DEBUT EN LA ESTELA DE 'PERDIDA' Y 'LA CHICA DEL TREN'

Secretos y apariencias

'Observada', de la escritora británica, Renée Knight , nuevo fenómeno del 'thriller' psicológico

La escritora británica Renée Knight, fotografiada en Barcelona.

La escritora británica Renée Knight, fotografiada en Barcelona. / DANNY CAMINAL

2
Se lee en minutos
ANNA ABELLA / BARCELONA

Observada es uno de esos libros sobre los que no se debe revelar demasiado. A su autora le gusta jugar con el lector: lo manipula, le noquea y le hace sentir culpable por emitir juicios precipitados sobre los hechos y los personajes de una intriga que se le ocurrió tras escribir una novela anterior inédita en la que un amigo podía ver reflejada su historia. «Mientras esperaba a que él lo leyera y lo aprobara pensé en lo horroroso que sería si yo publicara el libro sin él saberlo. Y se me puso la piel de gallina ante esa idea: ¿qué pasaría si leyeses una novela y descubrieses que habla de ti y revela secretos que tú has ocultado a todo el mundo?», contaba Renée Knight tras escaparse unos días de vacaciones en Barcelona.

La guionista y realizadora británica, que como su protagonista es autora de documentales culturales para la BBC, ha debutado con éxito en el mercado anglosajón con este thriller psicológico, publicado por Salamandra Black en castellano y catalán y traducido ya a 25 idiomas. Observada explora el lema «nada es lo que parece», que ha convertido en fenómenos de ventas títulos como Perdida, de Gillian Flynn, y La chica del tren, de Paula Hawkins, ejemplos del denominado domestic noir, suspense en el seno del hogar.

El sacrificio

«Hay elementos que Observada comparte con estas dos novelas: protagonistas femeninas fuertes; giros y cambios de perspectivas y narrativas, pero al mismo tiempo son tres libros muy diferentes», puntualiza. En todos hay matrimonios en crisis, sí, pero Knight, que tiene dos hijos, orilla hacia otras preguntas como ¿hasta dónde es capaz de sacrificarse un padre o una madre por un hijo? y hacia reflexiones sobre la venganza y la pérdida. «Quiero pensar que no actuaría como mis personajes pero el instinto primario de proteger a los niños existe y como madre antepones sus necesidades a las suyas».

Noticias relacionadas

La protagonista de Observada ve cómo se tambalea su vida familiar y profesional ante la amenaza de un desconocido que publica una novela en la que pone sobre la mesa un suceso que se remonta a un verano en una playa del sur de España 20 años antes y cuyas claves creía saber solamente ella. «Todos tenemos derecho a guardar secretos. El derecho a la intimidad de un individuo debe ser respetado. Y es poco realista pensar que lo sabemos todo acerca de las personas más cercanas a nosotros. Aunque si guardar un secreto puede causar daño a otros hay que considerar qué hacer», opina Knight, que se califica como una persona abierta y sin grandes secretos, aunque matiza que no todo hay que compartirlo con todo el mundo.

«Me gusta la exploración de los aspectos oscuros de la vida y las exploraciones psicológicas pueden ser un buen camino para descubrir la verdad», explica ante un círculo de personajes reducido pero complejo. Verdades que no son lo que parecen. ¿Quién es la víctima y quién el verdugo? «La novela intenta mostrar cómo todos, a veces, somos demasiado rápidos al juzgar una situación o a una persona, asumiendo conocimientos que no tenemos». En resumen, nada es totalmente blanco o totalmente negro. Los grises.

Temas

Libros