28 nov 2020

Ir a contenido

CRÍTICA

El resto es turismo

La novela de Miquel Bonet Pinyol 'El dia de l'escòrpora' es un festival lingüístico

VICENÇ PAGÈS JORDÀ

Un hábito que intento mantener es la lectura del primer párrafo de los libros que me caen en las manos. En el caso de la primera novela de Miquel Bonet Pinyol (Reus, 1977), el primer párrafo -preciso y lúdico, experimental y sensato- me subyugó tanto que ya no pude parar de leer.

El título de 'El dia de l'escòrpora' remite a la novela de fantasía apocalíptica 'El día de los trífidos' (1951), de John Wyndham, pero empieza con una cita de 'Jaws' (la película aquí conocida como 'Tiburón'). El libro narra la confluencia entre dos escorpinas, o cabrachos: la especie de pescado que un pueblo de la Costa Dorada decide que marcará sus jornadas gastronómicas (sencillamente porque es la única que quedaba libre) y un ejemplar gigante que se pirra por la carne humana. El libro explota la dinámica que surge entre la promoción turística y el pánico que experimentan los visitantes ante los ataques del pez gigante. Después vendrá el 'merchandising', los peluches (Scorpy) y el congreso, con intervenciones como 'Escòrpora i gènere' o 'L'escòrpora el 1714' .

 

La lengua de Miquel Bonet es tan rica como planos son sus personajes, que mueren uno tras otro sin que los decesos produzcan ninguna emoción sobre el narrador-personaje. La complejidad moral y psicológica de 'El dia de l'escòrpora' remite a los personajes de dibujos animados, o si lo prefieren a las películas de Tarantino o a los cuentos de Pere Calders. Nada que objetar: a mí lo que me interesa es el festival lingüístico, palabras que pocos escritores de hoy en día utilizan: 'carnús', 'mandanga', 'nyonya', 'semaler', 'sorge', 'titola', 'xapo'. Últimamente solo Sebastià Roig, con 'El cogombre sideral', había vinculado de forma verosímil humor extremo, lengua popular y fantasía delirante.

Las formas del libro armonizan con el despliegue lingüístico. Encontramos capítulos enciclopédicos, inserción de noticias, comentarios en línea, referencias a Espriu, 'remakes' del baño de Fraga en Palomares… Más que a 'Jaws', algunos capítulos remiten a las amplias licencias de 'Moby Dick'. Pero Miquel Bonet no tiene el deje bíblico de Melville, sino que se ríe de los peces de colores. También es posible leer 'El dia de l'escòrpora' como una aproximación a la principal fuente de ingresos del país: «Fugir, el que es diu fugir, és arrencar a córrer i no mirar enrere. La resta és turisme».

EL DIA DE L'ESCÒRPORA

Miquel Bonet Pinyol

Cossetània. 112 págs. 13,50 €