Ir a contenido

Zeta Cinema presenta el cartel de 'Algo muy gordo'

Carlo Padial dirige a Berto Romero en una comedia con toques fantásticos que se rodará en Barcelona y se estrenará en el 2017

Olga Pereda

Uno de los terrores de Carlo Padial (Barcelona, 1977) es volver al colegio. "Lo odiaba. Qué miedo, qué pesadillas", afirma el realizador, que ha plasmado buena parte de sus fantasmas en el guión de 'Algo muy gordo', la nueva película de Zeta Cinema con la que Padial dará su salto al 'mainstream' después de haberse movido en los márgenes de la industria ('Mi loco Erasmus').

'Algo muy gordo', que se rodará en breve en Barcelona y que será uno de los grandes estrenos del 2017, narra cómo un profesional de éxito de la televisión y con una vida completamente establecida (Berto Romero, coautor del guion junto con Padial) sufre un error administrativo y se ve obligado a cursar, y aprobar, 8º de EGB. El personaje extraño que le comunicará la noticia será Antonio de la Torre. A medida que pasan los días, el alumno se va volviendo más gordo y se va dando cuenta de que hay cosas que ya no puede hacer porque es menor de edad. Por ejemplo, ni votar ni facturar dinero. A su mujer tampoco le hace gracia el cambio y se niega a tener relaciones con él. Empieza la pesadilla.

DIVERTIDA Y CON RITMO

Con una única alumna adulta (Carolina Bang), el colegio al que retorna el protagonista está dirigido por el personaje de Carlos Areces. El resultado será una comedia con toques fantásticos "divertida y con mucho ritmo" y protagonizada por una "estrella absoluta" de las risas en la gran pantalla: Romero, brillante miembro de lo que muchos críticos ya han bautizado como la nueva comedia española y en la que Javier Ruiz Caldera ('Tres bodas de más', 'Anacleto, agente secreto') tiene un puesto de honor.

"El punto de partida de la película será muy original y con un guión lleno de giros", explica Padial en el festival de Málaga, donde Zeta ha presentado el cartel. "Jugaremos un poco con la nostalgia ochentena", añade el director, poseedor de todo un mundo propio en lo que al humor se refiere y rendido admirador de las comedias estadounidenses con efectos especiales.

Fue, precisamente, Berto Romero el que se puso en contacto con Padial nada más ver 'Mi loco Erasmus'. "Si algún día tienes una idea para una película, cuenta conmigo", le dijo. Dicho y hecho. Con la mente puesta en la comedia, el realizador acudió uno de sus aversiones más serias: la idea de volver al colegio, algo que le sigue provocando sudores fríos.