Ir a contenido

Un jardín para la poesía en Barcelona

La semana Barcelona Poesia concentra sus actividades en el patio del Museu Marès y reflejará el problema de los refugiados en el Festival Internacional de Poesia

Ernest Alós

Una de las actividades celebradas en el patio del Museu Marès en ediciones anteriores de Barcelona Poesia.

Una de las actividades celebradas en el patio del Museu Marès en ediciones anteriores de Barcelona Poesia. / ARCHIVO / QUIM ROSER

Un escenario central y estable para los recitales poéticos, los jardines del Museu Marès, seis invitados al Festival Internacional de Poesia que por sus orígenes harán que esté presente la crisis de los refugiados y un séptimo invitado, Ramon Llull, que con motivo de su séptimo centenario estará presente en varias actividades. Estos son los pilares de la edición de la semana Barcelona Poesia que se abrirá el miércoles 4 de mayo y se prolongará hasta el 10 de mayo. Esta es la programación que han preparado en Teresa Colom y Manuel Forcano en su primer año al frente del festival (y último, tras el nombramiento de este al frente del Institut Ramon Llull).

Los recitales en el Museu Marès se han agrupado en forma de festival dentro del festival (Poesia al verger), que acogerá cada noche un recital poético (el primero, dedicado a Ramon Llull) y una feria con venta de libros de poesía, una reclamación de las editoriales que se no había atendido hasta este año. En paralelo se mantendrán las actividades en centros cívicos y espacios como La Pedrera o Sant Pau del Camp. Entre los homenajes, los dedicados a Anna Dodas, Jaime Gil de Biedma, Carles Hac Mor y Montserrat Roig

Este año, la 32ª edición del Festival Internacional de Poesia de Barcelona, de nuevo en el Palau de la Música, reunirá a una poeta catalana, Mireia Calafell, o un poeta valenciano de expresión castellana, Francisco Brines, y a cuatro poetas procedentes de países en los que han vivido persecución o de los que han tenido que huir: el iraní Mohsen Emadi, la armenia Violeta Grigoryan, la libanesa Joumana Haddad y la india Easterine Kire, de la minoría naga. 


LOS JOCS FLORALS

La semana se abrirá el 4 de mayo con la celebración de los Jocs Florals. Una tradición vetusta que desde hace años tiene un nuevo formato: en el acto del Consell de Cent se entrega el premio al ganador del concurso (en esencia, actualmente un premio de poesía equiparable por ejemplo al Carles Riba), se hace un balance de la producción de la poesía catalana durante el año anterior y se distribuye una antología con los textos más destacados.

El ganador de los Jocs Florals, a los que se han presentado 122 libros de poemas, ha sido Eduard Sanahuja, profesor de la Universitat de Barcelona y vicepresidente del Aula de Poesía de Barcelona.

Su poemario, 'Teories del no', pone énfasis en "la negación del ser como afirmación de la existencia", medita sobre el paso del tiempo y la muerte y hace un "ejercicio de metapoesía", ha sostenido. Ganador en 1985 de uno de los premios de los Jocs Florals en su formato tradicional, Sanahuja cree que en estos años Barcelona ha pasado de ser "un desierto" a tener una escena "viva" de actividades y recitales poéticos durante todo el año.

Uno de los poemas de 'Teories del no'

Teoria amb la veritat

La veritat fou l'ull que mira un mapa,
els bous que en trepitjar feien camins,
el llangardaix que aprèn dels ous de mosca,
un cuc que pon un nus als intestins.
Ja no depèn de tu la veritat.
Ja no és vidre trencat
ni l'ostra en el mirall.
No hi ha una veritat per majoria.
Només el que no saps
és veritat.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.