21 oct 2020

Ir a contenido

Apocalipsis zombi en BCN

El manga 'I am a hero', uno de los más vendidos en Japón, sitúa parte de la acción en Catalunya tras la visita de su autor, Kengo Hanazawa, al Salón del Manga

JOSEP M. BERENGUERAS / BARCELONA

Aveces, la mejor campaña publicitaria para una ciudad no tiene por qué ser de imágenes idílicas de playas, monumentos y gastronomía; sino que también puede ser una invasión zombi. Es lo que le puede suceder a Barcelona en el futuro próximo después de que uno de los mangas más vendidos en Japón, I am a hero, situara la acción de dos de sus últimos capítulos en Barcelona. El motivo: el autor de este superventas -que narra la historia de una epidemia zombi-, Kengo Hanazawa, visitó la ciudad el pasado otoño y decidió incluirla en la trama de la historia. El dibujante nipón no solo retrata con todo lujo de detalles lugares como Montjuïc, la Sagrada Família o el parque Güell, sino que se atreve a incluir guiños a la cultura y situación política local... todo, en un clima apocalíptico.

Hanazawa (Aomori, Japón, 1974) fue uno de los invitados estrella de la 20ª edición del Salón del Manga de Barcelona, que se celebró el otoño pasado en Fira Montjuïc. Durante la clase maestra de dibujo que realizó para el público, bromeó y aseguró que, si la serie seguía teniendo éxito, sacaría a Barcelona en su cómic, con todos los asistentes de la misma convertidos en zombi. Finalmente, ha cumplido su palabra, si más no en la primera parte de la promesa. Y aunque las escenas aún tardarán en llegar a España varios meses (Norma Editorial publica la obra), en Japón ya han impactado a sus centenares de miles de fans.

«Todo es gracias a la visita del autor a Barcelona. Por lo que he visto en su obra, Hanazawa tiene por costumbre incluir en sus cómics de una forma u otra las ciudades que visita. En el caso de Barcelona, cuando estuvo aquí, no tenía muy claro si podría encajar la ciudad en la trama. Pero finalmente sí que ha podido hacerlo, y ha sido en dos capítulos al completo, y con una historia que parece importante para la trama», asegura a este diario Marc Bernabé, especialista en manga y traductor de I am a hero al castellano.

«Hanazawa es un gran observador, no solo de la arquitectura sino de la naturaleza humana, y le gusta reflejar todo lo que ve en su trabajo. Durante su visita a Barcelona el otoño pasado ya insinuó que Barcelona aparecería en su obra, fue una de las razones por las que tomó tantísimas fotografías de la ciudad», explica por su parte Annabel Espada, editora y coordinadora editorial de la línea manga de Norma Editorial.

Hiperrealismo

El autor visitó la Sagrada Família, el parque Güell, la plaza de España, el MNAC, el Estadi Olímpic de Montjuïc... y multitud de calles, tomando fotos de todas ellas. Esa es una de las principales características de su estilo de dibujo: el hiperrealismo que logra en sus dibujos, pues para plasmar en lápiz y tinta sus ideas, siempre se basa en fotos. Así lo hizo en Barcelona, y así ha aparecido en la revista semanal Big Comic Spirits, que tiene una circulación de más de 200.000 ejemplares.

I am a hero cuenta la historia de supervivencia de un joven que ve como de pronto una extraña infección convierte en zombis a la inmensa mayoría de los conciudadanos, y cómo los pocos supervivientes tratan de sobrevivir intentando descubrir de dónde proviene dicha epidemia. En los episodios de Barcelona -sin entrar en muchos spoilers-, aparecen las localidades que visitó, e incluso el autor se atreve a introducir un personaje si más no con cierta retirada a Dalí. «En el episodio, todos los personajes hablan en castellano, y al mismo tiempo está traducido al japonés debajo, en la misma viñeta. Hace un par de meses, desde Norma me contactaron para ver si podía traducir para Japón unas páginas. No se veía nada, pues era un primer borrador muy simple, pero vi que Hanazawa había decidido incluir Barcelona en la historia», relata Bernabé.

Hanazawa se mostró muy curioso durante su visita, y en el manga, además de retratar la ciudad y sus calles, ha incluido guiños a la cultura y sociedad local. «Durante su visita, Hanazawa, me preguntó qué eran esas banderas que mucha gente tiene colgadas en los balcones (las estelades)», señala Bernabé. Y en los capítulos, un personaje que recorre las calles desiertas de una Barcelona casi intacta, de pronto ve varios balcones con estelades. «Estelades independentistas... de Catalunya», asegura el personaje, que continúa su reflexión durante toda la página. «Se alcanzará algún día el sueño de la independencia? Si ahora se celebrara un referendum al respecto... Habría independencia con un solo voto a favor. ¡Ja, ja, ha!», bromea el personaje. También hay otro guiño más a la cultura: el personaje de apariencia similar a Dalí, que pronuncia su discurso en varios idiomas a la vez, utiliza también el catalán.

Bernabé visitó Japón después de traducir las viñetas, y pudo reunirse con Hanazawa. Entre otras cosas, le contó que reflejar Barcelona desde las fotos no había sido fácil, pues hay mucho trabajo en borrar a la gente, agrega Bernabé. La aparición de Barcelona en el manga I am a hero no es la primera de una ciudad que ha visitado. Hanazawa sacó en otros capítulos Taiwán, París (Francia) y Lucca (Italia), que siempre han tenido importancia en la trama.

Países

El impacto de que aparezca Barcelona en un manga como este, que ha vendido más de cuatro millones de copias en Japón, es difícil de medir, pero para el público japonés será fácil reconocer una ciudad que es un referente como destino turístico. «Barcelona ya es muy conocida entre el público nipón, y estamos seguros de que la visión de Hanazawa ayudará aún más a popularizar la ciudad», concluye Espada. Pero la historia de Barcelona no solo se verá en Japón, pues este manga, iniciado en el 2009, se publica en Italia, Francia, Alemania, Taiwán y México, y pronto llegará también a EEUU. Hasta el momento la historia se ha recopilado en 17 tomos, aunque su autor avanzó a este diario que pretende terminarla en el tomo 20.

El éxito de la serie también despertó el interés de la industria cinematográfica nipona, que adaptará I am a hero a la gran pantalla. El proyecto se encuentra en fase de posproducción.

Temas Manga Cómic