Ir a contenido

Málaga abre la puerta al cine 'indie' catalán

Los directores de 'Zoe' y 'Callback', tan modestas como interesantes, buscan distribuidor por los pasillos del certamen

Olga Pereda

Un día después de proyectarse 'Gernika' (película de empaque brutal en la que Koldo Serra ha manejado un presupuesto de seis millones de euros), Málaga ha dado paso al cine 'indie' catalán. El documentalista Ander Duque, bilbaíno de nacimiento y barcelonés de adopción, debuta como director de una película de ficción con 'Zoe', retrato de una madre soltera a la que la crisis deja sin hogar. Duque rodó el humilde largo en siete días, sin equipo y con cero euros en el bolsillo. Sin sonidista ni iluminador ni ayudante. Solo él y la cámara con la que grababa. Mientras, Carles Torras (Barcelona, 1974) dirige una película de guerrilla aunque de presupuesto medio y con ayuda de TV-3. Rodada en inglés y bajo el sello de su propia productora, 'Callback' es el interesantísimo y desasosegante retrato de un sociópata que vive en Nueva York, ciudad dura y cruel. Tanto Torras como Duque, además de presentar a la prensa sus películas, buscan por los pasillos del festival algún distribuidor. Merecen encontrarlo.

CINE SOCIAL SIN PANFLETOS

'Zoe' habla de España, de la crisis, del paro, de las dificultades para dar de comer a tu hija. Evidentemente, es cine social. Pero apolítico, sin lamentos ni panfletos. La protagonista (Rosalinda Galán, la única actriz profesional del filme) busca desperadamente trabajo como camarera en un pueblo andaluz. Es una excelente madre, pero sin dinero. A falta de casa propia, busca techo entre familia y amigos. A falta de un buen filete, para cenar pone encima de la mesa pipas o castañas asadas. No quiere que su hija (su sobrina en la vida real) se dé cuenta de la precariedad, así que le transforma la realidad para convertírsela en un cuento. Todo eso hace que el tono de Zoe no sea lastimero. El lamento, según el cineasta, provoca rechazo en el púbico. "Si hubiera ido a un productor con esta historia me hubiera dicho que no. Así que la hice yo solo. Sin presupuesto ni guion, solo con un esquema argumental", explica el cineasta, que fue el primer sorprendido cuando recibió la llamada de Málaga para incluir la cinta en la sección oficial.

EL SUEÑO AMERICANO

Entre las muchas competidoras de 'Zoe' está 'Callback', con la que Carles Torras -viejo conocido del certamen malagueño ('Open24', 'Trash')- debería tener un hueco en el palmarés. Más propia de un festival como Sitges, la película es un 'thriller' atípico que nació después de que el director pasara una temporada en Nueva York, ciudad tan fascinante como terrible, extrema, dura, competitiva, clasista y ruidosa. Inundada de símbolos del sueño americano y con estallidos de violencia que hacen que el espectador se revuelva varias veces en la butaca, la cinta muestra a un aspirante a actor con la mirada perdida que se gana la vida como mozo de mudanzas y busca huecos libres para acudir a la iglesia evangélica, de la que Torras sabe bastante (realizó el documental 'American Jesus'). Con ecos de 'Taxi Driver', 'Callback' es el descenso a los infiernos de un hombre que no encaja en la sociedad. "Tiene una personalidad disfuncional, pero también un lado soñador", afirma el cineasta a la hora de justificar al protagonista, al que da vida una actor chileno de voz poderosa: Martín Bacigalupo.