Ir a contenido

ENTREVISTA

Paul Heaton: "Recomiendo a los grupos funcionar como cooperativas"

El exlíder de los Housemartins y The Beautiful South actúa junto a la cantante Jacqui Abbott en el festival Blues & Ritmes de Badalona

Nando Cruz

Paul heaton y jacqui abbott

Paul Heaton y Jacqui Abbott, en una imagen promocional. / periodico

Tras fundar The Housemartins y The Beautiful SouthPaul Heaton, el mirlo socialista de Hull, emprendió una desigual carrera como solista que retoma su esplendor en 'Wisdom, laughter and lines', grabado junto a la cantante Jacqui Abbott. El sábado actúan en el Teatre Principal de Badalona dentro del festival Blues & Ritmes.

Tanto The Housemartins como The Beautiful South tuvieron gran éxito funcionando como cooperativas. ¿Aún defiende este modelo? Sí, sin duda, lo recomiendo. En ambos grupos, repartíamos a partes iguales hasta el más mínimo ingreso que yo recibía como compositor. Ahora es difícil funcionar así porque en los últimos cinco años apenas he ganado dinero y los músicos preferían un sueldo, pero las cosas van mejor y se lo propondré de nuevo.

Una mentalidad realmente insólita. Nunca me metí en esto por el dinero. Cuando The Housemartins fichamos por una discográfica, yo pedí un sueldo. No quería todo el dinero que me ofrecían. Había estado en el paro muchos años, viviendo de la beneficencia. Ya era feliz recibiendo un sueldo normal en base a un trabajo normal.

"Nunca me metí en esto por dinero. Cuando The Housemartins fichamos por una discográfica, yo pedí un sueldo. No quería todo el dinero que me ofrecían"

¿Así funcionó también The Beautiful South? Igual: éramos 12 empleados y todos cobrábamos lo mismo. Eso ahuyenta la avaricia. Dicen que es difícil que funcione el segundo disco de un grupo. Eso es porque el compositor principal no comparte el dinero, el bajista o el batería ven llegar al cantante con un Rolls Royce, dicen '¡Yo también quiero componer!' y el disco se llena de canciones del bajista y del batería. Fíjate en 'This is the modern world', de The Jam: está lleno de canciones de Bruce Foxton, que no son ni de lejos tan buenas como las de Paul Weller.

¿Nada falla en un grupo cooperativo? En The Beautiful South las cosas malas llegaron al final. Yo era el único que iba al estudio. No podía estar con mi hijo porque tenía que acabar el disco y en las mezclas me llamaba del batería, desde el Caribe, para saber cuándo lo acabaría. El motivo principal por el que nos separamos es que no entendían lo que significaba cooperar. Y si no lo deshice antes fue porque no era solo un grupo: era un proyecto político y no quería verlo fracasar.

Al menos ya no se inventó otro alias y usó por fin su nombre. De joven es algo normal buscar un nombre que represente a un grupo de individuos. Además, en la época de The Housemartins no quería ver mi nombre en las listas de ventas. Temía fracasar. ¡Y ver mi nombre en el puesto 120 de las listas puede ser muy vergonzante! Ahora ya me da igual.

¿Hay alguna razón que explique por qué grabando discos con Jacqui Abbott le salen mejores canciones que cuando los graba en solitario? Creo que cuando está Jacqui me esfuerzo más e intento componer desde la perspectiva de una mujer, lo cual te abre una parte nueva del cerebro. Es algo tan liberador como salir a la calle como si fueras ciego: tu cerebro recibe otros estímulos que antes no sabrías interpretar. Nunca he sido vago a la hora de componer. Cuando me pongo puedo estar de diez de la mañana a diez de la noche, pero trabajar con Jacqui ha sido un estímulo extra.

"Que te rompan el corazón con 18 años no es tan duro como descubrir con 55 que tu pareja ama a otra persona. Sien embargo, las canciones siempre hablan de gente de 18 con el corazón roto"

Varias de sus canciones hablan de gente mayor, algo inusual en el pop. A mi hija adolescente no le puedo decir esto, pero que te rompan el corazón con 18 años no es tan duro como descubrir con 55 que tu marido o tu mujer aman a otra persona. Sin embargo, las canciones siempre hablan de gente de 18 con el corazón roto. A los 25 ya me atraía más componer canciones sobre rupturas entre gente más mayor. No lo hago para ser diferente sino porque ahí hay un amor más fuerte y, por tanto, rupturas más fuertes.

"Jode al Rey y jode a la Reina con un AK47, ponlos contra la pared y que hablen con el cielo", canta en 'Heatongrad'. ¡Y sigue libre! ¡Es incomprensible! La historia nos ha enseñado que el poder y la policía nunca miran en la dirección adecuada cuando se cometen crímenes. Ahora están buscando entre la gente joven y los inmigrantes y, mientras, yo puedo cometer mis crímenes porque soy un viejo gordo y blanco de clase media.

¡Usted es inofensivo! Sí, pero me encantaría que los jóvenes adoptasen alguna de mis canciones para sus protestas. No creo que lo hagan, pero es insólito que se arreste a gente por decir cosas en Twitter y no por decirlo en una canción.

"Todos los futbolistas deberían ser socialistas. El capitalismo nos ha arrebatado nuestros oficios, los de músico y de futbolista, pagándonos de más y haciéndonos parecer lo que no somos"

Dice que el sindicato inglés de músicos debería prohibir actuar en su país a los músicos ingleses que no paguen sus impuestos en Inglaterra. ¿Qué hacemos con los futbolistas? El Barcelona tiene algún futbolista que evade impuestos, ¿no? En Inglaterra no hay ningún caso público, pero eso pasa cuando a un futbolista de clase obrera le asesoran para que se comporte como un rico. Todos los futbolistas deberían ser socialistas. El capitalismo nos ha arrebatado nuestros oficios, los de músico y futbolista, pagándonos de más y haciéndonos parecer lo que no somos. Cuando The Beautiful South ganábamos mucho dinero, nos decían también qué debíamos invertir en acciones. Yo me negué, pero no todo el mundo sabe negarse. Lionel Messi no estudió económicas y no creo que los futbolistas jueguen para ganar mucho dinero y evadir impuestos. Aun así, pienso que no debería jugar en el Barcelona hasta que pague los impuestos que ha evadido o cumpla prisión por su delito. Sé que decir que Messi debería ir a la cárcel no me hará muy popular en Barcelona, pero...

Temas: Música

0 Comentarios
cargando