Ir a contenido

ENTREVISTA

El Guincho: "Me mola perder fans"

El músico y productor publica en formato pulsera su nuevo proyecto, 'Hiperasia', inspirado por Björk

Juan Manuel Freire

El Guincho, en la discografica Canadá.

El Guincho, en la discografica Canadá. / JOAN PUIG

Pablo Díaz-Reixa, El Guincho, se ha dejado inspirar por Björk, a la que ayudó en 'Biophilia', para concebir el proyecto 'Hiperasia', mucho más que su primer disco en cinco años: todo un universo virtual a explorar. Hoy sale a la venta ¡en formato pulsera!

Todo empezó en un gran bazar de Madrid.
El disco se llama así por Hiperasia, una especie de gran almacén con cosas de todo tipo, pero ordenado muy distinto de como vemos en El Corte Inglés. Te encuentras en el mismo estante productos que se contradicen. El disco es parecido a la experiencia de estar ahí: es como estar en medio de un pasillo de Hiperasia, con ese exceso de datos por los lados. Empleo el estéreo para boicotearte la escucha, crear nuevos comienzos dentro de la canción, vacíos, silencios...

Suena diferente a los anteriores. Se aleja bastante de ese pop tropical que estuvo tan en boga, en gran parte gracias a usted.
Para mí los dos primeros discos son muy diferentes. Y con este se termina de explicar que para mí cada álbum es un proyecto que empieza desde cero. Mis artistas favoritos se han pasado toda su carrera dando tumbos radicales; eso es lo que me motiva.

El disco no es demasiado inmediato a nivel de melodía o de ritmo. ¿Cómo cree que recibirá el cambio su público?
Siempre lo digo: todo lo que ponga en peligro la percepción que tiene la gente sobre mi carrera, a mí personalmente me motiva. Me mola y me parece muy saludable perder fans.Si creas una vinculación muy estrecha con la gente que te sigue a largo plazo, acabas cediendo una parte muy importante de ti, de tu forma de componer y de tu forma de relacionarte con la música.

¿La idea de crear un universo virtual alrededor de 'Hiperasia' nació de trabajar con Björk en 'Biophilia'?
Me inspiró su idea de ir más allá del CD o los MP3 y hacer algo que deje una huella más clara de lo que quieres explicar a la gente. A través del chip instalado en, primero, la pulsera, y después la sudadera y otros objetos que lancemos, accederás a un mundo virtual donde puedes disfrutar del disco, una película basada en él y otros extras que se irán renovando regularmente. Es como descubrir toda una escena nueva.

Ha cocinado el disco en Madrid. El año pasado decía que era más inspiradora que Barcelona, su ciudad desde el 2002.
Yo me siento de Barcelona. Me hice adulto en Barcelona. Y aunque me vaya 20 años fuera, seguirá siendo mi ciudad. Pero con todos los discos que he hecho, me he ido de mi ciudad para poder ser más efectivo componiendo y concentrarme mejor.

Temas: Música