Ir a contenido

Europa se rinde a Michael Caine

El actor británico, gran triunfador de los Premios EFA junto a Charlotte Rampling y Paolo Sorrentino

Nando Salvà

A estas alturas ya no hay duda: a la Academia del Cine Europeo (EFA) le gustan las películas de Paolo Sorrentino. Solo dos años después de concederle los premios a la Mejor película y el Mejor director gracias a su penúltimo largometraje, 'La gran belleza', la EFA volvió anoche a darle al italiano esos dos mismos galardones gracias al último, 'La juventud'. Y resulta del todo lógico que ambos títulos recibieran el mismo reconocimiento puesto que ambos filmes hablan esencialmente de lo mismo: el tiempo y el amor perdidos, las inseguridades que afrontan los creadores y, en general, lo fútiles pero también maravillosas que son nuestras vidas.

DOBLETE DE DOS VETERANOS

Sorrentino, en todo caso, no fue el único que anoche volvió al hotel con una estatuilla en cada mano. También Michael Caine y Charlotte Rampling, historia viva del cine europeo, hicieron doblete. Él obtuvo el premio al Mejor actor gracias a 'La juventud' por un lado y uno en homenaje a sus 50 años de carrera, por otro; ella se llevó el galardón a la Mejor actriz por el magnífico drama conyugal '45 años' y asimismo también recibió uno honorífico. Fue un reparto –o una falta de él-- del todo merecido pero ante todo muy raro, y hasta el propio Caine así lo consideró: “No había ganado un solo premio en Europa en 50 años y ahora voy y gano dos en una sola noche”, comentó.

La mala noticia derivada del doble triunfo de Rampling es que la catalana Laia Costa, nominada por su tour de force interpretativo en la cinta alemana 'Victoria', se fue de vacío. En general, la presencia española entre las candidaturas corrió una suerte irregular. Tampoco subió al escenario José Luis Montesinos, que aspiraba a premio por su cortometraje 'El corredor'.

EL PÚBLICO PREMIA 'LA ISLA MÍNIMA'

Mejor le fueron las cosas a 'La isla mínima', de Alberto Rodríguez, que se llevó el Premio del público y cuya presencia entre las candidatas, dado que es una película de 2014, resulta difícil de explicar sin entrar en farragosos tecnicismos.

A priori las grandes rivales de la película de Sorrentino –'La juventud' se estrena en España el 22 de enero--, la sueca 'Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia' y la griega 'Langosta' tuvieron que consolarse con premios relativamente menores. Ganadora en su día del León de Oro en la Mostra de Venecia, la película de Roy Andersson fue considerada Mejor comedia europea del año. Por su parte, que 'Langosta' obtuviera el premio al Mejor guión resulta algo chocante si consideramos que en ella Yorgos Lanthimos básicamente recicla un tema -hasta qué punto nuestro mundo sobre asfixiantes convenciones- que ya trató con más éxito en obras previas como 'Canino' y 'Alpes'.

Temas: Cine