Ir a contenido

«¡Antes me arranco los ojos!»

Ferran Monegal

Gerard Piqué (Albert Mèlich, Crackòvia, TV-3) pasó del Madrid.

Nos decía el Gerard Piqué de 'Crackòvia' (Albert Mèlich, TV-3) que no pensaba poner ni una sola imagen de la final de la Champions porque: «Los culés se arrancarían los ojos antes que ver un solo video de la victoria del Real Madrid». ¡Ah! Es una pincelada oportuna. Desde algunos sectores minoritarios se han alzado voces protestando un poco porque consideran escaso el seguimiento que hizo en TV-3 de la marcha triunfal del Real Madrid por Cibeles y por el Santiago Bernabéu. Hombre, sobre estos temas de religión pura y dura permítanme que sea prudentísimo. TV-3 tenía los derechos del partido y lo emitió con mucha devoción. También hizo un 'avantmatch' y un 'postmatch' razonablemente cumplidos. Pedirle que al día siguiente hiciera también un despliegue colosal siguiendo el glorioso desfile de los merengues por la Villa y Corte, sería como exigirle al Papa Francisco que construyese un altar en la Capilla Sixtina dedicado al Dios hinduista Krishna. Ya les he dicho que con esto de las creencias religiosas hay que ir con mucho sigilo. Todo el mundo sabe que la religión mayoritaria en Catalunya es la blaugrana. No pretendo en absoluto ningunear al colectivo merengue que también existe, pero es probable que si se hubiera hecho un sondeo sobre las 1.853.000 personas que vieron la final en Catalunya, ya fuera por TV-3 o por A-3, es probable, repito, que descubriésemos que una notable mayoría anhelaba que ganase el Atlético de Madrid. ¡Ah! Las devociones de los feligreses son curiosísimas. De ahí la decisión del Piqué de Crackòvia de no poner ninguna imagen de la victoria merengue. Hombre, puede entenderse como un escapismo. Algún gag, algún sketch, cabía. Pero comprendámosle: quería evitar que la audiencia se arrancase los ojos de cuajo, y se quedase ciega más de media Catalunya.

VASILE CONTRA TEBAS Y ROURES .- Andanada en T-5 contra Javier Tebas, presidente de la Liga de fútbol, y contra Jaume Roures. En forma de documental (Juegos de poder), y durante 55 minutos les han lanzado perdigonadas de grueso calibre acusándoles de estar conchabados y de haber montado un fabuloso chiringuito en beneficio propio y a costa de los clubes. ¡Ah! Es la venganza de Paolo Vasileil grande capo de T-5,contra Tebas por el escaso minutaje de los resúmenes de los partidos. Y contra Roures por decir: «Nosotros no hacemos ni 'GH' ni 'Sálvame'. Nosotros respetamos al público».

0 Comentarios
cargando