Ir a contenido

Juliette Binoche: «Me ven como una tristona»

La actriz da vida en 'L'attesa' a una mujer que pierde a un hijo

NANDO SALVÀ / VENECIA

En L’attesa, presentada ayer a concurso en el Festival de cine de Venecia, la actriz francesa Juliette Binoche da vida a una mujer que se enfrenta a la muerte de su hijo.

-Usted ya interpretó a una mujer que pierde a su hijo en Tres colores: Azul...

-Sí, y me ha llevado 20 años volver al tema. En este tiempo me ofrecieron dos películas que resultaron ser muy buenas sobre el mismo asunto, y las rechacé.

-¿No quería volver a lugares tan oscuros?

-No es eso, me gusta la oscuridad. Tienes que descender a lo más oscuro para encontrar la luz, conocerte a ti mismo y purificarte. Pero siempre he tratado de hacer un poco de todo. Lo creas o no, he hecho hasta comedias. Sin embargo, todos me ven como una tristona.

-El hecho de ser madre, ¿la afectó a la hora de interpretar este papel?

-No, no suelo hacer paralelismos muy literales entre mis personajes y mi propia vida. En lugar de penetrar en memorias intento hacerlo en mi imaginación, para mí es un terreno más fértil. No es que tenga miedo, al contrario: un intérprete siempre está al borde del abismo, y eso es bueno.

-El director de L'attesa, Piero Messina, es primerizo. ¿Qué le hizo confiar en él?

-Es cuestión de olfato. Un actor siempre se deja guiar por su intuición. Nunca me ha importado tomar riesgos. Tomarlos hace que este trabajo merezca la pena.