FANS DE LA CAPITAL CATALANA

Disfrutando de BCN

Los irlandeses conocen bien una ciudad que visitaron por primera vez en 1992 y en la que 'vivieron' durante casi un mes en el 2009

2009 Una cerveza en el Opium Mar.

2009 Una cerveza en el Opium Mar. / JUAN PABLO ESCOBAR

2
Se lee en minutos
FERRAN IMEDIO / BARCELONA

Imagínese por un momento que es usted un paparazi novato, que apenas tiene contactos en la profesión y que lo primero que le encargan sus jefes es conseguir unas fotos de alguno de los miembros de U2 en Barcelona. ¿Qué hace? ¿Apostarse en el hotel Arts, donde previsiblemente descansarán esta semana de conciertos en el Palau Sant Jordi? Mmm. No es mala idea, la verdad, pero los irlandeses son gente escurridiza y están rodeados de un grupo de colaboradores que les protege con un hermetismo a prueba de periodistas. Todo el ruido que hacen en el escenario se convierte en silencio fuera de él. ¿Y si han cambiado de idea y se hospedan en el Palace -antes llamado Ritz-, como hicieron en su primera visita, en 1992? A lo mejor repiten en la casa que el publicista Lluís Bassat tiene en Llavaneres, con lo cual tendrá que ampliar mucho más el radio de acción y buscar un buen GPS para encontrarla.

Tal vez tenga que ir a dar vueltas por los alrededores de los restaurantes que han frecuentado en giras anteriores. Han comido en Hispània con el propio Bassat (arroz de verduras, gambas, bogavante...), han probado las cigalas y los calamares en compañía de Marta Botía (ex de Ella Baila Sola) en Passadís del Pep (uno de los templos gastronómicos preferidos de Francis Ford Coppola, Woody Allen, George Clooney y Richard Gere)...

El Fary y Manolo Escobar

También han tomado algo en Bar La Plata, un local menos glamuroso y mucho más histórico de la calle de la Mercè (cumple 70 años a finales de mes), que resulta mucho más asequible para cualquier fan de la banda que los otros locales mencionados. Ferran Adrià ama su carta (solo sirven ensalada de tomate y cebolla, pescaíto frito y montaditos de butifarra y de anchoas) y tiene un camarero veterano, Pepe, con madera de estrella: se ha aprendido el estribillo de With or without you por si Bono vuelve un día por allí porque la última vez que el músico estuvo, en el 2009, no lo reconoció y cuando le dijeron quién era le soltó a su salida a modo de disculpa: «Si hubieras sido el Fary o Manolo Escobar seguro que te habría reconocido». Ni Bono ni su acompañante (quienes los vieron aseguran que era su hija Eve) supieron qué responder.

Noticias relacionadas

Por la tarde, el paparazi novato podría pasarse por Opium Mar, un local del paseo Marítim donde Bono disfrutó de una cervecita en compañía de dos miembros de su equipo en su anterior paso por Barcelona, en el 2009. Aquella escapada será más difícil ahora, ya que solo se quedarán un semana en la ciudad y entonces estuvieron casi un mes durante el que se prepararon a fondo para la gira mundial 360º, cuyo debut tuvo lugar en Barcelona. Otra opción es subir a Montjuïc y apostarse frente a la Fundació Miró, que han visitado varias veces.

Difícil será que los pille a la salida del Sant Jordi. Jamás se paran a firmar autógrafos tras un concierto porque su integridad física correría peligro. A Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen los conoce todo el mundo. Incluso Pepe, del Bar La Plata.

Temas

Música