UN NUEVO MODELO DE RECITAL

El público como inspiración

El cantautor Flamaradas ha estado paseando por El Prat y recogiendo historias con las que componer canciones para el ciclo 4 Raons

Dani Magallón, Flamaradas, pasea por El Prat con Alexandra Mecinas buscando inspiración para su concierto en La Capsa.

Dani Magallón, Flamaradas, pasea por El Prat con Alexandra Mecinas buscando inspiración para su concierto en La Capsa. / FERRAN SENDRA

3
Se lee en minutos
Nando Cruz
Nando Cruz

Periodista

ver +

¡Menudo mito ese de que los conciertos permiten a los músicos establecer contacto con el público! Pregunten a cualquier banda amiga y les confesará cuán lejos está eso de la realidad. Pregunten si pueden pasar al camerino a establecer contacto con el artista y a ver qué les responden. O pregunten a Daniel Magallón, alias Flamaradas: "Si vas a Tarragona, tocas, duermes, te levantas, te das una vueltecica, vuelves a tu casa y solo has tenido relación con el de la sala, el del bar de al lado, el del párking y el del hotel", resume.

El ciclo 4 Raons, de El Prat del Llobregat, inició el viernes su tercera edición con un concierto de Flamaradas. Pero no fue un concierto habitual. La intención de este ciclo ideado por la organización de contragestión cultural Indigestió es justamente fomentar una relación más estrecha y fluida entre artista y público, una relación en la que el público tome un papel activo y el artista también aprenda algo del lugar en el que actúa.

UN PASEO POR LUGARES EMBLEMÁTICOS

Y para eso, nada mejor que visitar la localidad días antes. El cantautor de Sant Joan Despí se citó con el coro de adultos de la Escola Municipal de Música y les propuso pasear por lugares emblemáticos de su vida mientras le contaban vivencias de las que él compondría canciones. Con Marisa fue al campo de Richard, un descampado hoy urbanizado donde antes jugaban los niños. Con Conchita y Nuria Inés recorrió el delta del Llobregat, con Duque visitó la Fábrica de la Seda y con Alexandra se acercó al cámping Cala Gogó.

Todo ese material inspiró las cuatro primeras canciones del concierto de Flamaradas en La Capsa. Y las canciones nos hablaron de un "cielo azul macizo", de historias de amor en la caserna de carabineros del delta, de una ballena vestida de seda (evocación mágica de la pestosa fábrica que dio trabajo a miles de familias) y de aquel cámping junto al mar donde veraneó medio pueblo pero en el que nadie se bañaba debido a la contaminación.

Mientras Flamaradas y su banda interpretaban las canciones, se escuchaban risas y nostálgicos aullidos. Esas letras tocaban al público muy adentro. También a Magallón, nervioso por saber que sus destinatarios estaban allí presentes. Todos, excepto Duque, que tenía turno en la fábrica. Además, las canciones han cobrado vida en apenas tres semanas. "La gente tiene mucho miedo a esto de hacer canciones, pero una vez has hecho unas cuantas, ya tienes un poco de callo y oficio", desdramatiza Magallón. Eso sí, ha dedicado jornadas enteras a pasear, escoger las historias y digerirlas.

CANTAUTOR DE EXTRARRADIO

Noticias relacionadas

Antes de preguntarle si le ha resultado incómodo este contacto tan directo con el público, Magallón exclama: "¡Me lo he pasado pipa!". Sin pretenderlo, Flamaradas ya se ha erigido en un caso inusual de cantautor de paisajes de extrarradio. Y, según explicó en el concierto, la canción que da título a su segundo disco, 'Pasaje entre las cañas', está inspirada, en una rotonda de El Prat. En cierto modo, ha dado tres vueltas más a la rotonda. Una para tocar aquella canción en su lugar de nacimiento. Una segunda, para componer cuatro canciones nuevas. Y una tercera, para estrenarlas.

Ayer, la violinista Sara Fontán (miembro de Manos de Topo y colaboradora de Mishima y The New Raemon, entre otros) presentó en el ciclo 4 Raons un repertorio moldeado junto al Centre de Normalització Lingüística. El próximo viernes, Maria Arnal y Marcel Bagés alimentarán su recital tras el contacto con el casal ocupado La Llavor, al que se sumará después Niño de Elche. Y el sábado, Mazoni mostrará cómo ha mutado su repertorio tras sus encuentros con la Escola d'Arts de El Prat.

Temas

Música