Ir a contenido

CONCIERTO

Deparamo, éxitos que se transforman en otros

El pianista granadino afincado en Barcelona vuelve a la sala Barts con todas las entradas ya vendidas

LUIS TROQUEL

VIDEO: DANNY CAMINAL

El sueño de Deparamo es tener un 'show' propio en Las Vegas, y está convencido "al cien por cien" de que algún día se cumplirá. "No lo digo con arrogancia, pero creo firmemente en ello. El 'show' se concibe desde el primer día como un espectáculo internacional, para que pueda verlo cualquier persona en cualquier rincón del mundo". Este viernes volverá a presentarlo en el lugar donde se grabó el DVD que acompaña la reedición ampliada de su único disco: en la sala Barts, con todas las entradas ya agotadas.

Barcelona es la ciudad en que vive este pianista granadino desde que era adolescente, aunque los últimos años los ha pasado con un pie en Miami, donde cuenta con otra banda de músicos para sus actuaciones americanas. Sobre el escenario le acompañan batería, bajo, viola, saxo, una cantante y un DJ. "Y justo este viernes incorporamos al grupo una guitarra eléctrica", apunta.

Esta misma semana se han cumplido tres años desde que su proyecto 'Music Has No Limits' empezó a andar. 'Medleys' de clásicos pop, con su piano llevando la voz cantante, y enlaces a priori imposibles; personales y fragmentadas recreaciones de esos éxitos que suenan en emisoras como Kiss FM o M80 Serie Oro, muchas de ellas muy recientes y casi ninguna anterior a los 31 años que tiene Miguel Deparamo.

CIRCO Y MAGIA

Al comentarle que es algo así como un Augusto Algueró 3.0, responde que no sabe quién es. También ignora que antes de que él naciera arrasaba un género llamado 'easy listening', del que su propuesta es continuadora; como saltar del circo tradicional al Cirque du Soleil. "Esa sí que es una de mis mayores referencias. Otro de mis sueños es que mis espectáculos lleguen a ser así". No es el único sueño. "Me encantaría hacer un gran concierto en medio de la sabana africana".

Precoz músico autodidacta y 'showman' de los pies a la cabeza, sus maneras escénicas recuerdan a las de un mago. "Cuando tenía cuatro años me regalaron un Magia Borrás y se me daba muy bien, la verdad. Nunca fui más allá de hacer trucos en familia, pero, a fin de cuentas, este 'show' es como uno de magia, donde la sorpresa es la base de todo: cuando ves algo y desaparece, ha pasado en medio alguna cosa imperceptible. Y eso es un poco lo que nosotros hacemos, al transformar un 'hit' que de golpe se convierte en otro". Éxitos planetarios y también dos piezas funk compuestas por él que están viajando ya por el mundo. "'Stop and love' suena ya en la MTV china. Allí ven el vídeo mientras están en el gimnasio corriendo sobre la cinta". 

Temas: Música