Ir a contenido

UN FORMATO ANTICRISIS

La voz desgarrada

El cantante Antonio Orozco clausura hoy el Suite Festival en el Liceu con el espectáculo 'Único' y todas las entradas vendidas

LUIS TROQUEL / BARCELONA

Se hizo famoso cantando 'Devuélveme la vida' y la súplica se cumplió con creces. Antonio Orozco empezó a gozar desde entonces de un éxito tan paulatino como pertinaz, que se ha visto mediáticamente amplificado por su papel de rutilante 'coach' en el programa 'La Voz'Cantautor pop de acento sureño y maneras vocales no precisamente acomodaticias, se hizo un lugar en el 'mainstream' con inusual rajo, cantando al límite. Siempre con la voz desgarrada.

Esta noche clausura la primera edición del Suite Festival en Liceu con todas las entradas agotadas desde hace ya días. Y lo hace con un espectáculo titulado 'Único'. «Es un sueño que llegue al Liceu, porque cuando ideé este espectáculo pensaba que haríamos como mucho 10 o 12 representaciones, y creo que llevamos más de 200», afirma Antonio Orozco. «Es algo nada convencional, distinto a todo; nunca sabemos bien que va a pasar». Y siempre en el filo de diferentes disciplinas artísticas. «Hay parte hablada, interacción con el teatro y con el vídeo, improvisación y por supuesto muchas canciones».

El formato de 'Único' nació en parte para afrontar la crisis. «Las cosas se complicaron mucho en este país, tanto por la crisis como por el IVA, no había manera de sostener las estructuras», asegura. «Los que nos dedicamos de alguna forma al entretenimiento seguimos pasando un momento dificilísimo, hay una falta de miramiento absoluto por parte del Gobierno y los políticos en general. Nos sentimos como aparte, con total desconcierto sobre nuestra situación».

'Único' no ha dejado de representarse, alternándose con giras tan exitosas como la última, en la que abarrotó tres veces el Sant Jordi Club. Con su todavía último disco 'Dos orillas', concebido al otro lado del charco. «Cuando empezó el lanzamiento de mi carrera internacional, me instalé en Estados Unidos dos años y medio, que fue lo que tardó en encarrilarse».

15 años de trayectoria

Hoy Antonio Orozco vuelve a vivir en Barcelona. «Definitivamente me siento como nunca estando en casa, mi hijo ya tiene ocho años y para mí ya el eje está aquí». Aunque siempre con la maletas hechas. «Viajo muy a menudo a países como México, Colombia o Argentina, y ahora estoy preparando también un espectáculo que en mayo llevaremos al Coliseo de San Juan de Puerto Rico». Y también con un pie en Madrid, ahora que vuelve a ser 'coach' en 'La Voz' junto a Malú, Laura Pausini y Alejandro Sanz. «El primer año me pilló completamente por sorpresa. Yo nunca había hecho televisión más que para cantar en tal o cual programa, y te das cuenta de que tu día a día cambia, porque tu nivel de popularidad es un disparate. Te reconocen en cualquier lado: el taxista, el panadero… Entonces me chocó una barbaridad todo lo de los paparazis, gente que quería saber cosas de mi vida de las que nunca se me habría ocurrido hablar… Pero este año lo llevo muy bien, con mucha calma».

Este año también, se cumplen 15 años de la publicación de su primer disco. «No cambiaría nada de ellos. Lo dejaría todo igual, con mis aciertos y con todos mis desaciertos». Y sin necesidad de echar la vista atrás. «En mi casa no tengo premios en las estanterías ni discos de oro colgados». Y no será porque no se los hayan dado. «Los reconocimientos tienen importancia en el momento en que los recibes, pero convivir con ellos no creo que sea saludable».

0 Comentarios
cargando