Ir a contenido

FESTIVAL D'A DE CINE DE AUTOR

Sharunas Bartas, elogio del silencio

El director lituano, cineasta de la sugestión y de pocas palabras, es objeto de una retrospectiva

Juan Manuel Freire

El director de cine lituano Sharunas Bartas, este jueves en Barcelona.

El director de cine lituano Sharunas Bartas, este jueves en Barcelona. / ALVARO MONGE

En consonancia con su cine, en el que a menudo hablan más los silencios que las personas, Sharunas Bartas (Siauliali, Lituania, 1969) es un tipo tirando a callado. Está encantado de la completa retrospectiva que le dedica el D’A, en alianza con la Filmoteca de Catalunya, pero no tanto de tener que dar entrevistas. ¿Es su parte menos favorita del oficio de cineasta? ¿O le gusta darlas? "No, no realmente", me contesta. Empezamos bien. ¿Hay algún tipo de pregunta que le desagrade en particular? "No, no realmente".

La entrevista se realiza (o trata de realizar) también con la excusa del estreno, el 6 de mayo, de 'Peace to us in our dreams', su octava película (este jueves a las 20.00 se proyecta en la Filmoteca). Un pequeño evento para la cinefilia estatal: se trata de la primera que se estrena en nuestras salas comerciales. En la película, un drama filosófico con desembocadura sorprendente (o quizá no tanto, porque la tensión se respira en su paisaje pastoral), el personaje interpretado por el propio director dice en cierto momento: "Las palabras no lo son todo". Con ellas parece prevenir nuestro entrevistado a periodistas arrogantes que crean que van a sacarle mucho material. La actitud silenciosa sirve al lituano para prorrogar el indudable misterio de una filmografía con el existencialismo de Bergman y la estética de la desolación de Tarkovski.

LIGADO A CARAX

"Las palabras no lo son todo" no es la única línea de Bartas en su último filme. Es una de sus películas más habladas, quizá la más hablada. "No tengo nada contra las palabras", explica. "Las palabras no lo son todo, pero... son importantes. Sea como sea, hay otras formas de expresarse: con los ojos, con el cuerpo, por ejemplo". ¿Sus actores lo entienden a la primera? "A veces cuesta y a veces no". Sharunas escribe guiones bastante precisos ("hay que tener un plan"), pero sabe que una película se crea en gran parte mientras se rueda: "Debes estar abierto a todas las posibilidades".

 Intento bucear en las influencias primerizas del autor, si hubo alguna película o algún director que abriera sus ojos y le impulsara a hacer cine. "No, no realmente. Al menos ahora no se me ocurre ninguno. Es una mezcla de libros, música, películas. Todo eso forma parte de tu educación. Cómo influyen después es más difícil de decir". Léos Carax (el célebre director de 'Holy motors') ha sido actor para Bartas y viceversa, pero no cree que se hayan influido mutuamente: "No lo creo". Todavía siguen en contacto: "Somos amigos".

Absurdamente, pregunto a Bartas si podemos saber algo de su nuevo proyecto, ya en preparación: "No puedo contar nada", susurra. Y sonríe un poco, al menos.