Ir a contenido

EN LA RESERVA FORZOSA

España jubila a sus más ilustres cineastas

La industria audiovisual ha dado carpetazo a toda una generación de directores fundamentales

Uribe no consigue distribución, Colomo hace cine con dinero prestado mientras que Cuerda se desfoga en Twitter

Olga Pereda

Fernando Colomo, en una imagen del 2011, se ha reinventado personal y profesionalmente a sus 70 años. / JUAN MANUEL PRATS (JUAN MANUEL PRATS)

Fernando Colomo, en una imagen del 2011, se ha reinventado personal y profesionalmente a sus 70 años.
Cineasta fundamental de la Transición, Manuel Gutiérrez Aragón , que ahora es novelista, ingresó en la RAE el pasado enero. 

/

Son historia viva del cine español. Fueron los primeros espadas de una industria que, tras el franquismo, tuvo que reinventarse por completo. Fundamentales, transgresores y taquilleros. España no se entiende sin su filmografía. Pero, ¿dónde están hoy? En muchos sitios, salvo detrás de una cámara. Con las altas excepciones del hiperactivo Carlos Saura y del exitoso Emilio Martínez-Lázaro, los realizadores españoles más veteranos han ido optando por dar carpetazo al cine. O el cine (mejor dicho, la industria) les ha dado carpetazo a ellos. Muchos siguen teniendo guiones en un cajón. "Pero nadie te pide que abras ese cajón", sentencia José Luis Cuerda, que, a sus 69 años, es un venerable escritor, bodeguero y tuitero.

Imanol Uribe, que con 66 años es el más joven de esta generación de cineastas en la reserva, sí le han pedido recientemente que abriera el cajón. Y de ahí salió la arriesgadísima 'Lejos del mar'. Ahí es nada contar la pasión sexual entre un etarra que sale de la cárcel y la hija de una de sus víctimas. Uribe, cronista oficial de los 'años de plomo' en Euskadi y director que convertía sus películas en acontecimientos ('La muerte de Mikel', 'Días contados'...) no tiene hoy quien le estrene su última película. Lleva casi un año buscando distribución. Sin suerte.

LAS MEMORIAS DE CUERDA

Autor de un filme de culto como 'Amanece que no es poco' y de un éxito de taquilla como 'La lengua de las mariposas', José Luis Cuerda sentencia que nadie sensato puede dedicarse al cine ahora mismo. No hay manera de financiar las películas, se queja. La última que lleva su firma es del 2012 ('Todo es silencio') y, de momento, no habrá ninguna más. Sí que habrá libros. En el 2013 sacó a la calle 'Si amaestras una cabra llevas mucho adelantado', compendio de frases publicadas en Twitter, donde se desfoga y se ha revelado como un auténtico hacha (es el único de su generación que usa las redes sociales). El año pasado, Cuerda publicó su primera novela, 'Tiempo después'. Lo hizo de la mano de la editorial Pepitas de Calabaza, con la que piensa seguir editando libros sobre su filmografía (ya tiene unos cuantos) y, "a largo plazo", sus memorias. Es de suponer que en ellas explique cómo Woody Allen le escribió una carta para darle la enhorabuena por su cine y por su vino.

CON EL DINERO DE EMPRESARIOS AMIGOS

A sus 70 años, también Fernando Colomo se ha tenido que reinventar personal y profesionalmente. El autor de 'Tigres de papel' (retrato de los progres de la Transición que en 1977 llegó a estar seis meses en cartel) se ha divorciado, ha tenido que cerrar su productora tras declarar suspensión de pagos, ha sufrido una enfermedad (de la que está recuperado) y ha vendido su casa. Su última película es del año pasado: 'Isla bonita', humilde y preciosa cinta que pudo rodar gracias al dinero prestado por dos empresarios amigos, uno de ellos Marcos de Quinto (Coca-Cola). La buena noticia es que TVE acaba de comprar el filme, así que dentro de poco "quizá" vea algo de dinero.

A falta de platós en los que rodar, Manuel Gutierrez Aragón, de 73 años, es un ilustre miembro de la RAE, donde ingresó en enero. Hace ocho años, tras retratar el infierno de los amenazados por ETA en 'Todos estamos invitados', anunció que dejaba el cine. "Más vale que seas tú quien pone el punto final a que te lo pongan los demás". Fue a partir de ahí cuando se reconvirtió en autor de novelas. Publicó la primera, 'La vida antes de marzo, en el 2009 y conquistó el Premio Herralde. El año pasado, el que fuera cineasta fundamental de la Transición ('Maravillas', 'Demonios en el jardín'...) anunció que regresaría con un filme muy barato. Pero de ese proyecto nada se sabe.

UN PARÓN DE 11 AÑOS

De Gonzalo Suárez (81 años) no se puede decir que se ha reconvertido en novelista porque, en su caso, la escritura estuvo antes que el cine (su primera novela es de 1963). El último título de este cineasta intelectual que coqueteó con el periodismo deportivo es del 2007: 'Oviedo express'. Tampoco se ha vuelto a poner detrás de las cámaras el autor de una obra maestra como 'El desencanto' (1976), probablemente el mejor documental del cine español. Han pasado 11 años desde 'Camarón' y Jaime Chávarri está consagrado al teatro y la enseñanza.

Retirado en su Cantabria natal está Mario Camus (81 años), autor de la adaptación literaria más alabada del cine español, 'Los santos inocentes'. Un año después de estrenar su último trabajo, 'El prado de las estrellas' (2007), reconoció estar fatigado y sin mucha fuerza para sacar otra historia adelante. "El camino ha sido duro", sentenció. Para él y para todos. 

Woody Allen, Clint Eastwood y... Carlos Saura

No es necesario mencionar el milagroso caso de Manoel de Oliveira, que se mantuvo activo hasta los 105 años. La jubilación forzosa a la que están sometidos muchos de los cineastas españoles veteranos contrasta con la hiperactividad que mantienen, por ejemplo, dos colosos del cine norteamericano: Woody Allen, de 80 años (que sigue entregando una película al año), y Clint Eastwood, de 86. En España, el único caso similar que encontramos es el de Carlos Saura, autor de títulos fundamentales ('La caza') y ‘rara avis' que a sus 84 años continúa rodando películas y documentales, montando óperas y exponiendo fotos. El director que burló la censura franquista gracias a las métáforas, el renovador del género musical, reconoce, eso sí, que echa de menos productores como los de antes. Elías Querejeta solo había uno.

0 Comentarios
cargando