'VIBRACIONS PROHIBIDES'

Del "homosexualista" Dylan al "mal coito" de Bowie

Una exposición muestra en el Born los absurdos de la censura franquista contra la música pop y rock en los años 60 y 70

El censor sí autorizó el 'Get on your knees' de Los Canarios como muestra de la dominación del macho español sobre la mujer inglesa

En la portada española, la chica que baila con Richard Anthony es engullida por un extraño ectoplasma. 

En la portada española, la chica que baila con Richard Anthony es engullida por un extraño ectoplasma. 

7
Se lee en minutos
ERNEST ALÓS / BARCELONA

Hubo un tiempo en que el disco 'Blonde on blonde' de Bob Dylan corría el peligro de ser vetado en España por "homosexualista", los ingenieros de sonido debían borrar los gemidos de 'Je t'aime, mais non plus', el 'Cortez the killer' de Neil Young debía traducirse como 'Cortez, Cortez' y un pitido borraba la alusión al 'The Father, Son and the Holy Ghost' de 'American Pie'. La Setmana de la Cultura Prohibida, que en su segunda edición en el Born ha puesto el foco en la censura musical, ofrece un viaje a esos tiempos, cómico e inquietante a la vez, con la exposición 'Vibracions prohibides', abierta hasta el 28 de agosto. Una versión interactiva (preparada para pasarse una buena media hora con los auriculares en la cabeza y otra media comparando las portadas originales y las autorizadas) del libro de Xavier Valiño 'Veneno en dosis camufladas' (Ed. Milenio). 

"Nos parece absurdo e hilarante y nos hace echar unas carcajadas, pero nos recuerda también que nuestras libertades están sujetas al capricho del gobernante de turno", explica Valiño. Y también que ese tardofranquismo amable no lo fue tanto. El libro fue a su vez fruto de su tesis doctoral, en la que reveló cómo precisamente en los años 60 y 70, cuando la censura se relajaba en otros ámbitos, fue cuando se aplicó con más dureza en la fonografía, convertida por primera vez en un fenómeno de masas. De las listas de canciones no radiables por motivos morales (en la primera entró 'Bésame mucho') se pasó a partir de 1966 a la censura de portadas, canciones y letras impresas, con cuatro censores haciendo literalmente horas extras, cazando con su precario inglés alusiones al sexo, las drogas o la militancia revolucionaria ya fueran evidentes, camufladas o imaginarias. Sus informes, que Valiño extrajo del Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares, son auténticas joyas, y aquí van algunas de las más resplandecientes.

UN PITO EN MEDIO DE 'AMERICAN PIE'

Solo en tres ocasiones, que le consten a Xavier Valiño, la censura optó por superponer un pitido a las expresiones que consideraba indeseables. Además de Johny Cash y Pat Donovan, también fue víctima de esta práctica la versión en 'single' de 'American pie'. Cuando Don McLean enumera a los tres hombres que más ha admirado, 'The Father, Son and the Holy Ghost', es decir, The Big Bopper, Ritchie Valens y Buddy Holly, los tres músicos que se estrellaron "el día en que la música murió", el censor entró en crisis con la metáfora trinitaria. Un pitido inclemente se encarga de suprimir la blasfemia.

DICE "PUTA", A MÍ NO ME ENGAÑAS

Las discográficas, recuerda Valiño, en ocasiones intentaban engañar al censor edulcorando las transcripciones de las letras que les enviaban. A veces colaba, otras no. De 'Never been sold before', de Alice Cooper, dice el censor: "En esta canción no se puede hacer concesión a la palabra 'whore' que significa 'puta', nada más. Dice el texto: 'no puedo volver a ser tu vil puta', y no 'vil mujer' como dice la benigna traducción que manda la casa discográfica".

'CECILIA', "HACIENDO EL AMOR (FÍSICO)"

La censura actuó únicamente en la contraportada de 'Bridge over troubled water'. El título del disco de los tan formales Simon and Garfunkel se desplazó en la contracubierta de tal forma que se solapase y ocultase la estrofa de 'Cecilia' que el censor encontró inconvenientemente adúltera (el narrador se levantaba de la cama tras un encuentro con Cecilia, se lavaba la cara y, al volver, encontraba el lecho ocupado por otro). Para enfatizar la gravedad de lo censurado, en el expediente se introdujo un inciso aclaratorio a la traducción de los versos 'Making love in the afternoon with Cecilia / up in my bedroom'; "Haciendo el amor (físico) por la tarde con Cecilia arriba en mi cuarto".

LAS MUJERES NO PUEDEN TENER PELOTAS

El cantante de AC/DC Bon Scott escribió 'She's got balls', una canción de amor conyugal a su mujer, en vías de separación pero que había tenido el coraje de no moverse del lado de su cama cuando quedó en coma por un accidente. "Sencillamente es una expresión malsonante, porque aunque se puede entender como que es una chica valiente, en realidad lo que dice es que tiene 'pelotas', lo cual significa en el argot corriente que 'tiene c...'. Creo mejor denegarla".

CON EL HOMBRE ESPAÑOL NO SE JUEGA...

Aretha Frankin topó con la censura con 'Mister Spain'. "Tanto por el nombre como por el contenido es una personificación de España. Hay frases sibilinas. Mientras continúe el equívoco de nombrarse dicho señor 'Mister Spain' sigue siendo denegable". Lo de sibilinas iría por ese par de naranjas de la letra, pero de convertir al yonki de la letra en una personificación del país...  

...PERO CON LA MUJER INGLESA, SÍ

En 1968, Teddy Bautista ya hacía gala de un descaro considerable. El censor frenó 'Get on your knees', de Los Canarios. "Arrodíllate, nena, y reza, reza, reza por tu amor" era una imagen sexual bastante obvia. Pero Bautista consiguió darle la vuelta al tema apelando al honor herido del macho hispánico. Según él, la canción iba dirigida a una novia inglesa de sentimientos hispanófobos, a la que un varón español humillaba poniéndola de rodillas. Coló. 

DEL AMOR PATERNAL A LA PEDERASTIA

El suspicaz censor creyó que en 'Memphis Tennessee', de Chuck Berry, con la historia de un padre que intenta hablar con su hija a pesar de los inconvenientes que interpone la madre, le estaban colando algo más sórdido. "De contenido amoroso dirigida a una niña de seis años. Si quien canta es un niño, la canción es inocente, pero si quien canta es un joven, la canción es denegable".

EL "MAL COITO" DE DAVID BOWIE

El corte 'Cracked actor' del disco 'David Live' cayó fulminado por su contenido "obsceno". A la hora de poner un ejemplo, el autor del parte de la censura hizo una traducción más bien forzada de los versos finales de David Bowie. El 'You sold me illusions for a sack full of cheques / You've made a bad connection 'cause I just want your sex' se convirtió en "Me vendiste ilusiones por un saco de cheques. Me has hecho un mal coito, porque yo necesito tu sexo".

UNA PRINCESA NO VUELVE A CASA DE MADRUGADA

El grupo español Doctor Pop tuvo que volver a grabar íntegramente su single 'Sofía'. La protagonista de la canción salía de noche y volvía a casa sola de madrugada. En 1975, con la sucesión de Franco a la vista, no se podía jugar con el buen nombre de la esposa del príncipe Juan Carlos. La canción se convirtió en 'Lucía'.

SER VIRGEN NO ES RARO EN ESPAÑA, OJO

Una de las canciones de la banda sonora de 'Hair' se encontró con unas objeciones insperadas. Hablaba de una "virgen de 16 años". ¿Cuál es el problema? Es necesario viajar a la mente retorcida del censor para entenderlo: "Debe suprimirse porque supone una mentalidad según la cual no hay apenas muchachas vírgenes y puede contribuir a crear ese mismo ambiente en nuestra patria".

NO ENTIENDO LO QUE DICE, PERO POR SI ACASO

El verbo explícito era peligroso. Pero si el censor no entendía por dónde iban los tiros, podía aplicar no la censura previa, sino la censura preventiva. De 'Escape-Ism', de James Brown, escribió: "Como su título indica es canción de evasión, de lenguaje ambiguo y deshilvanado, que no quiere decir nada y que puede decir todo lo que se le ocurra a quien lo escucha". Al examinar 'Diddyboppin', de The J. Geils Band, el censor confiesa que no ha encontrado la expresión en ningún diccionario, pero que le parece "sospechosa" por el contexto. "A algunos les gusta suave, a otros duro. A algunos les gusta enterrarlo en su patio trasero...", decía la letra. Ahí estuvo sagaz.

MIGUEL RÍOS Y EL CATALÁN: LENGUA, NO IDIOMA

Un incunable: el 'single' de Miguel Ríos en que cantaba en catalán 'La guitarra' y 'Germans'. El problema estaba en el texto adjunto, donde se podría interpretar que hablaba del catalán como de un idioma. Pero, como según la RAE un idioma es "la lengua de un pueblo o nación", se tuvo que modificar el texto para calificar el catalán no como idioma sino como... lengua. 

"ATACA A LA CENSURA, NO EN CUANTO CENSURA"

Noticias relacionadas

Y para acabar. Algún atrevido productor discográfico se animó a enviar a censura la canción de John Mayall 'Mr. Censor'. Hay que ser inconsciente. La letra acabó con una equis que la anulaba del principio al final. Ofuscado, el censor no acertó a expresarse muy claramente: "Canción ligera, que ataca a la censura, no en cuanto censura, sino por limitar lo censurable. De todos modos para España resulta impropia". 

Beach Boys y "los grupos USA drogadictos del lumpen"