Ir a contenido

Los cómics que apasionan a Santiago García

El guionista de 'Las Meninas', Premio Nacional de Cómic 2015, publica un volumen con las historietas que han marcado su vida y destaca 10 para EL PERIÓDICO

Anna Abella

Santiago García (Madrid, 1968) lleva un otoño movido. Además de volver a España tras varios años viviendo en Baltimore (Estados Unidos), ha recibido por 'Las Meninas' (Astiberri) el Premio Nacional de Cómic 2015 junto al dibujante Javier Olivares; ha publicado este septiembre el primer volumen de 'García' (con Luis Bustos); está a punto de lanzar 'Yuma', con Juaco Vizuete (ambas también en Astiberri), y acaba de llegar a las librerías 'Cómics sensacionales' (Larousse), que, a diferencia de los anteriores títulos, no es un cómic ni una novela gráfica, sino un libro que habla de cómics, de aquellos que han sido importantes en su vida. "'Cómics sensacionales' no es un canon ni una biblia ni una lista de los mejores, sino una selección de aquellos con los que he tenido una vinculación personal o que han significado algo en algún momento de mi vida. Por ejemplo, hay algunos importantes, como Corto Maltés, Blueberry o el Príncipe Valiente, que no están porque no me atrajeron. No quería escribir sobre obras que no me hubiesen apasionado", aclara García. El guionista ha accedido a elegir para EL PERIÓDICO 10 de los 79 que destaca en el volumen y a comentar por qué son especiales para él: 

Superman

Para mí, el Superman de los años 50 y 60 no es sólo el color de la infancia, sino que es el color de la infancia que persiste en mi vida de adulto. He vuelto a él a lo largo de toda mi vida y cada vez me resulta más misterioso y fascinante. Tengo siempre la impresión de que en sus viñetas aparentemente ingenuas se encierra un terrible secreto cósmico.

Tintín

Aprendí tantas cosas con Tintín que casi me da miedo pensar hasta qué punto ha podido influir en mi visión del mundo. Al contrario que en el caso de Superman, prefiero no volver a él de adulto: su perfección sólo se comprende plenamente cuando uno es niño.

Spiderman

Si hay un personaje con el que tengo la sensación de haber convivido como si formara parte de mi familia, es Spiderman. Sus primeras aventuras, en concreto, las recuerdo como si fueran sucesos de mi propia vida. Se me hace extraño que hoy sea tan popular en todo el mundo.

'Arsène Schrauwen'

Olivier Schrauwen es uno de los autores que más me ha impresionado en los últimos años, y esta novela gráfica en concreto es la mejor prueba de que al cómic aún le queda mucho recorrido como lenguaje y muchas fronteras que conquistar como forma artística. Es muy posible que los años venideros sean los mejores.

'Fabricar historias'

Chris Ware es probablemente el autor más importante de nuestros tiempos, y 'Fabricar historias' es un manual para el cómic contemporáneo. Aparte: emotivo, escalofriante, veraz.

'Taxista'

Siento adoración por Martí Riera. Su 'Taxista' y su 'Doctor Vértigo' son dos de las obras más revolucionarias y arriesgadas que se han publicado nunca en España. Un talento inmenso que, como de costumbre, tal vez no hemos sabido apreciar como debíamos.

'Fénix'

La obra magna del más magno autor de manga. Osamu Tezuka dedicó décadas a esta inmensa epopeya humana que recorre el pasado remoto y el lejano futuro, y no consiguió acabarla. Como tal, es una de las ruinas inconclusas más bellas que han dejado las viñetas universales.

'Los surcos del azar'

Paco Roca debemos en buena medida la existencia de la novela gráfica española contemporánea. Con 'Los surcos del azar', Paco realizó un monumento a la memoria de los republicanos que lucharon por la libertad de las democracias europeas después de escapar de España. Uno de los mejores cómics dibujados en nuestro país.

'Locas'

Gracias a los hermanos Hernandez descubrí que el cómic podía ser adulto y tratar de nuestras vidas, sin grandes aventuras ni personajes estrafalarios. Durante más de 30 años, Jaime Hernandez ha construido minuciosamente la vida de Maggie, Hopey y todo el microuniverso que las rodea, creando un mundo de ficción de impresionante veracidad.

'Silvio José'

Paco Alcázar es el último gran genio de nuestros cómics, y en esta serie satírica retrata a toda una generación de hombres-niños con sarcasmo despiadado. Leo 'Silvio José' con el nerviosismo de quien teme verse representado, con la excitación de quien sabe que va a verse representado.

En 'Cómics sensacionales' hay ausencias, admite García, pues su lista de favoritos era más larga y tuvo que eliminar bastantes, algo que sintió casi como "un asesinato o una traición". Pero la selección final, dice, "da una idea de lo que se ha podido leer en este país en los últimos 40 años". No faltan clásicos de ayer y hoy del tebeo nacional como '13, Rue del Percebe' y Mortadelo y Filemón, de Ibáñez; 'La familia Ulises', de Buigas y Benejam; el Superlópez de Jan; historietas del TBO de Coll, el Anacleto de Vázquez; Makoki, de Gallardo Mediavilla'Torpedo 1936', de Sánchez Abulí y Jordi Bernet, o Paracuellos, de Carlos Giménez. También están ahí referentes del medio como Joe Sacco y su 'Notas al pie de Gaza', 'Whatchmen'BatmanAstérix'Krazy Kat'Carlitos y Snoopy, de Charles Schulz, la Mafalda de Quino, o el 'Maus' de Art Spiegelman.

PORTADA DE PACO ROCA

En las reseñas de cada uno de ellos, el autor huye de la Wikipedia y explica en primera persona sus impresiones, qué importancia tiene cada cómic para él y para el medio y porqué merece la pena leerlos. La portada es obra de otro Premio Nacional, Paco Roca ('Arrugas', 'El invierno del dibujante'), quien retrata al propio García sentado en una mesa llena de cómics ante un fondo en el que se cuelan desde Popeye a Supermán o Spiderman.   

El guionista no recuerda a qué edad se vio con un tebeo en las manos -"desde siempre, leía todo lo que caía en mis manos de lo que había en casa", cuenta- pero sí le vienen imágenes de cuando con unos seis años iba con su abuela o sus padres al quiosco a comprarlos. "No sé cuáles fueron los primeros, pero sí tengo una imagen muy intensa de un Capitán América de Jack Kirby publicado por Vértice y de un Superman editado por Novaro. Debía ser a mediados de los 70".

"El cómic es mi pasión. Me he pasado la vida dedicándome a ello, hasta he sido librero en una tienda de cómic y no he perdido nada de entusiasmo. Es un placer. Casi me envidio a  mí mismo", confiesa el autor de novelas gráficas como 'Beowulf' (con David Rubín), 'Fútbol' (con Pablo Ríos) o la serie 'El vecino' (con Pepo Pérez), de ensayos como 'La novela gráfica' (premiado en el Salón del Cómic de Barcelona) y coordinador de las antologías 'Supercómic' y 'Panorama'.