirror’, con clásicos como ‘Bright eyes’ y ese ‘The bard’s song’ con guitarra acústica folk, rumbo a un marcial ‘Valhalla’. Y el metal aún extremo, con ascendente ‘thrash’, de Kreator, siempre dispuesto a anunciarnos la buena nueva de la aniquilación global, de ‘Civilization collapse’ a un sofocante ‘Pleasure to kill’.

Entre ambas bandas, Michael Schenker, muy en forma y muy nostálgico, mirando a los primeros tiempos de su Group (‘Into the arena’, ‘On and on’, ‘Armed and ready’) y a sus hitos con Scorpions (‘Coast to coast’) y UFO (‘Doctor doctor’, ‘Rock bottom’) con casi la misma banda que en la temporada 1983-84: la voz (maltrecha) de Gary Barden, el bajo de Chris Glen y la batería de Ted McKenna, más el guitarrista–teclista Steve Mann. Ecos de los viejos días de gloria.