Ir a contenido

LA NUEVA TEMPORADA DEL ESPACIO DEL RAVAL

El arte vuelve a entrar en Santa Mònica

El centro presenta una programación multidisciplinar pero con peso para la creación plástica

Natàlia Farré

Una de las piezas de la muestra Black is Beltza, de Fermín Muguruza.

Una de las piezas de la muestra Black is Beltza, de Fermín Muguruza.

Si el año pasado la música vertebró la programación del Arts Santa Mònica, este año lo harán "la cultura digital y la ciudadanía", según su director Jaume Reus. Aunque vistas las 17 propuestas expositivas para el 2016, habrá un poco de todo: cine, literatura, fotografía, cómic y  también más arte que en los últimos doce meses. Por algo Reus señala que en el "ADN del centro figura la conexión con la creatividad en todas sus vertientes multidisciplinares". Definido el espacio, algo aparentemente muy transversal y abstracto, lo suyo es presentar la temporada.

 Así las cosas, el cartel lo abrirán, en enero, tres muestras muy dispares que tendrán a la literatura digital, al concepto tiempo y a la definición de obra de arte como protagonistas. 'Paraules pixelades', "la primera exposición de gran formato sobre literatura digital celebrada en un museo", a juicio de Laura Borràs comisaria de la propuesta junto con Giovanna di Rosario, intentará desvelar "qué es la literatura digital, de dónde viene y hacia dónde va".

También digital en el concepto será 'Real Time. Art en temps real', una propuesta de Pau Waelder que indagará, a través de la obra de 16 artistas, sobre "la ansiedad de formar parte de un presente que no es el propio, sino el que describen los medios de comunicación y las redes sociales", afirma. Y cuatro serán los creadores que participarán en 'Xarxa Zande', un ciclo en el que Oriol Fontdevila propondrá una reflexión sobre qué es lo que hace que un objeto deje de ser eso, un objeto, y se convierta en una obra de arte.

CÓMIC Y CINE

Más arte mostrará, a partir de julio, 'Segueix els rastres com si fos miop', una exposición centrada en la creación emergente de la última década de la Sala d’Art Jove. 'Tecnologies de la violència' y su apéndice 'BCN Violències a la ciutat', en octubre, aunarán lo que su título indica (tecnologías y violencia) con el arte. Lo hará con la participación de 20 creadores y con el objetivo de reflexionar sobre la representación de la violencia en el imaginario colectivo. La fotografía llegará de la mano de 'Nous relats fotogràfics', un ensayo a cargo de Juan Bufill. Será en mayo, antes de la propuesta del festival de fotografía Docfield y después de la feria Arts Libris, que en la que será su séptima edición, en abril, llegará acompañada de una exposición de nombre larguísimo (29 palabras) comisariada por Moritz Küng y centrada, al igual que la feria, en el libro de artista.

Los nombres propios los pondrán Fermín Muguruza, en junio, y José Maria Nunes, en julio. El músico con un proyecto sobre el cómic 'Black i Beltza'. Y el cineasta será el protagonista de una exposición comisariada por Joan M. Minguet que avisa "no será hagiográfica". La obra de Carles Congost galardonada en el Loop y un sinnúmero de actividades de todos los ámbitos de la creación completarán la propuesta del centro que en el 2016 contará con la misma dotación económica que en el 2015: 3,21 millones de euros (2,21 destinados a programación). Una cantidad nada desdeñable en los tiempos de escasez presupuestaria que corren.  

0 Comentarios
cargando