Ir a contenido

La esencia de Aute

El cantautor abre el Guitar BCN en el Palau con el recital antológico de su `Gira luna¿, que contará con Estopa, Miguel Poveda y Els Amics de les Arts como invitados

Jordi Bianciotto

Luis Eduardo Aute.

Luis Eduardo Aute. / JOAN PUIG

En noviembre de 1966, Luis Eduardo Aute entró en el estudio para grabar las cuatro piezas que integraron sus dos primeros discos sencillos, y la cercanía de ese 50º aniversario inspira esa ‘Gira luna’ que, cargando con un repertorio antológico, le lleva este jueves al Palau (21.00 horas) para abrir la nueva edición del festival Guitar BCN. “Como cada vez me pedían más cuándo iba a hacer un recital con mis canciones más conocidas, pensé que esta es la ocasión adecuada”, explica a este diario el trovador, que contará con tres invitados, Estopa, Miguel Poveda y Els Amics de les Arts.

Artistas que tomaron parte el año pasado en el disco de homenaje ‘Giralunas’, llevando a su territorio piezas como ‘Una de dos’, en el caso de Estopa (“la más rockera que hayan cantado nunca”, se sorprende el cantautor), o 'Las cuatro y diez', convertida en 'Les quatre i deu' por Els Amics de les Arts. “Muy bonita y original, y con una buena traducción que hicieron ellos mismos”, elogia.

‘FANS’ DE NUEVA PLANTA

En ‘Giralunas’, el disco, toman parte artistas de una generación posterior a la de Aute, como Xoel López, Soleá Morente, Enric Montefusco (exlíder de Standstill) o Rozalén. “La mayoría dicen que crecieron con mis canciones porque sus padres se las ponían”, explica el cantautor, que les puso dos condiciones: que el acercamiento a su obra “fuera de verdad, por afecto a las canciones y no por motivos de márketing”, y que no hubiera dúos. “Ahora hasta Ortega y Gasset está haciendo duetos”, ironiza.

El punto de vista externo parece haber tomado cierto protagonismo en esta etapa del cantautor, puesto que acudió a sus amigos para que “seleccionaran sus canciones más significativas” de cara a esta gira. Salieron unas cuarenta que se quedaron en “32 o 33”, explica. Las aborda a partir de las versiones registradas en su trilogía de ‘Auterretratos’ (2003-09), con producción de Toni Carmona y arreglos, por tanto, un poco modificados, de sabores jazzísticos. “Aunque no llego a las diversiones de Dylan, que ya no las conoce ni él mismo”, bromea. El repertorio incluye piezas que hace tiempo que no interpreta, como ‘Todo es mentira’ o ‘Cine, cine’, y los clásicos, con ‘Al alba’ al frente, que desde hace un tiempo canta ‘a cappella’. “La siento muy viva, no se me ha envejecido, y me gusta cantarla”, asegura.

DISCO EN CAMINO

Entre el disco de homenaje y la gira de aniversario, podría parecer que Aute ha congelado su producción de canciones, pero no es así: lleva un tiempo cocinando un disco “que todo apunta que será doble” y que espera esté listo a final de año. Un trabajo que desprende “un poquito más de luz” que sus tres obras anteriores, la “trilogía de canciones de amor y destrucción”.

Su título provisional es ‘El bosque no deja ver el árbol’. “Estamos inmersos en el todo y perdemos la perspectiva de lo esencial, el árbol de la vida, del conocimiento. Hay un ruido tremendo que nos distancia de lo que debe ser el sentido de la vida”, reflexiona Aute, cuyo escepticismo natural se dirige también a la arena política, terreno en el que echa en falta más debate y propuestas alrededor de la cultura, tanto en los partidos clásicos como en los nuevos. “No sé qué regeneración puede haber si no hay una regeneración cultural”, lamenta.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.