Ir a contenido

LA GRAN CITA 'INDIE' DE BCN

Radiohead: angustia para las masas en el Primavera

La banda británica caminó en equilibrio entre experimentación y 'hits' en su actuación en el Parc del Fòrum

Jordi Bianciotto

Thom Yorke, en el concierto de Radiohead en el Primavera Sound 2016

Thom Yorke, en el concierto de Radiohead en el Primavera Sound 2016 / FERRAN SENDRA

La posible contradicción de representar la quintaesencia alternativa y actuar en un recinto multitudinario, abonado para el ‘grandes éxitos’, la resolvió Radiohead con dignidad. Un concierto en dos etapas que le mostró comprometido con su presente y orgulloso de ese cancionero tan deseado por la, digamos, ‘generación Primavera’.

El temario del reciente ‘A moon shaped pool’ se concentró al principio, calmando los impulsos más lúdicos. Las nuevas canciones no abren horizontes, pero a través de la secuencia que va de ‘Burn the witch’ a ‘Ful stop’ la banda trabajó con eficiencia en ese territorio en el que cierto exhibicionismo emocional casa con ambientaciones elaboradas y cambiantes, buscando el contraste extremo, entre el punto de luz ensoñador (difícilmente perceptible si estabas situado a una distancia media del escenario: ¿por qué el volumen estaba tan bajo?) y un rock cósmico poco complaciente.

La segunda mitad del ‘set’ ya se decantó por un guión más festivalero: citas a ‘OK computer’ (de ‘No surprises’ a ‘Karma police’, con su épica final, y de ahí al guitarreo de ‘Paranoid android’) y a ‘Kid A’, una desatada ‘Bodysnatchers’ en fricción con la sigilosa ‘Street spirit (Fade out)’, y hasta un bis no previsto con ‘Creep’. Radiohead, dando al gran público lo que quería sin traicionar su esencia. 

0 Comentarios
cargando