Ir a contenido

Estopa salta a otra dimensión

Los hermanos Muñoz exploran nuevos territorios en 'Rumba a lo desconocido' que presentarán en el Sant Jordi el 27 de noviembre

MARTA CERVERA / BARCELONA

Estopa presenta el video Pastillas para dormir.

  Compra aquí tus entradas para el concierto de Estopa en el Palau Sant Jordi  

Más maduros, con las ideas más claras y fieles a su esencia, Estopa regresa este viernes con Rumba a lo desconocidoEn su nuevo disco, los hermanos Muñoz reivindican sus ganas de seguir explorando nuevos territorios a través de 12 canciones. «Tras 2.0, nuestro con un sonido más electrónico, hemos vuelto a nuestras raíces», dice David. «En el anterior había cosas más analógicas. En este todo es más humano, más orgánico», añade José. El álbum incluye desde piezas elegantes con guiños a James Bond y contundentes descargas, temas cañeros que fusionan rumba, rock y punk al más puro estilo Cornellà del dúo. Grabado en su estudio en la producción han contado con el coleccionista de Grammys Rafa Sardina, un español que ha trabajado con grandes artistas como Steve Wonder. Además, Cheche Alara, un mago que ya colaboró en su disco en directo, se ha encargado de los arreglos. «En este disco nuestras voces suenan más integradas con los instrumentos, estilo AC/DC», presume el pequeño de los Muñoz.

«Nos sentimos más libres»

Han pasado cuatro años desde su anterior disco de estudio. Querían hacerlo sin prisas. La edad -David que está cerca de los 40 y Jose, de los 37- no ha tenido nada que ver. «La edad no es un tema relevante, aunque tengo mis momentos», reconoce David. «Son achaques. Por lo demás todo sigue igual», añade José. Pero a la hora de trabajar, la experiencia es un grado: «Nos sentimos mucho más libres ahora por eso hemos titulado el disco Rumba a lo desconocido. Estamos pisando un suelo nuevo y pocos grupos han aguantado unidos tanto tiempo. Llevamos 16 años sacando un disco cada dos años», comentan orgullosos de haber tenido siempre al público de su parte.

Conciencia social con 'Gafas de rosa'

Para David lo más nuevo es la última canción del disco, Sin sombrero. «No tiene estribillo y habla de un yonqui enganchado a algo sin especificar. Puede ser cualquier tipo de adicción o de paraíso artificial», explica su autor, devorador de libros. «Me gustan las metáforas. Y, aunque odio la censura, reconozco que gracias a ella existieron canciones maravillosas como Al alba», dice en referencia al famoso himno de Luis Eduardo Aute. A la hora de componer se exige lo máximo. «Intento agudizar y a veces no ser tan explícito. No sé si es mejor pero es más bonito y has de pensar un poco más», revela.

Gafas de rosa, en cambio, es mucho más directa. «Fue nuestra respuesta a todo lo que ocurre: los desahucios, el paro...» Aunque la letra es sin duda contundente queda suavizada por el tono desenfadado del tema que dispara contra los políticos corruptos pero también contra aquellos que miran para otro lado: Ponte unas gafas de color de rosa si del sistema no quieres salir / saca tu sonrisa más casposa, relájate y disfruta de tu país / porque está claro que te están tangando, cuando nadie se pone en tu lugar / llueven collejas por todos lados, esconden la mano y a disimular. «Es muy taxativa pero no pretendemos ser gurús de nadie. Solo dejamos unas cuantas cosas claras de lo que nosotros pensamos», dicen. Les salió como respuesta a una situación cada vez más delicada que evidencia la brecha social entre los poderosos y el resto del pueblo. «Nos ha salido la conciencia social porque cada vez hay más gente puteada», exponen. «Es un toque de atención a lo que pasa que me salió como una descarga. Me quedé muy a gusto después de hacerla», dice David.

'Fakes', agrólifos y cohetes espaciales

Rumba a lo desconocido gira en torno a un concepto gráfico que rinde homenaje al cómic y a las aventuras espaciales, aunque las canciones del disco poco tienen que ver con ese envoltorio. «A nosotros nos gusta divertirnos. Como no somos de esos que cambian la imagen, porque siempre somos igual, nos ha encantado jugar con eso en la portada. También nos reímos mucho con el vídeo de Pastillas para dormir». La filmación del clip, que dirigió Mikel Urmeneta en su debut tras la cámara, trajo cola. «En la compañía de discos estaban acojonados porque Urmeneta nunca había hecho un videoclip y nosotros lo queríamos precisamente por eso», cuentan. «Como es un genio, se salió del molde con un video muy friki del que estamos muy contentos».

Se rodó en Navarra donde hicieron aparecer una serie de extraños círculos en un campo de cereales. Aquellos agrólifos se convirtieron en noticia hasta que se encargaron de desmentir el fake. «Nos supo mal que algunos ufólogos se ofendieran por la broma pero es que nos encantan los fakes». Y los hacen a conciencia pues hasta Iker Jiménez, de Cuarto Milenio, aparece en el video. Y, ni cortos ni perezosos, sacan el móvil y enseñan otro video en el que supuestamente se lanza su disco al espacio, otro fake.

Bogotá, Nueva York y Miami para empezar

Estopa descubrirá nuevos territorios en su gira que despegará en Bogotá (Colombia) el próximo día 22. «Es un país donde nunca hemos actuado», dicen con ganas de explorar nuevas plazas. El día siguiente actuarán en Nueva York y la noche después en Miami, otra ciudad donde se estrenan. En España la gira empezará en Málaga el 20 de noviembre y recalará en Barcelona, en el Sant Jordi, el 27. «Como cuando vamos a un concierto no nos gusta que el artista toque solo lo nuevo no nos dedicaremos mucho al nuevo disco. Daremos cancha a los temas que la gente quiere oír», afirman con ganas de volver los escenarios. Tienen la máquina engrasada y ganas de sudar la camiseta.

Hartos de la situación Catalunya-España

Juran que cuando decidieron el título del disco nunca imaginaron la doble lectura en el complejo escenario político actual. «Lo pusimos sin pensar en España, Catalunya o Europa. Este disco no tiene nada que ver con eso. Uno escribe sobre uno mismo, un terreno desconocido a veces. Pero ha dado la casualidad que parece que hablemos de otra cosa, comenta Jose. Por lo que a ellos se refiere, están hartos de la situación. «Estamos cansados de unos y de otros; de ver constantemente este tema en la tele, la radio, la prensa, internet, por la calle...». No se ponen de parte de nadie. Respetan la postura de cada cual. «Yo, aunque no lo comparta, siempre respeto el sentimiento de cada cual. Como dijo Voltaire, el paradigma de la tolerancia es decirle al otro: No creo en lo que tu crees pero moriría porque lo dijeras», recita David. Su hermano, recurre a una cita más actual, de Muguruza: «El mestizaje es el mejor antídoto contra los integrismos».

Temas: Estopa Música

0 Comentarios
cargando