Ir a contenido

CONCIERTO EN BARTS

Tomatito, un flamenco en la encrucijada

El guitarrista regresa a Barcelona en la larga gira de su último disco mientras prepara un nuevo lanzamiento junto al pianista de jazz Michel Camilo

Luis Troquel

Tomatito, un flamenco en la encrucijada

Sin necesidad de presentar disco ni espectáculo nuevo, Tomatito ha vendido ya todas las entradas para su concierto de este viernes en la sala BARTS, en el marco del festival Guitar BCN. Antes de iniciarse como concertista en solitario, José Fernández Torres ya tenía asegurado el paso a la posteridad como fiel acompañante de Camarón. Bebe del flamenco más genuino y gusta como pocos de acercarse a otros estilos. En esa encrucijada se encuentra hoy el almeriense Tomatito, entre un trabajo que aún colea y otro casi inminente de muy distinto signo.

Llega a Barcelona aún con la gira de su último disco, 'Soy flamenco', publicado hace casi tres años y que le reportó su quinto Grammy Latino. "Pero nos gusta tanto probar cosas nuevas que ningún concierto acaba siendo igual a otro. Son paseos por mi música, con temas de mis discos y de los que he hecho con otra gente", explica Tomatito. Ya tiene grabada la tercera entrega de su unión con el pianista de jazz Michel Camilo. "Se titulará 'Spain forever' y saldrá en septiembre, con composiciones nuestras y versiones de gente como Jakob Reinhart, Chick Corea o Astor Piazzola”.

Ya sea por lo joven que empezó, por ese sobrenombre en diminutivo o por la frondosa melena que luce, cuesta creer que Tomatito haya cumplido ya 57 años. Y sin perder la inquietud musical. "Estoy al loro de todo lo que se hace; me meto en el Youtube y escucho a todos los guitarristas que salen. Y también a los que entran", apostilla riendo. Él se formó artísticamente en plena revolución de la guitarra. "Hoy lo que hay es evolución. Paco de Lucía cambió tantas cosas, las puso tan bien en su sitio, que se hace peligroso moverlas demasiado. Ya lo dice el refrán: no arregles lo que no está roto".

DE LUCÍA EN EL RECUERDO

La inesperada muerte de Paco de Lucía sigue siendo traumática para él. "Me acuerdo de él a diario; ahora mismo estaba escuchando su versión del 'Concierto de Aranjuez'". Ni un año antes, había fallecido también su tío, el legendario y cada día más reconocido Niño Miguel. "Cualquier buen aficionado al flamenco, de cualquier país del mundo, sabe que fue un genio de la guitarra".

Sobre el escenario del BARTS le acompañarán la bailaora mexicano-catalana Karime Amaya y un grupo que tiene como segunda guitarra a su hijo, José del Tomate. "Acaba de cumplir 18 años y estamos preparando ya su primer disco". Pese a su juventud, recientemente declaraba tener claro que si algo le gusta es el cante. "Y a mí me pasa igual”, admite Tomatito. "Y a todos los que hacemos falsetas que se pueden tararear". ¿Es un modo de hacer cantar a la guitarra? "Exacto. Yo creo que todos los músicos, sea el instrumento que sea, cuando hacen una melodía clara están cantando por dentro".

Aunque su faceta de concertista no le deje apenas tiempo para más, añora el toque de acompañamiento. "Durante muchos años, estuve tocando para cantar, y es algo esencial y muy bonito. Tienes que ser aliado y escudero del cantaor que está al lado, cerrarle bien los tercios, darle su entrada...".

Temas: Flamenco Música

0 Comentarios
cargando