Ir a contenido

LOS ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA. LAS CRÍTICAS

'Hipócrates', avatares de un médico residente

QUIM CASAS

Tráiler de ’Hipócrates’ (2014).

Las relaciones entre doctores, residentes, enfermeras y pacientes de un hospital, así como los conflictos derivados de la distinta comprensión de la ética médica, constituyen el amplio abánico dramático de Hipócrates, un filme de aparente sencillez formal, bien construido y mejor interpretado, de los que en Francia se realizan muchos y que conviene retener.

Dos son los personajes que destacan, pese a un planteamiento que no deja de ser coral. Uno es el joven nuevo residente de un hospital parisino, Benjamin, también hijo de uno de los responsables del centro. El otro es un residente con más experiencia, de origen argelino, Abdel, con quien tiene un conflicto de intereses aunque en el fondo es de los pocos que le comprende.

Una mala elección en una consulta, y el subsiguiente fallecimiento de un paciente cirrótico y que vivía en la indigencia, abre la mesurada caja de los truenos. El corporativismo médico le protege, pero Benjamin sabe que ha obrado mal. Y entre ese sentimiento de culpa que se hace más tenso a medida que el relato avanza, el director Thomas Lilti nos ofrece un retrato sumamente creíble, realista y cercano del funcionamiento de un hospital, los entresijos de sus corredores, las relaciones de insatisfacción sentimental y laboral de algunos de sus trabajadores, los momentos de asueto durante las cenas y comidas del personal

Es uno de esos filmes que no levantan la voz ni plantean grandes temáticas, pero no dejan indiferentes tanto por lo que cuentan como por la manera tan honrada de contarlo.

Temas: Cine