INTRIGA

Asesinos inocentes Solo una buena idea

Asesinos inocentes Solo una buena idea
Se lee en minutos

QUIM CASAS

Noticias relacionadas

Cualquier buena idea puede irse al garete en cine. El punto de partida de Asesinos inocentes prometía muchísimo más: un profesor de Psicología culpabilizado por el accidente que ha dejado a su esposa teatrapléjica intenta que uno de sus alumnos le mate (con el fin de que la esposa cobre el seguro de viuda con el que costearse una carísima operación) a cambio de aprobarlo. Promete, sí, pero la cinta es una sucesión de momentos chirriantes y personajes mal construidos. A veces hasta parece una parodia de lo que está contando. QUIM CASAS.

Gonzalo Bendala

Temas

Cine