Ir a contenido

El asalto del cine español

La industria rematará el 2016 con una batería de películas que pondrán el broche a un año excelente

Raúl Arévalo, Mar Targarona, Rodrigo Sorogoyen apuestan por el 'thriller' mientras que Alberto Rodríguez rescata la figura de Paesa

Olga Pereda

Fotograma de Un monstruo viene a verme, con la que J. A. Bayona cierra la trilogía sobre las relaciones madre-hijo.

Fotograma de Un monstruo viene a verme, con la que J. A. Bayona cierra la trilogía sobre las relaciones madre-hijo.
Fotograma de Zipi y Zape y la isla del Capitán, de Oskar Santos. 

/

En el cine español, 2016 ha sido un año para sacar pecho. La recaudación de las producciones hechas entre nuestras fronteras (36 millones de euros desde enero hasta abril) han doblado la cifra registrada en el 2015. Puede que una de las películas más esperadas, la 'Julieta' de Almodóvar, haya pinchado, pero 'Palmeras en la nieve', 'Ocho apellidos catalanes', 'Cien años de perdón' y, sobre todo, el fenómeno 'Kiki, el amor se hace' han conseguido tirar como jabatos de la taquilla. Con un optimismo en el ambiente que hace años no se veía, la industria está preparada para rematar el año con todo un asalto de títulos, que continuará a principios de 2017 con el aterrizaje en salas de los autores.

EL 'THRILLER' DE LOS NOVELES

Tras coquetear con el corto, el actor Raúl Arévalo  ('La isla mínima') se ha puesto el traje de director. Y lo ha hecho un 'thriller' dramático en el que hay odio, rencor y rabia: 'Tarde para la ira'. Consciente de que "hay que hablar de lo que se conoce", el realizador novel ha situado la historia de un expresidiario (Luis Callejo) en ambientes que le son muy familiares: barrios de periferia, pueblos de Castilla y bares de serrín en el suelo en los que se juega al mus. También por el 'thriller' se ha decantado la directora, productora y actriz barcelonesa Mar Targarona ('Muere mi vida'), que recupera para el cine a Blanca Portillo en el papel de una madre que decide tomarse la justicia por su cuenta en 'Secuestro'. Mientras, Rodrigo Sorogoyen no es debutante, pero tras auparse como rey del 'indie' con 'Stockholm' ha fichado por la 'major' Warner, que distribuirá 'Que Dios nos perdone', otra dosis de cine negro donde dos controvertidos policías intentan dar caza a un asesino en las calles de Madrid.


LA CONSAGRACIÓN DE ALBERTO RODRÍGUEZ

Uno de los títulos más esperados del año tiene nombre de espía: Francisco Paesa. ¿Qué sabemos de él? Casi nada. Para empezar, ¿está vivo? Alberto Rodríguez, que arrasó en los Goya con la sobresaliente 'La isla mínima', está ahora en pleno montaje de 'El hombre de las mil caras', una película "no tanto de espías sino de mentirosos y timadores", una ficción basada en hechos reales por la que desfilará, además del controvertido agente secreto (interpretado por Eduard Fernández), otro de los nombres más polémicos de los años 90: Luis Roldán.


LAS ADAPTACIONES

J. A. Bayona nos hará llorar, y de qué manera, con 'Un monstruo viene a verme', drama fantástico basado en la novela de Patrick Ness que narra la historia de un niño de 12 años que trata de hacer frente a la enfermedad de su madre con la ayuda de un monstruo que viene a visitarle por la noche. Bayona cierra así la trilogía sobre las relaciones maternofiliales que inició con 'El orfanato' y continuó con 'Lo imposible'. Otra adaptación, aunque esta tendrá que esperar al 2017, es la de 'El guardían invisible', 'thriller' en el que Fernando González Molina (director de la taquilla 'Palmeras en la nieve') traslada la primera entrega del fenómeno literario superventas 'Trilogía del Baztán' (Dolores Redondo) con un reparto encabezado por Marta Etura y Elvira Mínguez.


COMEDIA Y PÚBLICO FAMILIAR

'Cuerpo de élite' (que sigue explotando los tópicos regionales esta vez a cuenta de las policías autonómicas), no es la única comedia que huele a taquilla. Si alguien tiene la habilidad de meter gente en un cine es Nacho G. Velilla ('Fuera de carta', 'Perdiendo el norte'), que en 'Villaviciosa de al lado' narra cómo el gran premio de la lotería cae en el puticlub de un pueblo. Mientras, María Ripoll también estrenará su nueva película, 'No le culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas', con el ánimo de imitar el éxito de taquilla de su anterior trabajo, 'Ahora o nunca'. Lo mismo hará Oskar Santos con 'Zipi y Zape y la isla del Capitán' después de que la primera entrega ('El club de la canica') fuera la cinta española con más espectadores del 2013.


LOS AUTORES

2017 es el año de los autores. Pablo Berger, que deslumbró con una 'Blancanieves' muda y blanca y negra, apuesta ahora por una "comedia hipnótica" titulada 'Abracadabra' y protagonizada por Antonio de la Torre. Mientras, Álex de la Iglesia encierra España en una tasca en la que es, a su juicio, su mejor película. 'El bar' cuenta la historia de un grupo de personas absolutamente heterogéneo que desayuna en un café en el centro de Madrid. Uno de ellos tiene prisa y al salir por la puerta recibe un disparo en la cabeza. Nadie se atreve a socorrerle porque están atrapados. Violencia, y mucha, habrá también en oro, el regreso al cine de Agustín Díaz Yanes ('Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto'), que traslada a la gran pantalla 'Oro', una historia inédita escrita por Arturo Pérez Reverte, la de unos conquistadores españoles del siglo XVI que solo tenían "sus armas, sus cojones y sus compañeros" para desembarcar en el nuevo continente y conseguir forrarse de oro. En esta lista debería estar Imanol Uribe. El cronista oficial de los años de plomo en Euskadi cierra su filmografía etarra con 'Lejos del mar', la controvertida historia de un exmiembro de la banda que se enamora de la hija de una de sus víctimas. La película se vio en el festival de San Sebastián, pero su estreno se ha pospuesto varias veces. ¿Será 2017 su año?

0 Comentarios
cargando