Ir a contenido

La otra cara del paraíso

Màrius Serra nos mantiene secuestrados con los giros de la trama de 'Res no és perfecte a Hawaii''

Vicenç Pagès Jordà

Màrius Serra.

Màrius Serra. / ALBERT BERTRAN

Al cabo de tres años de haber ganado el premio Sant Jordi con 'Plans de futur', ha aparecido otra altra novela de Màrius Serra (Barcelona, 1963): 'Res no és perfecte a Hawaii'. El título no engaña, ya que la acción se sitúa íntegramente en el archipiélago polinesio que solemos vincular con el amor y la holganza: el paraíso en la Tierra. En contraste con estas expectativas, el primer capítulo incorpora cuatro muertes violentas en la inauguración de un hotel de lujo.

La acción se sitúa en el año 2009. En las primeras páginas conecemos a los protagonistas de la novela: tres periodistas renombrados que cubren el acto, un periodista local y su madre, y una familia catalana que forma parte del primer contingente de turistas. También tenemos noticia del capitán Cook, que en el siglo XVIII fue el primer explorador de Hawaii, y a quien está dedicado el nuevo hotel. En el segundo capítulo accedemos a los preparativos de la inauguración y profundizamos en la vida de los protagonistas, a quienes se incorpora algún personaje secundario. Descubrimos que el padre de Tom, el periodista local, desapareció cuando él era pequeño, y que su afición es la historia del capitán Cook (accedemos a ella en capítulos alternos). En compañía de los turistas catalanes conocemos los lugares más conocidos de la isla, y nos damos cuenta de que el padre de la familia está metido en negocios turbios. Paralelamente, accedemos a alguna escena erótica. Los giros de la trama, en definitiva, nos mantienen secuestrados por el libro. El autor mantiene a raya a todos los personajes, que pasan del primer al segundo plano -y vuelven al primero- con la gracia de un minueto.

'Res no és perfecte a Hawaii'

Màrius Serra
Proa
448 páginas
20,50 €
(E-book, 12,99 €)

En el tercio final del libro, sin embargo, la verosimilitud de la narración decrece. Los accidentes se repiten, una enfermedad se manifiesta súbitamente, las combinaciones entre los personajes se complican, el erotismo se desata, aparecen sueños delirantes, dos huracanes uno detrás del otro e incuso el célebre clavo de Chéjov. El mismo narrador apela al 'dios Azar'. Como si se hubiese cansado de sostener las riendas de la trama, de esforzarse por respetar las reglas, la imaginación se vuelve rocambolesca e incluso encontramos cameos como el de la carpa Juanita, que había tenido un cierto papel en la novela 'Mon oncle'.

En el último tramo, tanto la historia del capitán Cook como las maquinaciones empresariales pasan a un segundo plano. El protagonista, ahora, es Tom, que a partir de las muertes del primer capítulo descubre su pasado familiar. La periodista famosa, la turista catalana, la celebridad de Hollywood, todos los personajes le ayudan a encontrar la verdad. Las conspiraciones internacionales se revelan entonces como el instrumento para llevarnos al terreno que interesaba al autor: el porqué de los trastornos afectivos de Tom. El falso paraíso no era el del archipiélago, sino el que su familia le había fabricado.

De 1987 a 1998, Màrius Serra publicó cuatro conjuntso de cuentos. Desde 1990, han visto la luz seis novelas, inicialment más lúdicas y experimentales y cada vez más dramáticas y ortodoxas, aunque siempre con su sello personal. Con 'Res no és perfecte a Hawaii' ha fusionado ficción y divulgación, creación y denuncia, juego y complejidad, personajes catalanes y escenario internacional. La novela es larga porque incorpora tramas en diferenets niveles. Como en otras ocasiones, el autor ha mezclado géneros para formar un híbrido, el único vehículo que le podía servir para narra la historia -coral y personal- que quería explicar.