El libro en catalán pinchó en Sant Jordi

Las primeras cifras fiables, de GfK, confirman que Espinosa fue el más vendido sumando castellano y catalán, seguido de Bosch, Dueñas, Ibáñez y Pérez-Reverte

La cuota de mercado del libro en catalán cayó al 44%, en lugar del optimista 53% que calcularon los libreros

Puesto de libros en Barcelona, en la ’diada’ de Sant Jordi del 2015.

Puesto de libros en Barcelona, en la ’diada’ de Sant Jordi del 2015. / JORDI COTRINA

3
Se lee en minutos

El pasado 27 de abril, el 'conseller' de Cultura, Ferran Mascarell, brindaba con los representantes del sector del libro en Catalunya por dos buenos datos recogidos el día de Sant Jordi: la facturación había crecido un 6% según el método de control de ventas del gremio de libreros, Librired, y el libro en catalán sumaba el 53% de las ventas. Dos semanas después de Sant Jordi llegan finalmente los datos de las empresas de medición de audiencia (este la alemana GfK, y mañana los de Nielsen) que son los considerados fiables por el sector. Y si bien la cifra de ventas facilitada hace unos días parece fiable, la satisfacción por el éxito del libro en catalán parece no tener bases tan firmes. Según GfK, las ventas crecieron en realidad un 7,8%, una cifra aún mejor de la anunciada, pero solo el 46,6% de los ejemplares vendidos durante la semana de Sant Jordi fueron libros en catalán, en lugar del 53,6% del que informaron los libreros catalanes. Y el libro en castellano sumó el 51,5% de los ejemplares vendidos, en lugar del 46,4%.

Pero no solo el libro en castellano superó al libro en catalán (51,5% a 46,4%, una diferencia que en facturación es aún mayor, de 54,9% a 43,2% en favor del castellano) sino que la posición del libro en catalán retrocedió respecto a los años anteriores, en gran parte, eso sí, a la menor potencia entre los lectores de las novedades de esta temporada y a la presencia de títulos potentes en castellano (aunque la mayor parte de ellos tenían doble versión en las dos lenguas).

Según los datos de GfK, en el 2014 catalán y castellano estaban prácticamente empatados (48,8% y 49%, respectivamente), pero mientras que en el Sant Jordi del 2015 los libros vendidos en castellano han sido el 13% más que en 2014, la cifra de ejemplares vendidos en catalán solo se ha incrementado en un 2,6%. La diferencia, de nuevo, es aún mayor si se contabiliza el incremento de facturación (+14,1% en castellano y +1,1% en catalán), quizá debido a que gran parte de las ventas en catalán correspondan al libro infantil, más barato.

El baile de listas de más vendidos confeccionadas por el Gremi de Llibreters de Catalunya en los días posteriores a Sant Jordi (tres en cinco días) deja quizá pocas ganas de volver al tema. Pero el sector del libro espera a conocer los datos de GfK y Nielsen por su mayor fiabilidad. El sistema Librired, creado por editores y libreros para controlar sus ventas con datos extraídos directamente de caja de 200 librerías, no ha conseguido que puntos tan importantes como El Corte Inglés o FNAC acepten integrarse en el sistema, y para dificultar aún más el grado de fiabilidad de sus datos, cadenas tan importantes como La Central y La Casa del Libro vuelcan sus datos a nivel español, por lo que tampoco aparecen sus ventas cuando se intentan averiguar cuáles han sido los resultados del mercado solo en Catalunya.

GfK, en cambio, recoge los datos de 300 puntos de venta y entre ellos sí están contabilizadas las grandes cadenas citadas. En comparación con los datos de GfK, lo lógico es que las cifras del Gremi de Llibreters, en las que se exagera la importancia de las pequeñas librerías, entre ellas las de comarcas, también sobrevalore el peso del libro en catalán e infravalore los resultados de los libros que tienen mayor éxito en las grandes superficies comerciales.

La lista de los libros más vendidos

Dos motivos que explican por qué la lista de los libros más vendidos en Sant Jordi difiera ligeramente de la elaborada con los datos del Gremi de Llibreters. Según los datos de GfK, y sumando las ventas de un mismo título tanto en catalán como en castellano, el 'top 10' de Sant Jordi quedaría así (sin grandes diferencias respecto al que elaboró este diario haciendo este mismo ejercicio con los datos en bruto de Libridata, salvo la mejoría de posiciones de Francisco Ibáñez y Arturo Pérez Reverte):

1. El mundo azul / El món blau, Albert Espinosa.

2. Algú com tu / Alguien como tú, Xavier Bosch

3. La Templanza / Destí, La Templanza, María Dueñas.

4. El tesorero / El tresorer, Francisco Ibáñez.

5. Hombres buenos, Arturo Pérez Reverte.

6. Un any i mig / Un año y medio, Sílvia Soler

7. También esto pasará / També això passarà, Milena Busquets.

8. Cremeu Barcelona! / ¡Quemad Barcelona!, Guillem Martí

Noticias relacionadas

9. Blitz, David Trueba.

10. Mariona, Pilar Rahola.