Ir a contenido

RESCATE DE UN ÁLBUM ESENCIAL

El disco que guió a Michael Jackson hasta el trono del pop

Un documental de Spike Lee da lustre a la reedición de 'Off the wall' y analiza su decisivo impacto en la carrera del cantante y en la escena musical

Rafael Tapounet

Michael Jackson en 1979, durante una de las sesiones fotográficas para Off the wall.

Michael Jackson en 1979, durante una de las sesiones fotográficas para Off the wall.

En la fotografía elegida para la portada de 'Off the wall' (1979), Michael Jackson posa contra una pared de ladrillo con un esmoquin negro, unos deslumbrantes calcetines blancos (estos no aparecían en la cubierta original, pero sí en reediciones posteriores) y una sonrisa confiada que no tardaría mucho en extinguirse para siempre. Parece un joven rebosante de entusiasmo y seguridad preparándose para asistir a un baile de graduación especialmente prometedor. Aquel Michael de 20 años llevaba ya más de una década bajo los focos (desde que a mediados de los 60 destacó como un adorable niño de facultades sobrenaturales al frente de los Jackson 5), pero todo en esa imagen de portada anunciaba su determinación de dar el salto definitivo, liberarse de tutelas y establecerse como una respetable estrella de pop adulto. 'Off the wall' era el vehículo elegido para ese viaje. Hoy son legión quienes lo consideran el mejor disco de su carrera.

Esta es, por supuesto, una opinión controvertida. Al fin y al cabo, después de 'Off the wall' llegó 'Thriller' (1982), el álbum con las mayores ventas de todos los tiempos (65 millones de copias despachadas), un monstruo cuya importancia histórica es imposible obviar. Pero, como observa el músico y lúcido analista pop Bob Stanley, mientras en 'Off the wall' Jackson proyectaba la imagen de un chico relajado que ha sabido desentrañar las claves del mundo del espectáculo, 'Thriller' se presentaba "como un muestrario de todos los miedos imaginables" (a la violencia de las pandillas, a la paternidad, a la muerte…, a la vida adulta en definitiva). Y es por ello, y por todo el carrusel de paranoias, extravagancias y desdichas que siguió al éxito cósmico de 'Thriller', que muchos fans prefieren hoy recordar al cantante como aquella superestrella en ciernes de 1979.

CRÓNICA DE UNA TRANSFORMACIÓN

Para contribuir a fijar ese recuerdo, el 26 de febrero sale a la venta una reedición de 'Off the wall' en la que el álbum original va acompañado de un documental dirigido por Spike Lee que relata la transformación del niño prodigio de la factoría Motown en serio aspirante al trono del pop y analiza la importancia que el disco tuvo en la escena musical de la época y, especialmente, en la cultura afroamericana. Para ello, Spike Lee se sirve de abundantes imágenes de archivo y de entrevistas con una larga nómina de figuras (de Stevie Wonder a John Legend y Kobe Bryant) que o bien participaron en la creación de 'Off the wall' o bien quedaron decisivamente marcadas por su influencia.

En los minutos iniciales de la película, titulada 'Michael Jackson’s Journey from Motown to 'Off the Wall'', Lee incluye unas imágenes de un concierto de los Jacksons (ya sin el numeral) de finales de los 70 en el que Michael, en tono jocoso, se resiste a cantar un 'medley' de éxitos de la etapa Motown alegando que "son viejos". La escena ilustra perfectamente la voluntad del cantante de dejar atrás el pasado y empezar a jugar a un juego nuevo y según sus propias reglas. Durante esa misma gira, en 1979, Jackson redactó una lista de los propósitos artísticos que debían guiar su carrera en solitario. La nota manuscrita revela un asombroso don profético: "Quiero un nuevo personaje, una nueva imagen, ser una persona totalmente diferente… Ser un actor, cantante y bailarín nuevo e increíble que conmueva al mundo…".

MEZCLA DE GÉNEROS

En ese ambicioso empeño contó con la colaboración del productor Quincy Jones, a quien había conocido durante las sesiones de grabación de 'The Wiz', la versión cinematográfica del musical basado en 'El mago de Oz', en la que Michael interpretó al Espantapájaros. Juntos, alumbraron una heterogénea colección de canciones que dinamitó la pared que separaba la música disco y el r&b del pop 'mainstream', rompió el techo de ventas de los artistas negros y se convirtió en motivo de orgullo y fuente de inspiración para toda una comunidad que batallaba por la aceptación social. Sorprendentemente, el álbum obtuvo un solo premio Grammy en una categoría menor (mejor interpretación masculina de r&b por el imbatible himno rompepistas 'Don’t stop 'til you get enough'), y Jackson, decepcionado, se prometió a sí mismo que su siguiente disco sería tratado con más consideración. Se empezaba a forjar la leyenda de 'Thriller'.

Tres revelaciones sobre 'Off the wall'

Pasos de baile que inspiraron a Kobe Bryant. El jugador de los Angeles Lakers, que fue amigo personal de Michael Jackson, revela en el documental que los pasos de baile que aprendió del cantante cuando era un niño influyeron en sus movimientos en la pista a la hora de jugar a baloncesto.

Una balada para Frank Sinatra. El compositor Tom Bahler escribió la balada 'She's out of my life' para Frank Sinatra y se resistía a cedérsela a Jackson para 'Off the wall'. Quincy Jones le persuadió asegurándole que si Michael la cantaba, Sinatra querría grabarla igualmente. Nunca lo hizo.

¿Un guiño a 'Star Wars'? David Byrne afirma estar convencido de que el estribillo de 'Dont stop 'til you get enough' (con el verso "keep on with the force, don't stop") escondía una referencia a la Fuerza que domina el universo de 'Star Wars'. Spike Lee le da la razón y recuerda que Jackson era un gran admirador de la película. Questlove, batería de The Roots, señala que él siempre pensó que en esa canción Michael cantaba algo sobre tenedores ('the forks', en lugar de 'the force').