FESTIVAL DE VERANO DE BARCELONA

Jordi Casanovas se enfrenta a un criminal amnésico en 'Port Arthur'

Tras 'Ruz-Bárcenas', el autor y director vuelve al teatro-documento con una pieza, en el CCCB, basada en transcripciones de un interrogatorio filtradas por Wikileaks

Javier Beltrán (izquierda) y Dafnis Balduz, en una escena de ’Port Arthur’, en el CCCB, dentro del Grec, hasta el 24 de julio.   

Javier Beltrán (izquierda) y Dafnis Balduz, en una escena de ’Port Arthur’, en el CCCB, dentro del Grec, hasta el 24 de julio.    / DAVID RUANO

1
Se lee en minutos
Marta Cervera
Marta Cervera

Periodista

ver +

El autor y director Jordi Casanovas ('Pàtria', 'Vilafranca') participa por partida doble en el Grec. Esta semana estrena 'Port Arthur', una obra creada con transcripciones de un interrogatorio policial filtrado por Wikileaks. Estará en cartel en el CCCB hasta el 24 de julio. El dramaturgo también participa, como traductor y adaptador, en 'Yo Feuerbach' un duro texto de Tankred Dorts, dirigido por Antonio Simón.

Casanovas recomienda al espectador que venga sin tener muchas referencias sobre Port Arthur. "Mejor cuanto menos sepa. Todo lo ocurrido se va desvelando a medida que transcurre la obra". 

El culpable, que actualmente cumple prisión, nunca asumió su responsabilidad en lo sucedido. Las filtraciones de Wikileaks dejan claro que el objetivo de los dos policías, que lo interrogaron sin darle opción a tener abogado como marca la ley, era hacerle confesar el crimen. "El acusado podría ser cualquiera de nosotros. Todos somos capaces de hacer algo terrible. Mi intención es desdibujar al monstruo y descubrir quién era en realidad y demostrar que hay algo que no funciona en el ser humano", afirma Casanovas. 

SIMILITUDES CON EL TEATRO DE PINTER

Noticias relacionadas

"Hay pasajes del interrogatorio que me han recordado a las obras de Harold Pinter, aquellas donde hay una amenaza externa y un personaje pierde la memoria", declara Casanovas. El autor  ya se encargó de dar forma dramática a otro famoso interrogatorio en España en 'Ruz-Bárcenas'. Pero en esta ocasión se trata de un estilo diferente de teatro-documento. "Esta obra tiene un punto inquietante, en ella sobrevuela el terror, una fuerza oculta".

Todo un reto para Dafnis Balduz asumir el complejo rol de Martin Bryant, un hombre con una existencia normal hasta el 28 de abril de 1996. "Es impresionante comprobar lo absolutamente convencido que estaba de no haber hecho nada. ¿Cómo puedes no recordar algo así?", se pregunta Casanovas. Entre los policías que le interrogaban había división de opiniones. El inspector Warren (Manel Sans) cree que Bryant les tomaba el pelo. "Se hace el loco como estrategia de defensa", afirma Sans. En cambio, el inspector Paine (Javier Beltrán) considera posible que haya perdido la memoria debido al 'shock' provocado por lo ocurrido.  "El público deberá decidir", sentencia Casanovas.