Ir a contenido

el supergrupo del 'rock català'

Un Canet Rock irrepetible

La Banda Impossible prepara en Salt la actuación que ofrecerá en julio

FERRAN COSCULLUELA / GIRONA

El supergrupo del rock català prepara en Salt la actuación que ofrecerá en julio en un Canet Rock irrepetible.

El supergrupo del rock català prepara en Salt la actuación que ofrecerá en julio en un Canet Rock irrepetible.
Vídeo en exclusiva de ensayo de La Banda Impossible.

/

La sala La Mirona de Salt, ese búnquer musical ubicado en un inhóspito polígono del Gironès, sintió este miércoles cómo le bailaban los cimientos. La Banda Impossible llevó a cabo su primer ensayo general, en una actuación roquera en petit comité cargada de energía y buen rollo. Un entusiamo y una adrenalina en los que participan Pemi Fortuny (Lax'n'Busto), Lluís Gavaldà (Els Pets), Natxo Tarrés (Gossos), Quim Mandado (Santgraït), Jofre Bardagí (Glaucs), Cris Juanico (Ja T'ho diré) y Gerard Quintana (Sopa de Cabra). Un dream team del rock catalán de los años noventa (y alguna década más), que actuarán juntos por primera vez el próximo 4 de julio en Canet Rock, ese Woodstock a la catalana que en los años 70 fue el viaje iniciático de una generación y que se volvió a recuperar en el 2014.

«Durante una hora y cuarto, La Banda Impossible interpretará las grandes canciones del rock català de los años 90, que no siempre coinciden con los temas que luego han tenido más popularidad», explicó Oriol Farré, músico de Gossos y uno de los principales responsables de esta amalgama de grupos. De momento, ya han trascendido algunas de las canciones del repertorio, como El vol de l'home ocell (Sangtraït), Bon dia (Els Pets), Camins (Sopa de Cabra), Si véns (Ja T'ho diré), Miami Beach (Lax'n'Busto), Corren y Quan et sentis de marbre (ambas de Gossos).

Unos himnos musicales que interpretarán en dúos, tríos y cuartetos «pero siempre con el máximo respeto a la versión y sonido originales, y siguiendo la opinión de sus autores», puntualizó Farré, que anunció una actuación con grandes sorpresas. El músico de Gossos reconoció que no ha sido fácil conseguir que estas bandas emblemáticas y sus principales voces pudieran actuar juntas, no tanto por el roce de egos, que aseguran que no lo hay («somos como una gran familia», afirman), sino por la dificultad de cuadrar agendas y rescatar a algunos de ellos de sus actuales proyectos personales y profesionales, como es el caso de Pemi Fortuny (Lax'n'Busto), que lleva nueve años fuera de los escenarios y que está embarcado en iniciativas de cooperación en África y Asia.

Historia compartida

Y si difícil ha sido reunirlos por primera vez, más complicado será conseguir que esta hazaña vuelva a repetirse en el futuro. «Sí, es verdad que hay un rum, rum en este sentido, pero no nos lo podemos plantear, porque todos estamos trabajando, por eso es La Banda casi-Impossible», insistió Farré. El viajero Pemi Fortuny, al igual que Gavaldà, reconoció que se habían sumado a la iniaciativa «porque todo el mundo se ha apuntado». «Ha sido una cosa muy espontánea, tal y como surgieron los grupos en aquella época», recordó.

Una experiencia única e irrepetible que no han querido perderse para rendir homenaje a las grandes canciones de una época y para recordar las muchas horas que pasaron juntos, compartiendo camerinos y escenarios, y, en el caso de Fortuny y Gavaldà, incluso pisos en Barcelona, además de muchas otras cosas «que no se pueden contar».