Ir a contenido

'Ocho apellidos catalanes' llega en pleno pulso soberanista

La continuación de 'Ocho apellidos vascos' se estrena a la sombra del éxito de su predecesora

"La actualidad y el cine se llevan muy mal", asegura el director Emilio Martínez-Lázaro

BEATRIZ MARTÍNEZ / MADRID

Tráiler de Ocho apellidos catalanes.

La que sin duda es una de las películas españolas más esperadas del año está a punto de desembarcar en la cartelera. Será este viernes cuando se estrene 'Ocho apellidos catalanes', con la presión que supone el que su predecesora, 'Ocho apellidos vascos', se convirtiera en un auténtico fenómeno popular (y social) y, con más de 55 millones de euros recaudados, sea la película española más taquillera de la historia.

El equipo al completo se ha reunido hoy en Madrid para presentar la nueva cinta en una rueda de prensa multitudinaria que prácticamente se ha centrado alrededor de diversas cuestiones relacionadas con el panorama actual que se vive en Catalunya en torno al proceso independentista. El director, Emilio Martínez-Lázaro, ha sido contundente al respecto: “Una cosa es la realidad y otra es la película. Son dos cuestiones totalmente independientes. La actualidad y el cine se llevan muy mal, ha sido así desde siempre. Y esta película no pretende ser un reflejo de nada".

EL HUMOR COMO ARMA

“El gag está por encima de la política”, añade el guionista Diego San José (artífice también de 'Ocho apellidos vascos' junto a Borja Cobeaga), “No hemos pretendido ofrecer una visión o una reflexión en torno a un tema tan delicado. El humor fue nuestra arma para acercarnos a una serie de estereotipos en la primera parte, y también ha sido nuestro motor en esta ocasión”.

El actor Dani Rovira vuelve a meterse en la piel de Rafa, ese simpático andaluz gracias al que alcanzó la fama y el reconocimiento en la anterior entrega. “Reconozco que el personaje me vino como anillo al dedo y en esta ocasión mi reto personal era estar a la altura de esa inconsciencia con la que me enfrenté a él la primera vez”.

DEPRISA, DEPRISA

Los responsables de esta producción reconocen que se han dado mucho más prisa de la habitual en terminar la película. “Queríamos estrenar este año y por eso tuvimos que correr mucho y emplearnos a fondo”, comenta Ghislain Barrois, al frente de Telecinco Cinema, “pero en el fondo ha merecido la pena porque hemos trabajado en armonía con un estupendo equipo”.

“Cuando me preguntan cuál es el secreto de la película solo se me ocurre decir que trasmite buen rollo”, añade Martínez-Lázaro. “Es algo que surge sin buscarlo. Si no, queda todo muy forzado. Intenta transmitir algo que nos falta un poco a todos, optimismo”.

EL PIJO BERTO ROMERO

Uno de los nuevos rostros de la nueva película es el de Berto Romero, que interpreta a un pijo catalán, tan repelente como entrañable: “No lo he construido pensando en ningún rasgo de la esencia catalana. No es más que un dibujo, un personaje totalmente estrafalario y fuera de tono que provoca en el fondo ternura… quizás porque yo soy también una personita amorosa”.

¿Se tomarán los catalanes igual de bien que los vascos esta parodia de sus costumbres e idiosincrasia? “No me cabe la menor duda”, asegura Martínez-Lázaro. “En Catalunya se verá igual que en el resto de España”.

Temas: Cine