Ir a contenido

DOBLE ACTUACIÓN

Una casa en el cielo

Beach House presenta el viernes y el sábado sus dos últimos discos en Apolo, con entradas agotadas

Juan Manuel Freire

Beach House, en una imagen promocional de Depression cherry.

Beach House, en una imagen promocional de Depression cherry.

El pop ensoñador de Beach House alcanzó su primer cénit en 'Teen dream' (2010), pero desde entonces no ha dejado de evolucionar y subyugar. Victoria Legrand (voces, teclados) y Alex Scally (guitarra, teclados) han convertido su proyecto musical en el refugio favorito de muchos cuando el mundo se pone feo, que es todos los días. Su legión de fans ha agotado las entradas para sus shows de viernes y sábado en la sala Apolo.

Hablamos con Legrand sobre 'Depression cherry', el que era su último disco en el momento de la entrevista (semanas después, publicaron, casi por sorpresa, otro más: 'Thank your lucky stars'). Se ha hablado de este penúltimo disco como regreso a los orígenes, pero ella se presta a desmentirlo: “No, no es un 'back to basics'. Solo en el sentido de que no nos importaba lo que pensara nadie de él”.

Ni es un retorno ni es una repetición: pese a lo que digan sus detractores, Beach House no son tan redundantes. Aquí sorprende, por ejemplo, el spoken word de 'PPP' (“muy intuitivo, como debe ser el spoken word”) y la ruidosa guitarra de 'Sparks' (“un impulso: la distorsión brotó naturalmente de la música”).

Sin ser el mismo grupo que en sus comienzos, sí que parecen recuperar la contención de los primeros discos. ¿Miedo a volverse demasiado grandes y épicos? ¿Miedo a convertirse en grupo-de-festival? “Nos gustan los festivales y nos gustan las salas. Aunque si se puede elegir, preferimos tocar en sala, porque es una experiencia concentrada”.

PROTECTORES DE SU MÚSICA

Beach House son conocidos no solo por su música, sino también por su desinterés en vender temas al mejor postor. “Licenciaríamos más si el proyecto fuese bueno”, precisa Legrand. “Es solo que no nos interesan las corporaciones maléficas. Pero no estamos en los 80, todo es diferente; tienes que apoyarte en algo”.

No dejaron que Volkswagen usara 'Take care', pero sí que lo hiciera 'New girl', la telecomedia de Zooey Deschanel. “El anuncio de Volkswagen no nos gustaba. Y la gente de 'New girl' nos envió una carta preciosa. Así de simple”.

Desde cierta distancia, parece que Beach House vivan en otro mundo, pero sus hábitos culturales no son tan distintos a los de cualquier pobre mortal: “Veo la tele, como todo el mundo. Pero sobre todo películas. Y me gusta salir de casa a verlas. Para mí es importante mover el culo, ir a sitios, mantener los ojos abiertos”.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.