Ir a contenido

CONCIERTO

Amelie salta a la escena internacional

El quinteto catalán, que toca en Bikini este sábado, promociona la reedición de su primer álbum en inglés, 'Take the world'

SONIA ÁVILA / BARCELONA

El quinteto catalán Amelie.

El quinteto catalán Amelie.

El grupo Amelie toca las puertas de escenarios internacionales. Y lo hace por partida doble. Después de siete años de trayectoria y dos discos en catalán, la banda de pop rock grabó el año pasado su primera producción en inglés, 'Take the world', y en marzo lo reeditó con dos canciones en acústico y un nuevo vocalista. Se trata de 'Fuck the world', que produjeron con Warner Music en Los Ángeles (California) y ahora promociona por España. Este sábado el quinteto ofrece un único concierto en la sala Bikini de Barcelona, para continuar su gira por Zaragoza y Málaga. 
 
Con este disco, la banda rompe fronteras. Aunque aún no tienen una gira internacional, los músicos (Marcel Selva, Álex Pla, Albert Segú, Edgar Regi y Marc Montserrat) saben que el inglés les dará mayor proyección. Por eso el disco es su trampolín para saltar del escenario local al internacional. Incluso afirman que es una producción de más madurez musical: “Para nosotros era muy difícil encontrar un productor en España que entienda lo que nosotros queríamos hacer; no es que sea de mala calidad sino que teníamos que ir a California para grabar con el estilo de bandas que admiramos”, cuenta el vocalista Álex Pla. 

UNA VOZ NUEVA

Con la llegada de Marc Montserrat como nuevo vocalista, los integrantes de Amelie decidieron reeditar el álbum en inglés para imprimir el tono vocal a las canciones y que el público se familiarizara con él. “Nos preocupaba, más que si encajaba su estilo o no, era establecer una relación afectiva con él porque al final somos cinco amigos, no solo una banda”, refiere Selva. Los jóvenes coinciden en que la adaptación fue muy natural y en que la nueva voz imprime una marca propia.  
 
El disco cuenta con 13 canciones. Son composiciones que se clasificarían como pop rock, pero lo mismo tienen elementos del punk o el funk. La banda no tienen etiquetas y durante el proceso de  componer toman los sonidos que mejor expresan sus ideas. Es el caso de su primer sencillo 'I don’t wanna take it slow', que transita por el pop.
 
Tampoco siguen una estructura temática para la letra de sus canciones. Es cierto que en sus primeros discos había más referencias al amor hacia la mujer. A veces, confiesan, le cantaban a Amelie, su musa imaginaria. Pero ahora hablan sobre otras experiencias. Como en la canción 'Let it go', que cuenta cómo soltar cadenas emocionales que impiden crecer como persona. “Tratamos de hacer conexión con nuestro público”, señala Pla. 

UN 'HOBBIE' HECHO PROFESIÓN

El quinteto nació como un 'hobbie'. Los jóvenes, todos apasionados de la música desde niños, comenzaron a tocar juntos en el 2009. Lanzaron su primer disco 'Somiant desperts' en el 2011 y un año después, el segundo, 'És el moment'. Pla resume su historia: “Nos reunirnos como banda porque tenemos un común denominador que es un estilo musical marcado por la música de la costa californiana. Todos crecimos con esa movida, y se dio natural”. La banda no duda en volver a cantar en catalán, aunque su mirada está centrada en la escena global.
 

Temas: Música