ANÁLISIS

Iñárritu estará levitando

1
Se lee en minutos
JORGE GUERRICAECHEVARRIA

Tengo la sensación de que los Oscar han sido votados por el jurado de un festival y no por los miembros de la Academia (entre los cuales tengo el honor de encontrarme desde este año). En un festival, el jurado siempre intenta repartir los galardones y compensar películas, y eso es lo que pasó el domingo en el Dolby Theatre. 'Spotlight' se llevó el máximo premio, pero su director no consiguió la estatuilla ni tampoco otros reconocimientos técnicos. La película de Thomas McCarthy me gusta, pero más por el tema que trata que por cómo está realizada; la ves una vez y no te interesa verla más.

Noticias relacionadas

Que Alejandro González Iñárritu se haya llevado, otra vez, el Oscar por 'El renacido' es una decisión justa, pero no sé si es buena para él. Tiene el ego bastante subido y ahora estará levitando 30 centímetros por encima del suelo. Me asustan las consecuencias que pueda tener para su carrera toda esta avalancha. Puede que se vaya a una dimensión desconocida del ego. Habría preferido que se lo hubiera llevado George Miller. Qué broche tan perfecto para su carrera. Y no solo eso, sino que, a lo mejor, los académicos le hubieran hecho un favor a Iñárritu.

Desde el primer momento tuve claro el voto para Leonardo DiCaprio. Mantener su agonía de eterno candidato no tenía sentido. Quizá no sea el mejor papel de su carrera, pero está excelente en la película y ya era hora de que tuviera la estatuilla. También me alegra mucho el Oscar para Brie Larson, porque 'La habitación' es una película pequeña que merece estar con las grandes.