Ir a contenido

Es un mundo extraño

Juan Cavestany, Pablo Hernando y Julián Génisson codirigen la sugestiva comedia minimalista 'Esa sensación'

Juan Manuel Freire

De derecha a izquierda, Juan Cavestany, Pablo Hernando y Julian Génisson, directores de Esa sensación.

De derecha a izquierda, Juan Cavestany, Pablo Hernando y Julian Génisson, directores de Esa sensación. / JORDI COTRINA

Todos conocemos esa sensación. Algunos quizá la sufran más a menudo o sean más capaces de reconocerla, pero es algo inherente a la condición humana: de repente, haces o dices algo sin saber del todo bien por qué, o simplemente te despiertas de la siesta y no sabes dónde estás, y se abre una zanja en la realidad.

‘Esa sensación’, la película a seis manos de Juan CavestanyPablo Hernando y Julián Génisson, gira en torno a ese momento casi siempre súbito y a menudo breve en que lo extraño se cuela en lo cotidiano. “Por momentos pienso que vivo dominado por ese tipo de cosas, lo cual es una pequeña maldición”, cuenta Cavestany, el más experimentado del trío de autores. “Son sensaciones químicas de desconcierto, desconexión o desencaje”.

Presentada hoy viernes en el D’A y con estreno comercial para el próximo viernes, se divide en tres partes intercaladas, cada una firmada por uno de ellos. Cavestany ha creado una serie de escenas en las que, a causa de un aparente virus, alguien dice o hace algo en el momento inoportuno y se genera un quieto cataclismo. Parece una depuración de lo que propuso en ‘Dispongo de barcos’, ‘El señor’ y ‘Gente en sitios’, el premio Sant Jordi a la mejor cinta española del 2013. “A nivel formal, traté de hacer una especie de entrenamiento y usar una cámara mejor y rodar mejor. En algunas partes, creo que me ha quedado bien; en otras, no estoy nada contento”, afirma, aunque debería estar satisfecho al 200%.

Por su parte, Génisson, miembro del colectivo audiovisual Canódromo Abandonado (cuya Lorena Iglesias protagoniza la parte de Hernando y cuyo Aaron Rux hace las músicas), sigue a un hijo que espía a su padre y descubre un secreto místico. Hernando, director de un largo de culto como ‘Cabás’, retrata a una mujer con una irreprimible atracción erótica hacia los objetos inanimados y las construcciones de cemento, hierro y cristal.

¿Cómo encaja el trío de tramas? Sin problema, porque las tres sienten cierto desdén por la lógica y, en realidad, parecen decir lo mismo: es un mundo extraño. (Génisson): “Lo que hicimos un poco fue dosificar silencio y conversación”. (Hernando): “La verdad es que cuando hicimos el ensamblado y pusimos una escena de A, otra de B, otra de C, todo encajaba de maravilla la primera hora. El resto se discutió algo más”. Para Cavestany, “lo que mejor funciona es pegar la cosa sin pegamento, dejarla ahí al lado y ya está”.

COLEGAS DE CORTOS

‘Esa sensación’ es la culminación en formato largo de una colaboración y amistad que se propició gracias a los cortos. Hernando invitó a Génisson a protagonizar un corto suyo, ‘Agustín del futuro’ (2011), después de verlo en unos monólogos. Génisson y Cavestany coincidieron por primera vez como figurantes de un corto de Carlos Vermut.

A los tres les une la devoción mutua: “Cuando vi ‘Dispongo de barcos’, me gustó mucho y me dije que quería estar cerca de la persona que había concebido eso”, dice Génisson. Otro nexo es “el sentido de la vergüenza”, según Cavestany, cuyo próximo proyecto es una serie llamada así, ‘Vergüenza’. De la autogestión de sus últimos filmes salta a esta producción de Movistar+. “Hecha con libertad total”, advierte. “La única exigencia que nos han hecho es que no se parezca a nada de lo que ya hay”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.