Ir a contenido

SALÓN DEL CÓMIC 2016

Ilustradores 2.0

La exposición 'Ilustr@' reúne la obra de 15 jóvenes artistas que usan las redes sociales como escaparate de su trabajo

Natàlia Farré

Uno de los óleos de Paula Bonet que se exhiben en la muestra Ilustr@.

Uno de los óleos de Paula Bonet que se exhiben en la muestra Ilustr@. / periodico

Los hay que se sienten más pintores que ilustradores, como Paula Bonet que, aunque no abandona el cartelismo, necesita darle al pincel y al óleo tanto como puede; los hay que lo suyo es la viñeta pura y dura, ahí está Agustina Guerrero y su encantador alter ego, La Volátil; y los hay que no diferencian entre técnicas: "Para mí todo forma parte de lo mismo, de la creatividad", afirma Amaia Arrazola. Pero todos coinciden en una cosa: son ilustradores 2.0, que es lo mismo que decir que todos usan las redes sociales para mostrar su trabajo. Y esta, el uso de internet para darse a conocer, es la característica común que los ha llevado a compartir espacio real, además de virtual, en la exposición 'Ilustr@' del Salón del Cómic.

La muestra reúne 49 piezas de 15 artistas pero podrían ser muchos más: los de la exposición "son solo la punta del iceberg de toda una generación, solo hay que bucear en internet para encontrar decenas de ilustradores emergentes que se están abriendo paso mostrando y promocionando allí sus trabajos", apunta Anna Abella, comisaria de la exposición. Para muestra un botón: Guerrero nunca se animó a presentar su trabajo a las editoriales, pero sí a colgarlo en Facebook, rápidamente empezó a sumar seguidores y una editorial contactó con ella. Ya va por el cuarto libro, el tercero sobre La Volàtil, "un personaje que ha calado hondo en el público y al que la gente ha cogido cariño", afirma. Parecida es la historia de Marta Nael, que asegura que nunca ha ido con un "'book' bajo el brazo. Los contactos se hacen porque alguien ve la obra en internet".

La juventud es otra característica del grupo. "La mayoría son nacidos en los 80 y se encuentran como peces en el agua utilizando diferentes herramientas a la vez: web, blog, Facebook, Instagram, Twitter, Devianart , Pinterest...", explica la comisaria. Y es que han venido al mundo con internet: "No he vivido una época sin redes sociales, trabajo como ilustradora desde la crisis y desde Facebook", reflexiona Arrazola. Algo bueno: "Tienes a tu público y a tus clientes a un golpe de 'click'", pero no todo es cuesta abajo: "Tu competencia es el mundo entero", concluye.

DE LA PINTURA A LA VIÑETA

Pero compartir juventud y dominio digital no significa trabajo uniformado. Todo lo contrario. "La diversificación es otro signo de los tiempos", según Abella. Hay de todo. Mientras, por ejemplo, Bonet y Nael explotan una faceta más pictórica; otros, como Guerrero, Ana Oncina y Moderna de Pueblo, se decantan por el cómic o la viñeta con cierto mensaje y humor cotidiano. La publicidad también está presente. De hecho es donde Conrad Roset vuelca una parte importante de su talento. Empezó contratado por Zara a través de las redes sociales -"vieron mi blog, y fue antes de la existencia de Facebook", explica- y luego han llegado otras grandes firmas. El resto de su creatividad la reserva para proyectos más personales y artísticos, como su serie 'Muses' inspirada en el expresionista Egon Schiele.

"Han hallado en la red el medio perfecto para abrirse camino", sentencia la comisaria. Y han llegado lejos, algunos han expuesto en medio mundo. Y tres de ellos, Roset, Guerrero y Nael participarán el sábado en una mesa redonda del salón.  

0 Comentarios
cargando