Ir a contenido

FiraTàrrega dribla la Diada

CRÓNICA La feria de artes de calle cierra con más programadores y otros datos positivos

IMMA FERNÁNDEZ
TÀRREGA

La gran plataforma de las artes de calle de FiraTàrrega cerró ayer una 35ª edición marcada por la coincidencia, el viernes, con el gran espectáculo de Catalunya en la Meridiana. La aparente percepción de una menor afluencia de público hizo más transitable la capital del Urgell y respaldaba la idea de la organización de «oxigenar» la ciudad, descentralizando la oferta con distintos focos para evitar agobios. «Queremos una feria amable y humana, sin los torrentes de los años 80», declaró el director ejecutivo, Oriol Martí, que cifró en unas 150.000 las personas asistentes en las últimas ediciones.

Los números reflejan datos positivos, como el éxito de los aforos restringidos: los espacios de pago aumentaron la ocupación hasta las 13.000 localidades (el 85%, un 5% más que el pasado año). También creció, en un centenar, el número de usuarios del cámping: 3.198.

Más allá de la exhibición de los trabajos de 54 compañías (28 catalanas), y de su labor como motor de creación y producción teatral, la feria se consolida y crece como mercado. La mayor presencia de profesionales del sector  -909 (120 más que en el 2014)- dio impulso al ¡cómprame! (Compra'm) que proponía ya desde el título el montaje inaugural de Insectotròpics. FiraTàrrega es creación, exhibición y, por suspuesto, negocio. La celebración del Fresh Street #1, el primer seminario Europeo para el Desarrollo de las Artes de Calle, organizado por la feria y la red Cirscostrada, atrajo a más de 200 agentes culturales, lo que fomentó su contexto de mercado.

A nivel artístico destacó el potente programa de danza. Dorrance Dance puso a la platea de pie con su mestizaje de claqué, contemporánea y hip hop, y los argentinos Cortez-Fontán cautivaron con su sexual animalidad. La sección Urban Nation demostró la enorme conexión del público con la danza urbana. Un entusiasmado gentío abarrotó la Plaça de les Nacions para seguir a los cracks del hip hop y el club.

Apoyo a la creación

A partir del deporte rey concibió Vero Cendoya, con el apoyo de la Fira, uno de los espectáculos más aplaudidos: La partida. Sobre una cancha en el parque de Sant Eloi, se enfrentaban dos equipos: cinco bailarinas contra cinoc futbolistas (cuatro procedentes de una convocatoria abierta y el actor Babou Cham) en un diálogo de disciplinas y sexos que dio mucho juego, también social y reivindicativo.

En el apartado teatral destacaron otras obras surgidas del programa de apoyo a la creación: el ritual gastronómico en torno al día de los muertos de Vaca 35, la performance de Carla Rovira y la aplaudida Wasted, de la compañía Íntims Produccions, un texto de la rapera y dramaturga Kate Tempest dirigido por Ivan Morales en la línea de su triunfal Sé de un lugar. En ella tres amigos veinteañeros vomitan su insatisfacción y deseos de cambio entre la arremolinada platea. Vacíos de felicidad y ebrios de frustración, se proponen dejar de malgastar sus jóvenes vidas. Otras propuestas, como La cena del rey Baltasar, dividieron a la sala, entre apasionados fans y detractores. Así es y debe ser FiraTàrrega. Un amplísimo menú para todos los gustos.

0 Comentarios
cargando