Ir a contenido

CITA CON LA HISTORIETA

Del Dakar a 'Transformers'

'Viñetas sobre ruedas' abandera las múltiples exposiciones que ofrece el Salón del Cómic

Anna Abella

Uno de los flamantes vehículos que figuran en la exposición del Salón del Cómic ’Viñetas sobre ruedas’. / JUAN MIGUEL MORALES

Uno de los flamantes vehículos que figuran en la exposición del Salón del Cómic ’Viñetas sobre ruedas’.
Una Harley Davidson real ante una reproducción de viñetas, con Lobezno sobre una similar, en la exposición ’Viñetas sobre ruedas’ del Salón del Cómic. 

/

Por una puerta del palacio 1 de Fira Montjuïc entra un Seat 600 blanco, por otra un 850 Spider azul eléctrico... Se dirigen hacia la zona donde ya esperan, perfectamente aparcados entre viñetas gigantes una veintena de coches y motos. Son los preparativos de la gran exposicion temática del Salón del Cómic de este 2016, ‘Viñetas sobre ruedas’. En el centro domina un gran camión y un Chevrolet Camaro amarillo, con sus preceptivas rayas negras en el capó, que evocan a los personajes de ‘Transformers’. Más allá, un auténtico sidecar del Ejército alemán, como el que llevaba Indiana Jones en ‘La última cruzada’, con su casco de camuflaje y todo. En el otro extremo, cuatro imponentes motocicletas que han visto bajo sus ruedas las arenas del Dakar conducidas por cuatro ‘cracks’ del motor: Juan Porcar, Nani Roma, Laia Sanz y Marc Coma

270 OBRAS

Es indudable que este salón llega rodando. No faltan, señala Antoni Guiral, director de contenidos del festival, un Cadillac descapotable como el de ‘Blacksad’ (aunque no pudo ser amarillo, como el de la obra de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido, ganadora del Nacional de Cómic, sino color crema), un Delorean como el de ‘Regreso al futuro’, una brillante Harley Davidson, como la que lleva Lobezno, o un Honda 5800 como el de Spirou. Todo este parque de vehículos, muchos cedidos por coleccionistas, arropan a las 270 obras que forman la exposición, el 80% de ellas originales, que recorre la relación del mundo de las viñetas con coches, motos y bicicletas, repartidos en temáticas como el género negro, la aventura, la fantasía, el humor, las carreras o los superhéroes. Algo más allá, sorprende una reproducción visual a gran tamaño de una máquina-bicicleta de ‘Los inventos del TBO’ y toda una concentración de coches de la España de la época que aparecían en los tebeos de Bruguera, como un Seat 1430 o un 600. 

Además de este gran polo de atracción, en el palacio 2 se concentran la mayoría de las otras exposiciones del Salón. Además de la de homenaje a Ibáñez e ‘Ilustr@’, sobre las nuevas generaciones de ilustradores, la oferta brilla con ‘Ellas tienen superpoderes’ (con superheroínas y heroínas como Batgirl, Aurora West, Catwoman o Elektra), con una sobre el plurilingüismo de Tintín y otra en recuerdo al desaparecido dibujante Luis Bermejo

De tristemente rabiosa actualidad destaca ‘Novelas gráficas comprometidas’, que prueba el compromiso de los autores españoles con su entorno social, económico y político. Esta muestra se divide en secciones temáticas como los indignados, la corrupción, la emigración y el racismo, los desahucios, la indigencia o la solidaridad. Cada apartado lleva un texto introductorio que firman, entre otros, la periodista Ana Pastor y el activista social David Fernández

Las superheroínas y el cómic comprometido también forman parte de la oferta expositiva

No faltan en ella obras recientes, como ‘Presas fáciles’, sobre las preferentes, que Miguelanxo Prado presenta en el Salón; ‘Aquí vivió’, sobre desahucios, de Isaac Rosa y Cristina Bueno, o ‘Barcelona. Los vagabundos de la chatarra’, de Jorge Carrión y Sagar Forniés (nominada a los premios del Salón). Junto a ellas, obras aún por publicar (será este 2016) como '¡Gran Hotel Abismo’, de Marcos Prior y David Rubín, y piezas que se remontan hasta cinco años atrás pero que siguen absolutamente vigentes, entre ellas, de ‘¡No os indignéis tanto!’, de Manel Fontdevila, de las obras colectivas ‘Yes We Camp!’ y ‘Revolution Complex’, de ‘15-M. Voces de una revolución’, o los libros de Miguel Fuster, donde el dibujante contó su propia experiencia cuando se quedó sin casa y tuvo que vivir en la calle varios años. 

Entre las de los ganadores de los galardones del 2015, la del Gran Premio a Enrique Sánchez Abulí, guionista de ‘Torpedo’; la de ‘Las Meninas’, de Santiago García y Javier Olivares, en colaboración con el MNAC y el Prado, o la del artista revelación, Miki Montlló. Todo un mundo, de cómic, en el que perderse.