Ir a contenido

¿Cuáles son los ocho personajes más odiosos del cine de Tarantino?

Un repaso por la carismática galería de villanos, psicópatas y tipos de lo más chungo que pueblan las películas del director de 'Los odiosos ocho'

Beatriz Martínez

El Señor Rubio de Reservoir dogs,

El Señor Rubio de Reservoir dogs,

SEÑOR RUBIO, en 'RESERVOIR DOGS'
Michael Madsen

La esencia del horror, de la violencia más extrema y de la psicopatía, puede contenerse en un magistral plano secuencia. Tarantino construyó una de las escenas más brutales de tortura y sadismo del cine contemporáneo con muy pocos elementos escénicos y una canción de fondo, 'Stuck In the middle with you', de Stealers Wheel, al ritmo de la que Michael Madsen bailaba con estilazo 'cool' antes de abalanzarse contra su pobre víctima.


ZED Y MAYNARD, en 'PULP FICTION'
Peter Green y Duane Whitaker

Sabemos que la mayoría los personajes que aparecen en 'Pulp Fiction' son en el fondo moralmente intolerables aunque aparezcan revestidos de una irresistible aureola de encanto. Menos la pareja de pervertidos que se esconden en una vulgar tienda de empeños y que se dedican a violar a sus clientes en un verdadero sótano de la depravación. Representaciones físicas de la abyección, de las cloacas de la sociedad.


ORDELL ROBBIE, en 'JACKIE BROWN'
Samuel L. Jackson

Los personajes afroamericanos de las películas de Tarantino que han tenido el rostro de Samuel L. Jackson, no se han caracterizado precisamente por sus valores humanos. Ordell en 'Jackie Brown', con su sempiterna boina Kangool, era traficante de armas, proxeneta, ególatra empedernido y traicionero redomado. Su mirada asesina y su obsesión por no dejar cabos sueltos no contribuían en absoluto a fiarse de él.


BILL, en 'KILL BILL'
David Carradine

Tarantino rescató a David Carradine para convertirlo casi en un ente mitológico que destilaba la esencia del villano por antonomasia. En el primer volumen solo escuchábamos su voz. En el segundo, desplegó sus dotes de dialéctica y oratoria en un antológico discurso sobre la naturaleza de los superhéroes para terminar protagonizando un duelo samurái sin moverse de una silla, con clase, como un señor.


ESPECIALISTA MIKE, en 'DEATH PROOF'
Kurt Russell

Es un acosador, un fetichista de la muerte al volante. Elige a sus víctimas cuidadosamente, jovencitas a las que persigue con su coche kamikaze. El Especialista Mike es en realidad un perdedor reconvertido en un auténtico demente al que no hay nada que le excite más que un buen choque. Su coche es una extensión de su virilidad retorcida, pero el género femenino, afortunadamente, terminará por ponerlo en su sitio.


CORONEL HANS LANDA, en 'MALDITOS BASTARDOS'
Christoph Waltz

Es meticuloso, sibilino, arrogante y relamido. Es el 'Mata Judíos', una caricatura maléfica, pero su pérfida y traicionera figura simboliza a la perfección la perturbada sinrazón que se escondía tras el odio de los nazis hacia los judíos. Un auténtico monstruo gracias a la interpretación antológica de un Christoph Waltz cuyas apariciones generaban dosis incontrolables de incomodidad y perturbación. 


CALVIN CANDIE, en 'DJANGO DESENCADENADO'
Leonardo DiCaprio

Terrateniente y esclavista de las tierras del Mississippi, morboso espectador de combates a muerte entre 'mandigos', ignorante pero pretencioso. Portavoz del odio racial sureño, de la arrogancia de la aristocracia blanca bañada de una morbosa fascinación por la violencia. Leonardo DiCaprio dotó al personaje de teatralidad y de una carga de psicopatía impredecible absolutamente turbadora.


DAISY MONERGUE, en 'LOS ODIOSOS OCHO'
Jennifer Jason Leigh

Quizás el personaje femenino más crudo y sin escrúpulos de Tarantino desde la temible Ellen Driver de 'Kill Bill'. Daisy es una tía dura en un mundo de hombres, que espera su oportunidad para descargar toda su bilis como representación del lado más oscuro y salvaje de una América que arrastra las heridas de la guerra de secesión. Una auténtica alimaña a la que Jennifer Jason Leigh aporta un rostro casi de naturaleza demoníaca. 

0 Comentarios
cargando