Ir a contenido

Joan Lluís Bozzo: "Dagoll Dagom necesita el teatro familiar"

El director de la compañía prepara 'Scaramouche', un musical inspirado en un clásico de capa y espada ambientado en la revolución francesa

Marta Cervera

Joan Lluís Bozzo, director de Dagoll Dagom.

Joan Lluís Bozzo, director de Dagoll Dagom. / JORDI COTRINA

Joan Lluís Bozzo prepara 'Scaramouche', el nuevo reto de la histórica compañía Dagoll Dagom. Como 'Mar i cel', su mayor éxito, el nuevo musical cuenta con una partitura del compositor y pianista Albert Guinovart. El libreto se inspira en la novela homónima de Rafael Sabatini (1875-1950) ambientada en la revolución francesa, llevada al cine en la época dorada de Hollywood por George Sidney en 1952. 

¿Por qué 'Scaramouche'? Era una idea que el Albert Guinovart nos propuso hace tiempo. Es una novela histórica sobre la revolución francesa que se convirtió en un famoso filme protagonizado por Steward Granger. Eleanor Parker, Janet Leigh y Mel Ferrer, que hacía de villano. Es la película más famosa del género capa y espada, aunque el filme es una versión edulcorada donde, por ejemplo, no aparece nunca la palabra revolución, típico del Hollywood de aquella época. Nuestra versión parte de la novela, tiene ideas de la película y también personajes nuevos.

Pero el protagonista no varía. Scaramouche es una especie de Zorro, una persona enmascarada que fustiga a la aristocracia y se camufla en una compañía de teatro de comedia del arte. A la vez tiene otro conflicto abierto ya que está enamorado de una chica prometida con un marqués con fama de ser el mejor espadachín de Francia. La lucha de espadas, la comedia del arte y la revolución francesa son los ejes sobre los que pivota el espectáculo.

Juan Luis Bozzo

"Las espadas interesan. ¡Gran parte del éxito de 'Star Wars' se basa en ellas! Serán láser, pero son duelos de espadachines"

¿Cómo será la música? Albert Guinovart se encarga de ello. La orquesta tendrá unos efectivos parecidos a los utilizados en ‘Mar i Cel’.

¿La escenenografía también será tan espectacular? No habrá un elemento icónico como el barco pirata, eso es imposible. La escenografía de Alfons Flores ha de reflejar diferentes ambientes: el mundo de la aristocracia, el del teatro de calle y el del pueblo.

Necesitará un gran reparto. Habrá 18 actores, cuatro serán roles principales y otros tantos secundarios. Hoy en día el teatro privado se hace con dos o tres personas y sin decorado. La profesión de escenógrafo está en peligro si seguimos así. Contratar a 18 actores es un lujo. Crear obras de gran formato es arriesgado pero Dagoll Dagom necesita el teatro familiar, que no infantil, ojo. Para rentabilizar este tipo de montajes debes dirigirte a un público amplio. 'Scaramouche' intenta captar el interés del público adulto con los conflictos de la revolución francesa y de los espectadores más jóvenes con los duelos de espadas.

¿Interesan las espadas en la era de los videojuegos? ¡Pero si gran parte del éxito de 'Star Wars' se basa en ellos! Serán láser, pero son duelos de espadachines.

'Touchée'. Nuestras obras deben tener diferentes niveles de lectura. Como adulto de 'Scaramouche' te puede interesar la revolución como cuna del sistema de partidos políticos, de la división derecha-izquierda, el concepto de nación, el feminismo… A los más jóvenes, además de los duelos, les puede atrapar el tono de cómico y los equívocos. 'Scaramouche' tiene mucho de comedia de enredo.

¿Observa paralelismos entre la revolución francesa y lo que ocurre hoy con quienes piden un cambio de sistema? Entonces todo empezó porque el tercer estado, que era la mayoría de la población, no se sentía representado. Ahora también hay gente que no comulga con las leyes actuales. En aquella época el pueblo se hallaba en un estado de total indefensión porque los mecanismos jurídicos no le daban voz. La revolución francesa fue un movimiento popular que cambió el sistema de poder, aunque en realidad todos los avances ya se habían logrado antes. La independencia norteamericana dio origen a una democracia y una república con un sistema parlamentario. Y los derechos del hombre también se aprobaron antes en EEUU. 

Veo que le apasiona la historia. Cada vez que monto un espectáculo hago una inmersión total en el texto y su época. Es algo que disfruto. En este caso es como si hubiera hecho una tesis doctoral. He hallado unos personajes fascinantes. Pero ahora ya estoy en otra pantalla. Ya no acumulo información porque el libreto ya está escrito. Ahora toca seleccionar a los intérpretes para poder ensayar en verano y estrenar la obra por la Mercè en el Teatre Victòria.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.