24 oct 2020

Ir a contenido

CRÍTICA

'¡Ave, César!': Divertimento muy cinéfilo

Quim Casas

Tráiler de ’¡Ave, César!’ (2016).

'¡Ave, César!' ★★★

Dirección: Joel y Ethan Coen
Con: Josh Brolin, George Clooney, Scarlett Johansson, Ralph Firnnes, Tilda Swinton
Título original: 'Hail, Caesar!'
País: Estados Unidos
Duración: 106 minutos
Año: 2016
Género: Comedia
Estreno: 19 de febrero del 2016

Como relato bien hilvanado, no como una sucesión de secuencias brillantes que se agolpan alrededor de una leve trama argumental, el último filme de los hermanos Joel y Ethan Coen es insuficiente. Como retrato del viejo Hollywood, aquí el de los años 50, la película está por debajo de la laberíntica 'Barton Fink' que realizaron en 1991. Como comedia blanca, sin demasiadas aristas y muy poca mala uva, cumple a la perfección.

Los Coen pueden ir de un lado a otro; ahora son virulentos, ahora son acomodados; ahora incisivos, ahora blandos. Con ¡Ave, César! parece que no pretenden otra cosa que rendir homenaje al Hollywood clásico con varios pero nada mordaces toques irónicos. El secuestro del actor que encarna George Clooney en plena filmación de una superproducción sobre Jesucristo es el detonante, o mejor dicho, la excusa, para una sucesión de agradables y concisas recreaciones de los rodajes de wésterns con 'cowboys' cantantes, dramas sofisticados y musicales en los que se mezclan las piscinas de Esther Williams con las coreografías caleidoscópicas de Busby Berkeley. El resultado está más cerca del divertimento cinéfilo, de la obra menor, del retrato sin acritud de otra forma de hacer cine.