Ir a contenido

Najat el Hachmi, premio BBVA Sant Joan de novela

La escritora recibe el tercer galardón literario mejor dotado en catalán por su tercera novela, 'La filla estrangera', sobre el conflicto de identidades entre una madre y una hija

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Najat el Hachmi, en la plaza Major de Vic.

Najat el Hachmi, en la plaza Major de Vic. / ALBERT BERTRAN

El conflicto emocional entre una madre y su hija, que tras acabar sus estudios de secundaria en el instituto debe decidir qué hacer con su vida. Esa historia, la de La filla estrangera, es la base de la tercera novela de Najat el Hachmi (Nador, 1979), que esta tarde ha recibido el Premi BBVA Sant Joan de novela, el tercer galardón mejor dotado de la literatura en lengua catalana y que será publicado como en las anteriores 34 ediciones por Edicions 62. «El dilema de la novela es salir o no salir de la inmigración, que se acaba convirtiendo en un lugar», explica El Hachmi. El conflicto entre las primeras generaciones de inmigrantes y sus hijos criados en Catalunya ya fue el núcleo de su primera novela, el Premi Ramon Llull L’últim patriarca, aunque en esa ocasión desde el punto de vista de la relación padre autoritario-hija rebelde.


«Es la realidad que he vivido, el material narrativo que tengo y además quiero hablar de esta realidad, porque está invisibilizada, y es importante escribir de ella; de joven, las mujeres que yo conocía no las veía reflejadas en ningún sitio», explica la escritora, que considera que tiene además una «deuda» con la tradición oral de las mujeres del Rif, el modelo del que nació su vocación como narradora.

La novela es un monólogo desde el punto de vista de la hija, «que debe plantearse si ir a vivir a Barcelona, continuar estudiando ya que es una estudiante brillante a la que le dicen ‘puedes hacer lo que quieras’, o ponerse a trabajar y aceptar un matrimonio de conveniencia; hacer la vida que elige o quedarse más cerca de la madre», explica la escritora y columnista en EL PERIÓDICO. Podría pensarse que la autora de La filla estrangera (dejó Vic para estudiar Filología Árabe en la Universitat de Barcelona) vuelca su experiencia personal en un texto autobiográfico. Sostiene lo mismo que tras la publicación de su primera novela: «No es mi historia en concreto. La parte más autobiográfica es la parte emocional, pero en la narración hay elementos que son vividos y otros que proceden de experiencias que conozco, que he visto pero que no son mías».

En este caso, explica El Hachmi, «la mayoría de personajes son mujeres». La madre, la hija y las amigas de ambas, «tanto las que son marroquís como las que no lo son». Es una novela de mujeres, apunta, con una madre que recibe una «presión muy carácterística», la de demostrar que su hija, pese a haberse criado en un lugar extraño «sigue siendo una mujer como debe ser», y la hija que siente una cierta «compasión» que le hace difícil dejar a su madre en mal lugar si se comporta de una manera diferente a lo esperado.

Vic, el catalán y el amazigh

El lugar donde viven madre e hija, sin marido ni otros hermanos, no se menciona, pero se trata de una ciudad de la Catalunya interior «que cualquiera que conozca Vic la reconocerá», admite la escritora, que vivió en la capital de La Plana desde que llegó procedente de Marruecos. Tampoco menciona la autora cuál es la lengua de la madre y la «lengua de aquí» que habla la hija, aunque se traten del amazigh y el catalán. Las dificultades lingüísticas entre ambas «simbolizan el conflicto» de identidades que se establece entre ellas, «de la añoranza del origen» que va asociada a la experiencia de la maternidad y el alejamiento de la lengua materna que supone la integración en el país de acogida. No cita expresamente el catalán «porque cuando piensas en una lengua no le das nombre, y para no politizar la novela; el conflicto es personal, no ha de tener una lectura extralitetraria», advierte.

¿Qué ha pesado más en la autora, su experiencia como hija o como madre (tuvo un hijo a los 21 años y, hace tres años, una hija cuando había cumplido ya los 32)? «Empecé escribiendo pensando que se trataría de una novela sobre la maternidad y ha acabado con la hija como protagonista. La siguiente novela sí que la escribiré desde el punto de vista de madre», avanza. Aunque por supuesto su maternidad sí ha influido en el libro. Por un lado porque ha descubierto que ser madre de una hija «es una situación diferente, con una vinculación muy especial» y por el otro porque la crianza le ha impuesto una pausa de casi cuatro años entre este libro y el anterior, La caçadora de cossos. Esa, su segunda novela, con escenas sexuales bastante explícitas por otra parte, no tuvo ni de lejos el éxito de su debut literario. «Aún no sé cómo leer lo que sucedió. Quizá el lector espera de mí otra cosa».

La filla estrangera, cree, «es más serena» que L’últim patriarca, marcada «por el tema de la violencia». Y vuelve a haber, como en esa novela, «muchas referencias literarias, algunas más explícitas y otras menos». La Mercè Rodoreda de Aloma, Montserrat Roig, Maria Mercè Marçal... «Son lecturas que pueden haber hecho los alumnos de instituto», apunta El Hachmi.

El galardón

El Premi Sant Joan de novela fue convocado desde 1981 por Caixa Sabadell. Tras la absorción de Caixa Sabadell y su obra social por Catalunya Caixa y la posterior adquisición por parte del BBVA, la continuidad del galardón, rebautizado ahora como Premi BBVA Sant Joan, fue garantizada por los actuales convocantes, la Fundació Antigues Caixes Catalanes y BBVA CX. El acto de entrega del galardón en el edificio modernista de la Fundació Antiga Caixa Sabadell 1859 ha sido presidido por la presidenta del Parlament, Núria de Gispert y el representante del Grupo BBVA en Catalunya, Xavier Queralt. Al galardón, dotado con 35.000 euros, se han presentado en su 35ª edición 55 originales.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.