Ir a contenido

Los mejores conciertos del 2015

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Carrie Brownstein y Corin Tucker, en el concierto de Sleater-Kinney.

Carrie Brownstein y Corin Tucker, en el concierto de Sleater-Kinney. / ÓSCAR GARCÍA

1. SLEATER-KINNEY
29 de mayo, Parc del Fòrum, Primavera Sound

Ni todas las reuniones son solo por la pasta ni los discos que resultan de ellas son pura inercia. El trío alt-rock de Olympia venía a presentar su primer disco en una década y sonó cualquier cosa menos funcional: ahí estaba la energía esperada, mejorada por el peso de la experiencia y las ganas de hacer época. El pimpón de 'riffs' de guitarra, los trenzados vocales, la batería feroz: todo funcionó y vibró. Directo de los que inspiran grupos.


2. CAETANO VELOSO & GILBERTO GIL
13 de julio, Liceu, Guitar BCN

Los dos gigantes de Bahía, unidos en honor al 50º aniversario de Tropicália, el movimiento que a finales de los 60 inyectó modernidad pop en la música brasileña. Un mano a mano en el festival Guitar BCN que cruzó repertorios y estilos con sobriedad y deleite, de la raíz de la samba y la bossa nova a los Doces Barbaros, el influjo londinense, Jamaica y el cancionero latino. ‘Dois amigos, um século de música’ y un océano de canciones que son historia.


3. JOANNA NEWSOM
4 de noviembre, Barts

Superado el efecto sorpresa de visitas anteriores a L’Aliança de Poble Nou o al Palau, la californiana dispuso de su oceánico cancionero para llevar de la mano al público hacia una realidad paralela con sus intrincados textos novelescos y sus composiciones suavemente esculpidas a piano y guitarra. Repertorio ampliado con su esbelto ‘Divers’, que situó a Newsom en la atalaya de un neofolk de vanguardia, etéreo y con vistas al cosmos, que ha creado escuela.


4. U2
5 de octubre, Palau Sant Jordi

Un disco que no cabe calificar de capital en el conjunto de su obra, ‘Songs of innocence’, fue el punto de partida del mejor espectáculo de los irlandeses desde aquel ‘Zoo TV’ que en 1992 trajeron al mismo Sant Jordi. Una versión de U2 más sensible que épica, aun sin dejar de ser espectacular, que hilvanó un relato bien resuelto sobre sus orígenes y las motivaciones que les llevaron adonde están. ¿Tacticismo cínico? Quizá, pero también un ‘show’ con poder para conmover.


5. JESSICA PRATT
24 de octubre, El Teatro Latino, Primavera Club

Ha sido un buen año para los discos sobre rupturas: Natalie Prass (segundo mejor internacional del año para EL PERIÓDICO), Björk, Jessica Pratt… Esta última vino a presentar el ensoñador 'On your own love again' de la forma más desnuda: solo voz (de otra galaxia) y dos guitarras, su acústica y una eléctrica acariciada por Cyrus Gengras para crear bellos contrapuntos. Fuimos transportados por un momento al Greenwich Village de los 60, pero sin asomo de impostura.


6. NICK CAVE
22 de mayo, Auditori del Fòrum

Quien fuera al Auditori del Fòrum para ver un concierto de Nick Cave de forma cómoda y relajada, lo tuvo claro. Y lamentaría el enorme precio de la entrada. Porque el australiano venía con otras intenciones: dar rienda suelta a su lado predicador, ponerse de pie sobre las butacas, dejarse tocar y ponerse manos ajenas en el pecho: “¿Puedes sentir el latido de mi corazón?”. También hubo hitos íntimos, no obstante: véase el doble nocáut de 'Love letter' e 'Into my arms'. Bastante locura.


7. JUAN LUIS GUERRA Y 4.40
19 de julio, Palau Sant Jordi

El dominicano volvió brillar, más de dos décadas después de su esplendor comercial, cruzando sus éxitos de siempre con el sustancioso material de su último trabajo, ‘Todo tiene su hora’. Fundiendo bachatas y salsas terrenales, libidinosas, y odas místicas ligeras, casando espíritu y materia en un concierto sabroso que le afirmó como clásico latino capaz de regenerarse como creador y ‘showman’, bien arropado por una ampliada, exuberante, versión del grupo 4.40.


8. RAPHAEL
21 de diciembre, Liceu, 17 Banc Sabadell Festival Mil·lenni

No existe un Raphael de medias tintas: su noción del espectáculo exige la entrega total. Y en el Liceu sublimó ese trazo de su carácter aliándose con un formato orquestal (‘Raphael synphónico’) que le propulsó como intérprete y narrador, crecido como hombre-espectáculo de contornos teatrales y asumiendo cada texto como parte de su cuaderno íntimo. Un Raphael de alto octanaje, que dio nueva vida a sus clásicos y a piezas latinas en un recital que rozó las tres horas.


9. MARIA SCHNEIDER ORCHESTRA
12 de noviembre, Auditori, 47 Voll-Damm Festival de Jazz de BCN

La Maria Schneider Jazz Orchestra es una máquina de precisión exquisita que esculpe imágenes en movimiento. Presentaba su último disco, 'The Thompson Fields', y la directora y compositora pintó en el Auditori un cielo cruzado por aves migratorias, invocó los espacios abiertos de su Minnesota natal y puso música a los rincones más oscuros del alma. Lo sabe David Bowie, que la fue a buscar para su último álbum: hoy por hoy nadie hace música en gran formato con la maestría de Maria Schneider.


10. NATALIE PRASS
26 de agosto, Sidecar

En su (sublime) disco de debut, la cantautora de Richmond puede dar la impresión de cierta timidez. En directo, Prass es diferente: extrovertida, expansiva y con una amplitud de registros prometedora. En Sidecar, vio, vino y arrasó, tanto con el repertorio de su primer álbum como con algún tema nuevo (balada pop 'Last time') y una gran selección de versiones: Carole King, Anita Baker, Janet Jackson y The Supremes. Queremos verla en escenarios mayores.


La lista ha sido elaborada con las votaciones de Jordi Bianciotto, Quim Casas, Juan Manuel Freire, Julián García, Roger Roca y Rafael Tapounet