Ir a contenido

Brandon Sanderson, ambición fantástica

El escritor estadounidense explica las claves de 'Los archivos de la tormenta', la serie que lo ha consagrado y que considera "una carta de amor a la fantasía épica"

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Quizá sea necesario que la HBO se anime a dedicarle una serie para que todo hijo de vecino sepa quién es y qué escribe. O una película. O quizá sus libros (con una geología, una fauna y unas leyes físicas propias) no quepan en los límites y presupuestos de la ficción audiovisual y eso no suceda nunca. Pero los lectores del género fantástico ya saben que Brandon Sanderson es a sus 39 años uno de los pocos candidatos, mano a mano con Patrick Rothfuss, para suceder a George R. R. Martin en el trono de la fantasía épica contemporánea. Y aunque su productividad es desbordante (dos libros al año, 25 novelas de momento), de toda su obra publicada es su proyecto más ambicioso, la serie El archivo de las tormentas, el que le está empezando a consagrar como uno de los grandes. Será una decalogía, de la que en el 2012 se publicó en España la primera parte (El camino de los reyes), a la que acaba de seguir hace unas semanas Palabras radiantes, ambas en la colección Nova de Ediciones B. Sanderson, que anda por Utah escribiendo como un loco 10 horas al día, ha contestado por correo electrónico a algunas preguntas sobre su último libro.

Su "obra maestra"

Sanderson ha escrito libros orientados directamente al adolescente más friki (El rithmatista), ha jugado en el límite del videojuego y la ficción (Infinity blade) y se ha atrevido a dar empaque de novela al mundo de los superhéroes dándole un giro, el de contar solo con supervillanos que esclavizan a la humanidad en el elenco de Steelhearth. Pero la saga con la que quiere escribir, dice, su «obra maestra» es El archivo de las tormentas. Un serie de libros en los que cruza la creación de universos de la ciencia ficción más especulativa con la fantasía solo muy levemente medieval, algo que le ha valido el aprecio incondicional, por ejemplo, de Miquel Barceló, el referente ineludible de la ciencia ficción en España.

No resulta fácil resumir qué sucede en las 2.400 páginas de los dos primeros volúmenes, en los que, en cualquier caso, ha dotado al exsoldado y exesclavo Kaladin y a la aprendiz de erudita Shallan del carisma necesario para acabar siendo los preferidos de los lectores -Sanderson, que informa a sus fans de los progresos de los cuatro libros en los que trabaja simultáneamente, aclara que está en estos momentos por el 13% del primer borrador del tercero. En un mundo hecho de roca, unas tormentas inhumanas arrasan cíclicamente todo lo que encuentran a la intemperie pero también traen el agua y la tierra que permiten la vida y la energía que se almacena en esferas de múltiples usos. Unos seres míticos desaparecidos han dejado como única herencia unas extrañas espadas que surgen del aire. Algunos personajes empiezan a desarrollar capacidades que parecían existir solo en las leyendas. Los espíritus que flotan por todas partes, como expresión de emociones o ideas, empiezan a inquietarse. Las intrigas y guerras entre pequeños reinos parece que van a quedar en pasatiempos futiles al lado de un cataclismo que está a punto de llegar...

Inmersión total

La complicidad del universo que imagina Sanderson exige al lector una auténtica inmersión. «Es cierto, pero no me preocupa. Diría -reconoce- que es mi trabajo de construcción de un mundo más ambicioso. El camino de los reyes es el libro en el que los lectores han de confiar un poco en mí. Les digo a menudo: 'Le has de dar nueve o diez capítulos antes de que empieces a sentir que tus pies empiezan a tocar el suelo'. Concebí El camino de los reyes para que fuese extremadamente ambicioso, en todos los aspectos que hacen de él un verdadero desafío: no solo en la creación de un mundo sino también en el amplio abanico de personajes y la narración no lineal».

Sanderson se ha planteado este reto precisamente cuando muchos de sus colegas lo que intentan hacer es captar a nuevas audiencias, más allá del tradicional nicho del lector del género fantástico, enfatizando el realismo o el cinismo (Martin, Abercrombie), la ambición literaria (Rothfuss) o la militancia política (China Mieville). «La fantasía épica es mi primer amor, el género en el que realmente querría hacerme con un nombre. El camino de los reyes es mi carta de amor a la fantasía épica. Diría que está escrito para la gente que ama este género, o por lo menos que confía en mí como escritor. Creo que incluso quien no haya leído mucha fantasy o haya leído mis otros libros, en los que puede resultar más fácil entrar, podrán seguirlo. Aunque quizá no sea el libro adecuado para quien no haya sido lector del género fantástico».

La magia

La tendencia hacia realismo en la evolución reciente del género ha conducido a una utilización muy moderada de la magia. No es el caso de Sanderson: «En efecto, soy una excepción, aunque esta tendencia siempre ha estado presente en el género fantástico. Lo que sucede es que la popularidad de George R. R. Martin ha hecho que destaque este aspecto. Hay muchos libros clásicos a los que podemos clasificar como low magic, como gran parte de las obras de David Gemmell. Que Martin haya escrito esta low magic fantasy ha demostrado que es un género viable y que a mucha gente le gusta leerlo, y me hace feliz». Sin embargo, ese no es su camino: «Yo me sitúo en la tradición de la gran épica, alta magia en mundos imaginarios, fantasía clásica, retro, si quiere. Pero quiero creer que estoy innovando en el género y llevándolo hacia distintas direcciones. Soy una excepción, pero no la única. Hay cantidad de gente: Jim Butcher está haciendo high magic, Patrick Rothfuss también. Lo que es realmente bueno para el género es que se está escribiendo mucha y muy buena fantasía y en cantidad de distintos estilos».

Con lógica interna

En los libros de Brandon Sanderson, la magia ha de tener lógica interna. Hasta tal punto que ha establecido las que en el género ya se conocen como las tres leyes Sanderson de la magia (emulando las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov en la ciencia ficción). «No son reglas generales, son reglas que, cuando las sigo, hacen que mis historias sean más sólidas», matiza. Vendrían a decir, detalla, que «la magia debe tener lógica interna, que los personajes principales han de tener problemas con esa magia, han de tener limitaciones con sus poderes y han de ser cada vez más más inteligentes para usarlos, resistirlos y superar sus limitaciones».

Lectura hasta el 2030

Preguntar a George R. R. Martin cuando acabará su Canción de hielo y fuego se castiga con un resoplido. Este metódico mormón, en cambio, tiene marcado un calendario que lleva a que El camino de los reyes acabe nada menos que en el año 2030. ¿Lo cumplirá? «Mi intención es escribir un libro de la serie cada dos años. Veremos si mantengo el ritmo, pero es un objetivo muy razonable».

Para iniciados: ¿qué es el Cosmere?

El lector de Sanderson se puede quedar en la adictiva superficie de las novelas o ir más allá. Eso, como verán por sus explicaciones, es materia para verdaderos locos del género. «Mis libros de fantasía épica están todos conectados: quiero explicar una especie de épica oculta en ellos. No quiero que la gente se atasque en los detalles, así que no es necesario que los conozcas para disfrutar de los libros. Pero cuanto más lees, más conexiones descubres, ves personajes que saltan entre mundos y que algo más grande sucede entre bastidores. Esto pasará a primer plano, pero aún faltan unos años. De momento, son secretos que se puede disfrutar descubriéndolos».

Ese universo Sanderson, en el que se encuadrarán más de 30 novelas de diversas series, explica el novelista, es el Cosmere. Y así se podría resumir: «Hace mucho tiempo, hubo algo, Adonalsium; un dios, un poder o algún tipo de fuerza. Se rompió en un proceso que desconocemos y partes de ese poder fueron adoptadas por 16 individuos, que se convirtieron en semidioses y se instalaron en diferentes planetas. Algo los está matando y ciertos personajes de varios mundos lo están investigando. Hoid, una figura enigmática que aparece en casi todos mis libros, está involucrado en una forma que aún no se ha revelado».

Para una explicación más detallada pueden ser de ayuda la wiki coppermind.net (en inglés) y el glosario de Marina Vidal y Dídac de Prades en dondeterminaelinfinito.blogspot.com.es (en español).

0 Comentarios
cargando