Ir a contenido

entrevista con un fotógrafo de carreras de montaña

Jordi Saragossa: "No puedo decirle al corredor: 'No ha quedado bien, ¿puedes volver a pasar?"

Este joven catalán ha retratado a Kilian Jornet en las competiciones alpinas más importantes del planeta

Ignasi Fortuny

Kilian Jornet en una fotografía de Jordi Saragossa. / JORDI SARAGOSSA

Kilian Jornet en una fotografía de Jordi Saragossa.
Kilian Jornet y Jordi Saragossa en alta montaña.

/

Jordi Saragossa es uno de los hombres que más ha perseguido a Kilian Jornet en las carreras de montaña. Y el único que no le quería alcanzar o pasar, sino estar en el lugar y el momento preciso para retratarle con su cámara de fotos mientras disputaba estas extenuantes pruebas alpinas. Sus instantáneas han servido para mostrar al mundo las hazañas del atleta catalán en las competiciones de montaña más importantes del planeta. Desde hace cinco años, este joven viaja alrededor del mundo haciendo fotos de estas carreras extremas. Un trabajo complicado en el que ha podido reunir sus dos grandes pasiones: la montaña y la fotografía. Este domingo (17 horas) estará en el Utopia Photo Market para explicar su experiencia profesional.

De alguna manera, tu pasión por la montaña y la fotografía vienen de herencia...

Sí, desde pequeño mis padres me han llevado a la montaña. Veraneábamos en la Vall de Boí y la Vall d’Aran. Además, mi padre es un gran aficionado a la fotografía y siempre he tenido una cámara cerca. Tengo una foto en la que salgo con dos años con una cámara colgada del cuello. Apenas hablaba y ya iba haciendo fotos por la montaña.

¿Y cuándo pasa a ser una profesión?

Siempre busqué unir estas dos cosas. Me gustaba explicar historias con la cámara y en el 2010 le propuse a Kilian Jornet, a quien conocía anteriormente, contar con imágenes una carrera suya. Desde los entrenamientos hasta la meta. Fue un desastre, la carrera se canceló por mal tiempo. 

Pero eso se convirtió en una oportunidad.

Un año después, Salomon (marca que patrocina al corredor catalán) me llamó para que esta idea la llevase a cabo para ellos. Ahí se me presenta el trabajo soñado: con amigos, en la montaña y haciendo fotos.

¿Cuántas carreras cubres al año?

Una docena más o menos.

Repartidas por todo el mundo.

Sí, este año voy a Italia, Francia, EEUU, Turquía, Noruega…Tan solo dos son en España.

¿Recuerdas algún momento especial de estos años? 

El mejor recuerdo con Kilian es en el 2014 en una carrera en EEUU. Vivíamos en una cabaña a 4.000 metros de altura, sin agua y sin luz. Fue muy a la aventura, muy especial y, además, era la última carrera de la famosa lista que había hecho Kilian. La ganó con récord de la prueba.

¿Cómo preparas una carrera?

Lo ideal sería ir una semana antes de la carrera y analizar el recorrido a pie… pero el día a día lo permite hacer pocas veces. Normalmente llegamos uno o dos días antes de la prueba y no da tiempo.

Y entonces, ¿cómo lo haces?

A través del Google Earth miro el recorrido de la prueba sobre el mapa, donde están los sitios más interesantes, los kilómetros que hay andando, calculo el tiempo de paso que pueden hacer los corredores a los que sigo, cómo estará el sol en un determinado momento…. Con todo esto planifico donde me colocaré. Las opiniones de los corredores también cuentan.

¿Cuántas oportunidades tienes de fotografiar a un corredor?

En la mayoría de pruebas, en carrera, una vez. Generalmente hago la salida, me desplazo hasta el sitio escogido y luego los veo llegar a meta. Ellos van más rápido campo a través que tú con el coche. Hay carreras que puedo cubrir con helicóptero y, entonces, es más fácil...

¿Cómo te preparas físicamente?

Salgo a correr, hago montaña… pero porque me gusta, no lo hago pensando en que es un entrenenamiento. Pero sí, tienes que estar fuerte.

¿Cuántos kilos pesa la mochila con el equipo fotográfico?

Depende de la carrera, entre 8 y 10 kilos. 

¿Qué es lo más complicado de tu trabajo?

Que tienes una oportunidad. Es una carrera, no puedo decirle al corredor: 'No ha quedado bien, ¿puedes volver a pasar?'. A esto se le añade que muchas veces es de noche, hay que trabajar con 'flashes', no reconoces a los corredores... Y las condiciones meteorológicas de la alta montaña.

¿Cómo es una buena foto de una carrera de montaña?

Tiene que haber un buen paisaje detrás, estamos en la montaña. Y que la imagen transmita cómo ha sido la carrera para el corredor.

¿Te ves haciendo otro tipo de trabajo como fotógrafo?

No. Pero tengo claro que un día esto se acabará. Cada vez hay más fotógrafos aficionados que ofrecen gratis sus fotos, de una calidad mucho más baja. Y muchas carreras están dispuestas a perder calidad en las imágenes si les salen gratis. Toda esta ‘competencia desleal’ que está habiendo en este ámbito hará que esto acabe algún día.

*Las imágenes que aparecen en este texto son de Jordi Saragossa.

0 Comentarios
cargando